Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Vacuna contra la Varicela

Por William D. Surkis, MD, Clinical Associate Professor of Medicine;Director, Internal Medicine Residency Program, Jefferson Medical College;Lankenau Medical Center ; Jerome Santoro, MD, Clinical Professor of Medicine;Chief, Department of Medicine, Jefferson Medical College;Lankenau Medical Center

Información:
para pacientes

Para obtener más información, véase Varicella ACIP Vaccine Recommendations.

Preparaciones

La vacuna contiene una cepa silvestre atenuada de varicela y trazas de gelatina y neomicina. Se encuentra disponible como una vacuna de un solo antígeno, o en combinación con la MMR (MMRV).

Indicaciones

La vacuna contra la varicela es una vacuna infantil de rutina (ver Cronograma de vacunación recomendado para los 0-6 años de edad).

La vacuna contra la varicela de antígeno único se recomienda para

  • Todas las personas ≥ 13 años que no tienen evidencia de inmunidad a la varicela

La evidencia de inmunidad consta de uno de los siguientes:

  • Documentación de 2 dosis de la vacuna contra la varicela con una diferencia de ≥ 4 semanas

  • Antecedentes de varicela o herpes zóster verificados por un médico

  • Confirmación por laboratorio de niveles protectores de anticuerpos contra la varicela

  • Nacimiento en los EE.UU. antes de 1980, a excepción de los trabajadores de salud, mujeres embarazadas y personas con cuadros de inmunodepresión

La vacuna se recomienda especialmente para las personas que no tienen evidencia de inmunidad y son susceptibles de estar expuestos o transmitir la varicela, incluyendo las siguientes:

  • Trabajadores de la salud

  • Contactos familiares de personas inmunocomprometidas

  • Personas que viven o trabajan en lugares donde la exposición o la transmisión es probable (p. ej., profesores, estudiantes, cuidadores de niños, residentes y empleados de instituciones, internos y empleados de las instituciones penitenciarias, personal militar)

  • Mujeres en edad fértil que no están embarazadas

  • Adolescentes y adultos que viven en hogares con niños

  • Viajeros internacionales

La vacunación posexposición con la vacuna para la varicela de un solo antígeno solo se recomienda para los niños sin evidencias de inmunidad, y debe ofrecerse a los adultos sin evidencia de inmunidad. La vacuna es eficaz para prevenir o mejorar el cuadro si se administra dentro de los 3 días, y posiblemente hasta los 5 días, después de la exposición. La vacuna debe administrarse lo antes posible. Si la exposición a la varicela no causa infección, la vacunación posterior a la exposición debería inducir protección frente a exposiciones subsecuentes, incluso si se la administra > 5 días después.

Se recomienda la inmunoglobulina para varicela-zóster (ver Inmunoglobulinas y antitoxinas* disponibles en los Estados Unidos) para la profilaxis posterior a la exposición en personas que no tienen evidencia de inmunidad, están en mayor riesgo de varicela grave, y/o tienen contraindicaciones para la vacuna contra la varicela. Estas personas son:

  • Personas inmunocomprometidas, sin evidencia de inmunidad

  • Mujeres embarazadas sin evidencia de inmunidad

  • Recién nacidos cuyas madres desarrollaron varicela desde los 5 días anteriores hasta los 2 posteriores al parto

  • Bebés prematuros hospitalizados que nacieron con ≥ 28 semanas de edad gestacional y cuyas madres no tienen evidencia de inmunidad a la varicela

  • Bebés prematuros hospitalizados que nacieron con < 28 semanas de edad gestacional o que pesan ≤ 1.000 g al nacer, independientemente de la evidencia de inmunidad a la varicela de su madre

Contraindicaciones y precauciones

Las contraindicaciones son las siguientes:

  • Una reacción alérgica grave (p. ej., anafilaxia) después de una dosis previa de la vacuna o de un componente de la vacuna

  • Inmunodeficiencia grave conocida primaria o adquirida (p. ej., debido a leucemia, linfomas, tumores sólidos, tumores que afectan la médula ósea o el sistema linfático, sida, infección grave por HIV, tratamiento con quimioterapia o administración de inmunosupresores a largo plazo)

  • A menos que se sepa que son inmunocompetentes, familiares en primer grado de personas con inmunodeficiencias congénitas hereditarias

  • Embarazo confirmado o sospechado

La vacuna contra varicela de antígeno simple puede administrarse a niños de 1 a 8 años con infección por HIV si su porcentaje de CD4 es ≥ 15%; puede darse a los > 8 años cuando su recuento de CD4 es ≥ 200 μL.

Las precauciones incluyen

  • Enfermedad aguda moderada o grave con o sin fiebre (la vacunación se pospone hasta que la enfermedad se resuelva)

  • Tratamiento reciente (en los 11 meses anteriores) con hemoderivados que contengan anticuerpos (el tiempo específico depende de cada producto)

  • Uso de fármacos antivirales específicos: aciclovir, famciclovir, valaciclovir (de ser posible, su administración se interrumpe 24 horas antes de la vacunación, y no se reinicia en los 14 días posteriores)

La lactancia no es una contraindicación para la vacunación. Las mujeres que están amamantando y no tienen evidencia de inmunidad pueden ser vacunadas después del parto, y continuar la lactancia.

Dosis y administración

La dosis es de 0,5 mL subcutáneos, en 2 dosis: entre los 12 y 15 meses y a los 4 a 6 años. Si se ha administrado una sola dosis a niños, adolescentes y adultos, se recomienda una dosis adicional. El intervalo mínimo recomendado entre la primera dosis y la segunda es de 3 meses para niños ≤ 12 años y de 4 semanas para las personas de ≥ 13 años; la segunda dosis se puede administrar en cualquier momento que supere ese intervalo mínimo.

Si un adulto cree que no ha padecido varicela o tiene probabilidades de haber estado expuesto o de transmitirla, deben medirse las concentraciones de anticuerpos protectores para controlar la evidencia de inmunidad y por ende determinar si hay necesidad de vacunación.

No deben administrase inmunoglobulinas, y en especial inmunoglobulinas para varicela-zóster, en los 5 meses previos o los 2 meses posteriores a la vacunación, ya que pueden impedir el desarrollo de anticuerpos protectores.

Los niños con HIV que pueden vacunarse reciben 2 dosis de vacuna de varicela de antígeno simple, con 3 meses de diferencia. Dado que la inmunidad celular alterada aumenta el riesgo de complicaciones después de la vacunación con una vacuna viva, se debe recomendar a estos niños que regresen para una evaluación si desarrollan una erupción semejante a la de la varicela después de la vacunación.

Está indicada la evaluación prenatal de las mujeres en busca de evidencia de inmunidad contra la varicela. El hecho de haber nacido antes de 1980 no se considera evidencia de inmunidad para las embarazadas. Después de la terminación o la interrupción del embarazo, las mujeres que no tienen evidencia de inmunidad deben recibir la primera dosis de la vacuna antes del alta y la segunda dosis de 4 a 8 semanas más tarde, por lo general en la consulta posparto. Se debe recomendar a las mujeres evitar el embarazo durante 1 mes después de cada dosis.

Efectos adversos

La mayoría de los efectos adversos son mínimos e incluyen dolor transitorio, hipersensibilidad a la palpación y eritema en el sitio de la inyección. En ocasiones, dentro del primer mes después de la vacunación, se desarrolla una erupción maculopapulosa o similar a la de la varicela en el 1 a 3% de las personas vacunadas. Las personas vacunadas que desarrollan esta erupción deben evitar de inmediato el contacto con personas inmunocomprometidas, hasta su resolución. La transmisión del virus de un receptor de la vacuna a una persona susceptible es infrecuente, pero puede producir cuadros graves, entre ellos neumonía, hepatitis, erupción grave y herpes zóster con meningitis. Sin embargo, tales problemas raramente desarrollan.

Dado que puede producirse un síndrome de Reye, los vacunados menores de 16 años deben evitar el uso de salicilatos durante 6 semanas posteriores a la vacunación.