Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Infecciones por Kingella

Por Larry M. Bush, MD, Affiliated Associate Professor of Medicine;Affiliated Professor of Biomedical Sciences, University of Miami-Miller School of Medicine;Charles E. Schmidt College of Medicine, Florida Atlantic University ; Maria T. Perez, MD, Associate Pathologist, Department of Pathology and Laboratory Medicine, Wellington Regional Medical Center, West Palm Beach

Información:
para pacientes

1 iOS Android

Los microorganismos del género Kingella colonizan el tracto respiratorio del ser humano. Causan infecciones óseas, endocarditis y bacteriemia y, en raras ocasiones, neumonía, epiglotitis, meningitis, abscesos e infecciones oculares.

Los microorganismos Kingella, que pertenecen a la familia Neisseriaceae, son cocobacilos gramnegativos cortos, no móviles, que se agrupan en pares o en cadenas cortas. Tienen crecimiento lento y son exigentes. Se recuperan Kingella de muestras de las vías respiratorias y son una causa rara de infecciones en el ser humano.

Entre las especies de Kingella, el patógeno más frecuente para el ser humano es la K. kingae; este microorganismo suele colonizar las mucosas del tracto respiratorio. Los niños de 6 meses a 4 años tienen las tasas más altas de colonización y de cuadros invasivos causados por esta especie y por otros patógenos respiratorios como la Moraxella catarrhalis y el Streptococcus pneumoniae. La infección tiene una distribución estacional, con una mayor incidencia en el otoño y el invierno.

Enfermedades causadas por Kingella

Las manifestaciones más comunes de enfermedad por K. kingae son

  • Infecciones óseas

  • Endocarditis

  • Bacteriemia

Otras manifestaciones menos frecuentes son neumonía, epiglotitis, meningitis, abscesos e infecciones oculares.

La infección ósea más común es la artritis séptica, que afecta con más frecuencia a las articulaciones grandes que soportan peso, especialmente la rodilla y el tobillo. La osteomielitis suele afectar a huesos de las extremidades inferiores. La aparición del cuadro es insidiosa, y el diagnóstico suele demorarse. Puede producirse la invasión hematógena de los discos intervertebrales, con mayor frecuencia en los espacios intervertebrales lumbares.

Se han informado casos de endocarditis por Kingella en todos los grupos etarios. La endocarditis puede afectar válvulas nativas o prótesis valvulares. La Kingella es un componente del llamado grupo HACEK (Haemophilus aphrophilus y H. parainfluenzae, Aggregatibacter, Cardiobacterium, Eikenella, Kingella—ver Infecciones por HACEK), que incluye bacterias gramnegativas muy exigentes capaces de producir endocarditis.

El diagnóstico requiere el aislamiento en el laboratorio del microorganismo, en muestras de líquidos o tejidos que se consideran infectados.

Tratamiento

  • Una penicilina o una cefalosporina

En general, los microorganismos del género Kingella son sensibles a varias penicilinas y cefalosporinas. Sin embargo, se necesitan las pruebas de sensibilidad para seleccionar la terapia. Otros fármacos útiles son los aminoglucósidos, trimetoprim/sulfametoxazol, tetraciclinas, eritromicina y fluoroquinolonas.