Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Intoxicación alimentaria por Clostridium perfringens

Por Joseph R. Lentino, MD, PhD, Professor of Medicine;Chief, Infectious Diseases, Loyola University Stritch School of Medicine;Hines VA Hospital

Información:
para pacientes

La intoxicación alimentaria por Clostridium perfringens es una gastroenteritis aguda causada por la ingestión de alimentos contaminados.

El C. perfringens está ampliamente distribuido en las heces, la tierra, el aire y el agua. La carne contaminada produjo numerosos brotes. Como las esporas de C. perfringens a veces sobreviven a la cocción, pueden germinar y producir la toxina cuando la carne cocida contaminada con C. perfringens se deja a temperatura ambiente o incluso hasta 60° C (140° F, como en una mesa de calentamiento) durante un período. Los brotes se producen en establecimientos comerciales y rara vez se inician en hogares. Una vez dentro del tubo digestivo, el C. perfringens produce una enterotoxina que actúa en el intestino delgado. Sólo el C. perfringenstipo A se relacionó con certeza con este síndrome de intoxicación alimentaria. La enterotoxina producida es sensible al calor (> 75°C).

La gastroenteritis leve es la más frecuente, con inicio de los síntomas entre 6 y 24 horas después de la ingestión de alimentos contaminados. Los síntomas más frecuentes son diarrea acuosa y cólicos abdominales. Los vómitos son inusuales. Los síntomas desaparecen típicamente en 24 horas y rara vez se producen casos graves o fatales.

El diagnóstico se basa en la evidencia epidemiológica y en el aislamiento de gran cantidad de microorganismos en alimentos contaminados o en heces de personas afectadas, y también en la identificación directa de la enterotoxina en muestras de heces.

Para prevenir la enfermedad, las personas deben refrigerar de inmediato la carne cocinada que queda de una comida y volver a calentarla durante bastante tiempo (hasta alcanzar una temperatura interna de 75°C) antes de consumirla.

El tratamiento es de apoyo (ver Reseña sobre gastroenteritis : Tratamiento) y no se administran antibióticos.