Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Mordeduras de animales

Por Robert A. Barish, MD, MBA, Louisiana State University Health Sciences Center at Shreveport ; Thomas Arnold, MD, Department of Emergency Medicine, LSU Health Sciences Center Shreveport

  • La mayoría de las mordeduras de animales son causadas por perros y gatos.

  • Las heridas se deben limpiar y curar lo más pronto posible.

Aunque todo animal puede morder, los perros y, en menor escala, los gatos son responsables de la mayoría de las mordeduras. Debido a su popularidad como animales de compañía, los perros son los que ocasionan la mayor parte de las mordeduras, para proteger a sus dueños y su territorio. Cada año se producen muertes por mordeduras de perros. Los gatos no muerden por defender su territorio, lo hacen principalmente cuando los humanos los reprimen o intentan intervenir en una pelea entre ellos. Es raro que animales domésticos como caballos, vacas y cerdos muerdan, pero su tamaño y fuerza son tales que pueden causar heridas graves. Las mordeduras de animales salvajes son infrecuentes.

Las mordeduras de perro suelen tener un aspecto desgarrado y lacerado. Las mordeduras de gato consisten en heridas profundas, punzantes y que con frecuencia se infectan. Las mordeduras infectadas resultan dolorosas, se inflaman y se enrojecen.

La rabia puede ser transmitida por animales infectados por ese microorganismo (murciélagos, mapaches, zorros y mofetas en su mayoría). La rabia es poco frecuente en los animales de compañía en Estados Unidos como consecuencia de la vacunación, pero en los países en desarrollo, donde es más improbable que los animales sean vacunados, las mordeduras de los animales de compañía pueden transmitir la rabia. Las ardillas, los hámsters y los roedores raramente transmiten la rabia.

¿Sabías que...?

  • La rabia no suele ser un problema con las mordeduras de ardillas, hámsters ni roedores.

Tratamiento

  • Limpieza de las heridas

  • A veces antibióticos

Después de recibir el tratamiento habitual de primeros auxilios, las víctimas de mordeduras de animales deben acudir al médico de inmediato. En la medida de lo posible, el dueño del animal agresor debe encerrarlo. Si el animal está suelto, la persona mordida no debe intentar capturarlo. Debe darse información del hecho a la policía para que las autoridades competentes observen al animal para detectar signos de rabia.

El médico limpia la mordedura con una irrigación estéril de solución de agua con sal (salina) y con agua y jabón. En ocasiones se recorta el tejido del borde de la herida por mordedura, en particular si el tejido está magullado o desgarrado.

Las heridas por mordedura en la cara se cierran quirúrgicamente (sutura). Sin embargo, las heridas de poca importancia, las heridas punzantes y las heridas por mordedura en las manos a menudo no se suturan.

Con frecuencia se administran antibióticos para evitar infecciones. En caso de mordeduras infectadas, a veces es preciso realizar un drenaje quirúrgico, antibióticos por vía intravenosa o ambas cosas.

Recursos en este artículo