Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Golpe de calor

Por James P. Knochel, MD, Clinical Professor of Internal Medicine;Past Chairman, Department of Internal Medicine, University of Texas, Southwestern Medical Center at Dallas;Presbyterian Hospital of Dallas

El golpe de calor es una situación potencialmente mortal que provoca una temperatura corporal muy elevada y un fallo múltiples sistemas de órganos.

  • El golpe de calor puede aparecer después de horas de esfuerzo en deportistas jóvenes, o en personas de edad avanzada que pasan muchos días de calor en habitaciones sin aire acondicionado.

  • La temperatura corporal es superior a 40 °C, y aparecen alteraciones cerebrales.

  • Se debe enfriar a la persona inmediatamente.

El golpe de calor es la forma más grave de enfermedad inducida por el calor. Las personas con este trastorno están más enfermas que las personas con otros trastornos producidos por calor. Las siguientes características diferencian al golpe de calor de otros trastornos debidos al calor:

  • La temperatura corporal suele pasar de 40 °C.

  • Aparecen síntomas de alteración cerebral.

El golpe de calor puede producirse cuando una persona está haciendo ejercicio bajo un calor extremo o cuando permanece en un ambiente caluroso y cerrado. Por ejemplo, el golpe de calor puede afectar a deportistas jóvenes y sanos, particularmente a los que no están aclimatados, con solo unas horas de esfuerzo intenso en un ambiente caluroso y húmedo. El golpe de calor también puede aparecer por soportar varios días de calor cuando las personas mayores y sedentarias permanecen en habitaciones mal ventiladas y sin aire acondicionado. Las personas mayores, la personas con ciertos trastornos de salud (como las que tienen problemas de corazón, pulmón, riñón o hígado) y los niños pequeños son los más vulnerables al golpe de calor.

El golpe de calor se produce cuando el cuerpo no puede perder calor con suficiente rapidez en situaciones de calor extremo. Dado que el organismo no puede refrigerarse, la temperatura corporal continúa aumentando con rapidez hasta niveles peligrosamente elevados. Los trastornos que interfieren con la pérdida de calor, incluyendo ciertas enfermedades de la piel y algunos fármacos que disminuyen la sudoración, aumentan el riesgo.

El golpe de calor puede lesionar de forma temporal o permanente los órganos vitales como, por ejemplo, el corazón, los pulmones, los riñones, el hígado y el cerebro. Cuanto más alta sea la temperatura, especialmente si supera los 41 ºC, mayor será la rapidez en la aparición de los síntomas. En casos graves puede incluso sobrevenir la muerte.

Síntomas

Los síntomas de alarma son: vértigo, aturdimiento, debilidad, fatiga, cefalea, visión borrosa, dolores musculares, náuseas y vómitos (que también son síntomas de agotamiento por calor). La persona no percibe que su temperatura corporal es muy elevada.

Durante una golpe de calor, la piel está caliente, enrojece y se seca. Puede que no haya sudor a pesar del calor. Debido a la alteración cerebral, la persona puede manifestar confusión y desorientación, y puede tener convulsiones o caer en estado de coma. La frecuencia cardíaca y la respiratoria aumentan. El pulso está generalmente acelerado. La presión arterial puede ser alta o baja. La temperatura corporal suele sobrepasar los 40 °C y puede ser tan alta que supere las marcas de un termómetro corriente.

Diagnóstico

El diagnóstico es, por lo general, evidente. La persona tiene fiebre alta, síntomas de lesión cerebral y evidencias de exposición a altas temperaturas y humedad. Si el diagnóstico no está claro, se realizan pruebas para detectar otros trastornos que causan síntomas similares tales como infecciones, accidente cerebrovascular e hiperactividad de la glándula tiroidea (hipertiroidismo).

Tratamiento

El cuerpo debe enfriarse de inmediato y llamar a una ambulancia. Mientras se espera el transporte al hospital, debe envolverse a la persona en sábanas o ropa fría y húmeda, o bien sumergirla en un lago, una corriente de agua o en una bañera con agua fría, o bien enfriarla introduciéndola en agua fría como el hielo. También es muy eficaz humedecer el cuerpo con agua y ponerlo ante una corriente de aire de un ventilador. El uso de fármacos (ácido acetilsalicílico o paracetamol [acetaminofeno]) para tratar una fiebre infecciosa es inútil y debe evitarse.

¿Sabías que...?

  • Beber grandes cantidades de agua del grifo durante el esfuerzo físico puede diluir peligrosamente el sodio de la sangre.

En el hospital, el cuerpo se enfría habitualmente de forma rápida quitando la ropa y cubriendo la piel expuesta con agua y a veces con hielo. Para acelerar la evaporación y el enfriamiento corporal puede utilizarse un ventilador. Es preciso medir la temperatura corporal con frecuencia, a menudo constantemente. Se pueden administrar líquidos fríos por vía intravenosa. Para evitar un enfriamiento excesivo, se deben suspender las medidas cuando la temperatura corporal se haya reducido a unos 39 °C.

Las convulsiones o el coma y las alteraciones de otros órganos pueden también requerir tratamiento. Donde mejor se trata un golpe de calor es en la unidad de cuidados intensivos de un hospital.

Pronóstico

El riesgo de muerte por golpe de calor aumenta en función de los siguientes factores:

  • La edad de los adultos

  • La edad de los niños

  • La gravedad de cualquier trastorno existente (de corazón, pulmón, riñón o hígado)

  • Cuán alta es la temperatura corporal más extrema

  • Cuánto tiempo permanece esta temperatura corporal

En alrededor del 20% de las personas que sobreviven, el cerebro puede no recuperar su función totalmente, dejando a la persona con cambios de personalidad, torpeza o mala coordinación. En algunas personas, los riñones no se recuperan totalmente. Tras la recuperación, la temperatura corporal puede fluctuar de forma anormal durante semanas.

Recursos en este artículo