Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Envenenamiento por hierro

Por Gerald F. O’Malley, DO, Professor of Emergency Medicine, Sidney Kimmel School of Medicine, Thomas Jefferson University and Hospital ; Rika O’Malley, MD, Attending Physician, Department of Emergency Medicine, Einstein Medical Center

  • Los síntomas se desarrollan por etapas y comienzan con vómitos, diarrea y dolor abdominal.

  • La insuficiencia hepática puede desarrollarse días después.

  • El diagnóstico se establece en función de los antecedentes personales, los síntomas y la cantidad de hierro en la sangre.

  • Las personas intoxicadas con hierro necesitan ser hospitalizadas.

Normalmente se utilizan pastillas que contienen hierro para tratar ciertos tipos de anemia. El hierro también está incluido en muchos suplementos multivitamínicos. Es posible sufrir intoxicación por hierro en caso de sobredosis de estas pastillas, especialmente los niños pequeños. La sobredosis por hierro es común, ya que en muchos hogares suele haber varios suplementos multivitamínicos para adultos que lo contienen. Sin embargo, en las vitaminas masticables de los niños, que contienen hierro, la cantidad de este no es muy grande por lo que incluso un envase entero no proporcionaría suficiente hierro para causar una intoxicación grave. Sin embargo, la sobredosis por suplementos de hierro puro, sí puede causar una intoxicación grave por hierro. Las vitaminas prenatales contienen mucho hierro y pueden intoxicar a un niño pequeño.

La intoxicacion por hierro es una causa potencial de intoxicación mortal en niños de menos de 5 años. En primer lugar, aparece irritación en el estómago y el aparato digestivo, que a veces produce hemorragia. En unas horas el hierro intoxica las células, afectando sus reacciones químicas internas. El hígado puede resultar dañado en unos días. Semanas después de la recuperación, el estómago, el aparato digestivo y el hígado pueden presentar cicatrices a causa de la irritación anterior.

Síntomas

Una intoxicación grave por hierro suele causar síntomas a las 6 horas de la sobredosis. Los síntomas de intoxicación por hierro se manifiestan en cinco fases características:

  • Fase 1 (en las 6 horas que siguen a la sobredosis): los síntomas consisten en vómitos, vómitos con sangre, diarrea, dolor abdominal, irritabilidad y somnolencia. Si la intoxicación es muy grave, pueden desarrollarse respiración rápida, aceleración de la frecuencia cardíaca, coma, inconsciencia, convulsiones y disminución de la presión arterial.

  • Fase 2 (entre 6 y 48 horas después de la sobredosis): puede parecer que el estado de la persona mejora.

  • Fase 3 (entre 12 y 48 horas después de la sobredosis): la persona puede presentar presión arterial muy baja (choque o shock), fiebre, hemorragia, ictericia, fallo hepático, acidosis metabólica y convulsiones.

  • Fase 4 (de 2 a 5 días después de la sobredosis): el hígado falla, y la persona afectada puede morir de choque (shock), hemorragia y trastornos de la coagulación, así mismo, puede disminuir la concentración de azúcar en sangre. Puede aparecer confusión, lentitud de movimientos (letargo) o coma.

  • Fase 5 (de 2 a 5 semanas después de la sobredosis): el estómago o los intestinos pueden resultar obstruidos por el tejido cicatrizal. Las cicatrices en estos órganos pueden causar retortijones con dolor abdominal y vómitos. Más tarde puede desarrollarse tejido cicatrizal grave del hígado (cirrosis).

Diagnóstico

  • Concentraciones de hierro y otros análisis de sangre

  • A veces, radiografías

El diagnóstico de intoxicación por hierro se realiza en función del historial clínico de la persona, los síntomas, la presencia de acidosis metabólica (ácido en el torrente sanguíneo liberado por las células intoxicadas) y la cantidad de hierro en sangre. En caso de haber tomado muchas pastillas, a veces es posible verlas en las radiografías del estómago o del intestino.

Tratamiento

  • Lavado intestinal

  • Terapia con quelantes o de quelación (en casos graves)

Las personas con síntomas significativos o concentraciones elevadas de hierro en sangre requieren hospitalización. A pesar de los vómitos, puede quedar una gran cantidad de hierro en el estómago. Puede administrarse una solución especial de glicol de polietileno por vía oral o a través de una sonda gástrica para irrigar el contenido del estómago e intestino (irrigación de todo el intestino), aun cuando su efectividad no está muy clara. Si la intoxicación es grave se administra por vena (por vía intravenosa), la deferoxamina, un fármaco que se une con el hierro en la sangre (llamado terapia de quelación), permitiendo que pase a la orina.

Más información