Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Vacuna contra Sarampión, Parotiditis y Rubéola

Por William D. Surkis, MD, Clinical Associate Professor of Medicine;Director, Internal Medicine Residency Program, Jefferson Medical College;Lankenau Medical Center ; Jerome Santoro, MD, Clinical Professor of Medicine;Chief, Department of Medicine, Jefferson Medical College;Lankenau Medical Center

Información:
para pacientes

Para obtener más información, véase MMR ACIP Vaccine Recommendations (Measles, Mumps and Rubella).

Preparaciones

La vacuna contra sarampión, parotiditis y rubéola (MMR) contiene virus vivos atenuados de sarampión y parotiditis, preparados en cultivos celulares de embriones de pollo. También contiene virus vivos atenuados de rubéola, preparados en fibroblastos diploides de pulmón humano.

La vacuna MMR y la vacuna contra la varicela se encuentran disponibles en una vacuna combinada (MMRV).

Indicaciones

La vacuna MMR es una vacunación infantil de rutina (ver Cronograma de vacunación recomendado para los 0-6 años de edad).

Todos los adultos que nacieron en 1957 o después deben recibir 1 dosis de la vacuna a menos que tengan alguno de los siguientes:

  • Documentación de la vacunación con una o más dosis de MMR

  • Pruebas de laboratorio que indiquen inmunidad a las 3 enfermedades

  • Una contraindicación para la vacuna

El diagnóstico de la enfermedad documentado por un médico no se considera prueba aceptable de inmunidad contra el sarampión, la parotiditis o la rubéola.

Se recomienda una segunda dosis de la vacuna MMR para los adultos con probabilidades de exposición:

  • Estudiantes universitarios o de otras instituciones educativas terciarias

  • Trabajadores de la salud

  • Viajeros internacionales

Debido a que la rubéola durante el embarazo puede tener consecuencias nefastas para el feto (p. ej., aborto espontáneo, múltiples defectos de nacimiento), todas las mujeres en edad fértil, sin importar el año de su nacimiento, deben someterse a las pruebas de inmunidad contra la rubéola. Si no hay evidencia de inmunidad, las mujeres que no están embarazadas deben vacunarse. Las mujeres embarazadas que no tienen evidencia de inmunidad deben ser vacunadas cuando se complete el embarazo, antes de ser dadas de alta del centro de atención médica.

Las personas que fueron vacunadas con la vacuna contra el sarampión inactivado (muerto) o con vacuna contra el sarampión de tipo desconocido entre 1963 y 1967 deben ser revacunadas con 2 dosis de la vacuna triple viral.

A las personas que fueron vacunadas antes de 1979 con la vacuna contra parotiditis a virus muertos o con una vacuna de tipo desconocido y que tienen alto riesgo de exposición a parotiditis se les debe ofrecer la revacunación con 2 dosis de MMR.

Cotraindicaciones y precauciones

Las contraindicaciones son las siguientes:

  • Una reacción alérgica grave (p. ej., anafilaxia) después de una dosis previa o a un componente de la vacuna, incluyendo la neomicina

  • Inmunodeficiencia grave conocida primaria o adquirida (p. ej., debida a leucemia, linfomas, tumores sólidos, tumores que afectan la médula ósea o el sistema linfático, sida, infección grave por HIV, tratamiento con quimioterapia, o administración a largo plazo de inmunosurpesores)

  • Embarazo (la vacunación se pospone hasta que se complete el embarazo)

La infección por HIV sólo contraindica la administración de la vacuna en presencia de inmunocompromiso grave (categoría inmunológica 3 de los CDC con CD4 < 15%—ver Categorías inmunitarias de los niños < 13 años de edad con infección por HIV basadas en los recuentos de linfocitos T CD4+ específicos para la edad y los porcentajes de los recuentos totales de linfocitos); si el inmunocompromiso no es grave, los riesgos de contraer el virus salvaje superan los del contagio del sarampión a través de la vacuna a virus vivos atenuados.

Las mujeres que han sido vacunadas deben evitar quedar embarazadas durante ≥ 28 días. El virus de la vacuna puede infectar al feto al comienzo del embarazo. La vacuna no causa síndrome de rubéola congénita, pero el riesgo de lesión fetal sería ≤ 3%.

Las precauciones incluyen

  • Enfermedad aguda moderada o grave con o sin fiebre (la vacunación se pospone hasta que la enfermedad se resuelva)

  • Tratamiento reciente (en los últimos 11 meses) con productos de la sangre que contengan anticuerpos (el intervalo específico depende de cada producto)

  • Antecedentes de trombocitopenia o púrpura trombocitopénica

Si una persona está infectada por Mycobacterium tuberculosis, la MMR y posiblemente la MMRV pueden suprimir temporalmente la respuesta a la prueba de la tuberculina. Por lo tanto, si es necesario, esta prueba se puede hacer antes o al mismo tiempo que la vacunación. Si las personas ya han sido vacunadas, las pruebas deben posponerse unas 4 a 6 semanas.

Dosis y administración

La dosis es de 0,5 mL, por vía SC. La vacuna MMR se administra como rutina a los niños en 2 dosis: una a los 12 a 15 meses y una a los 4 a 6 años.

Efectos adversos

La vacuna causa una infección leve o inaparente que no se contagia. Los síntomas incluyen fiebre > 38°C, a veces seguida de una erupción. Las reacciones del sistema nervioso central son muy infrecuentes y la vacuna no causa autismo (ver Movimiento antivacunación : Vacuna MMR y autismo y Professional.heading on page Aspectos generales de la vacunación : Seguridad de las vacunas).

En ocasiones, el componente de la rubéola provoca inflamación dolorosa de las articulaciones en los adultos, por lo general en las mujeres.