Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita en lenguaje cotidiano.

Lesión de la aorta

Por Thomas G. Weiser, MD, MPH, Department of Surgery, Section of Trauma & Critical Care, Stanford University School of Medicine

La aorta, la principal arteria del cuerpo, puede sufrir una rotura parcial o total tras un traumatismo torácico importante.

  • Se produce un dolor intenso en el tórax y, a menudo debilidad del pulso, ronquera o shock.

  • Con frecuencia se realizan radiografías de tórax y otras pruebas de imagen, como una angiografía por tomografía computarizada (angio-TC), una ecografía o una aortografía.

  • Una rotura traumática de la aorta es una emergencia.

  • Después de controlar la presión arterial y la frecuencia cardíaca, se realiza cirugía para intentar reparar la lesión.

El corazón bombea la sangre a todo el cuerpo a través de la aorta. Así pues, un desgarro (rotura) de la aorta es una urgencia potencialmente mortal. Las personas con un desgarro grande suelen morir antes de llegar al hospital.

Se produce una rotura de la aorta comúnmente en accidentes de tráfico de alta velocidad o tras una caída desde gran altura. A menudo también existen fracturas costales y otras lesiones graves.

Síntomas

Suele existir dolor severo en el tórax debido al traumatismo torácico. Algunos sujetos presentan voz ronca o pulsos débiles, sobre todo en las piernas o los pies. Los pies y las manos pueden estar fríos, sudorosos y azules. El paciente puede tener síntomas de shock, como presión arterial baja, dificultad para respirar y confusión.

Diagnóstico

  • Pruebas de diagnóstico por la imagen

Es necesaria una radiografía de tórax en cualquier sujeto que haya sufrido un traumatismo torácico. Sin embargo, una rotura de aorta no puede ser vista en una radiografía de tórax, y si se pasa por alto esta lesión puede tener consecuencias graves. Por lo tanto, a menudo se realizan otras pruebas de diagnóstico por la imagen, como la angiografía por tomografía computarizada (angio-TC), la ecocardiografía, la ecografía o la aortografía (angiografía de la aorta, ver Tipos frecuentes de angiografía), cuando las lesiones torácicas graves están causadas por un accidente de tráfico de alta velocidad o una caída desde gran altura.

Tratamiento

  • Control de la frecuencia cardíaca y la presión arterial

  • Tratamiento quirúrgico para reparar la aorta o colocar una malla de alambre

La prioridad fundamental es controlar la frecuencia cardíaca y la presión arterial. Si la presión arterial y la frecuencia cardíaca son altas, un pequeño desgarro de la pared de la aorta puede agravarse ocasionando una rotura. Fármacos como los betabloqueantes, pueden ayudar a controlar tanto la tensión como la frecuencia cardíaca. Otras medidas útiles pueden incluir administrar analgésicos para el dolor, tranquilizar al paciente y evitar procedimientos que puedan causar náuseas o vómitos.

Después de haber estabilizado la frecuencia cardíaca y la presión arterial, se realiza una intervención quirúrgica para reparar el desgarro. A veces los médicos colocan un tubo de malla (stent) en la aorta para cubrir la rotura.