Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Clonorquiasis

(Infección hepática oriental o china por duelas)

Por Richard D. Pearson, MD, Professor of Medicine and Pathology, Associate Dean for Student Affairs, University of Virginia School of Medicine

Información:
para pacientes

La clonorquiasis es una infección por la duela hepática Clonorchis sinensis. La infección se contagia a través de la ingestión de pescado de agua dulce poco cocinado. Sus síntomas incluyen fiebre, escalofríos, dolor epigástrico, hepatomegalia dolorosa, diarrea e ictericia leve. El diagnóstico se basa en la identificación de los huevos en las heces o los contenidos duodenales. El tratamiento consiste en pracicuantel o albendazol.

El Clonorchis es endémico en el Lejano Oriente, en especial en Corea, Japón, Taiwan y el sur de China, y la infección puede detectarse en cualquier región donde inmigrantes e individuos en general consuman pescado importado de áreas endémicas.

Fisiopatología

Las formas adultas de C. sinensis viven en los conductos biliares. Los huevos se eliminan a través de las heces y son ingeridos por caracoles. Las cercarias (larvas que nadan libremente) liberadas por los caracoles infectados se introducen e infectan varios peces de agua dulce. Los seres humanos se infectan al comer pescado crudo, poco cocido, desecado, salado o en escabeche que contenga metacercarias enquistadas (en estado de reposo o en vías de maduración). Las metacercarias se liberan en el duodeno, ingresan en el conducto colédoco a través de la ampolla de Vater y migran a los conductos intrahepáticos más pequeños (o, en ocasiones, a la vesícula biliar y los conductos pancreáticos), donde maduran y se transforman en adultos en alrededor de 1 mes. Las formas adultas pueden vivir 20 años y crecen hasta alcanzar alrededor de 10 a 25 mm por 3 a 5 mm.

Signos y síntomas

Las infecciones leves suelen ser asintomáticas. En la fase aguda, las infecciones más graves pueden producir fiebre, escalofríos, dolor epigástrico, hepatomegalia dolorosa, ictericia leve y eosinofilia. Más adelante, puede aparecer diarrea. La colangitis crónica asociada con las infecciones graves puede progresar a atrofia del parénquima hepático, fibrosis portal y cirrosis. Si una masa de duelas obstruye las vías biliares, puede aparecer ictericia. Otras complicaciones incluyen colangitis supurada, colelitiasis y, más adelante, un colangiocarcinoma.

Diagnóstico

  • Examen microscópico de las heces

El diagnóstico se basa en el hallazgo de huevos en las heces o los contenidos duodenales. Los huevos son difíciles de distinguir de los de Opisthorchis. En ocasiones, el diagnóstico se realiza a través de la identificación de duelas adultas en piezas de biopsia quirúrgica o en una colangiografía transhepática percutánea.

Otras pruebas no permiten arribar al diagnóstico pero pueden ser anormales, como la fosfatasa alcalina, la bilirrubina y el recuento de eosinófilos, que pueden estar aumentados. A veces, la radiografía de abdomen muestra una calcificación intrahepática. La ecografía hepática, la TC, la RM, la CPRE o la colangiografía pueden revelar irregularidades y cicatrices.

Tratamiento

  • Pracicuantel o albendazol

El tratamiento se realiza con 25 mg/kg de pracicuantel por vía oral 3 veces al día durante 2 días o con 10 mg/kg de albendazol por vía oral 1 vez al día durante 7 días. La obstrucción biliar puede requerir cirugía. Los pescados de agua dulce procedentes de áreas endémicas deben cocinarse muy bien y no deben consumirse crudos, en escabeche ni embebidos en vino.

Recursos en este artículo