Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Objetivos terapéuticos en los pacientes mayores

Por Richard W. Besdine, MD, Professor of Medicine, Greer Professor of Geriatric Medicine, and Director, Division of Geriatrics and Palliative Medicine (Medicine) and of the Center for Gerontology and Healthcare Research, The Warren Alpert Medical School of Brown University

Información:
para pacientes

1 iOS Android

Antes de iniciar un tratamiento o realizar una prueba de diagnóstico compleja, deben compararse los posibles efectos adversos con los beneficios potenciales en el contexto de los deseos y los objetivos del paciente en particular.

Los posibles efectos adversos son los siguientes:

  • Complicaciones

  • Molestias

  • Inconveniencia

  • Costo

  • Necesidad de otras pruebas o tratamientos

Los posibles beneficios son los siguientes:

  • Curación

  • Prolongación de la vida

  • Reducción de la velocidad de progresión de la enfermedad

  • Mejoría funcional

  • Alivio sintomático

  • Prevención de las complicaciones

Cuando los tratamientos tienen altas probabilidades de resultar beneficiosos y muy bajas probabilidades de generar efectos adversos, la decisión es relativamente sencilla. Sin embargo, la evaluación de la importancia relativa de estos factores asociados con la calidad de vida en cada paciente es relevante si se tienen en cuenta los efectos discordantes que pueden producir los tratamientos. Por ejemplo, una terapia agresiva para el cáncer puede prolongar la vida pero ocasionar efectos adversos graves (p. ej., náuseas y vómitos crónicos, úlceras en la boca) que afecten de manera notable la calidad de vida. En ese caso, la preferencia del paciente entre la calidad y la duración de la vida y su tolerancia del riesgo y la incertidumbre pueden ayudar a guiar la toma de decisiones hacia el intento de curación, la prolongación de la vida o las medidas paliativas.

La perspectiva del paciente acerca de la calidad de vida también puede afectar la selección de un tratamiento cuando varias terapias distintas (p. ej., cirugía frente a medicamentos para la angina grave o la artrosis) pueden tener diversos grados de eficacia o toxicidad. Los médicos pueden ayudar a los pacientes a comprender las consecuencias esperadas de los diversos tratamientos con el fin de que puedan tomar decisiones mejor informados.

En el momento de predecir la toxicidad y los beneficios de los diversos tratamientos, los médicos deben considerar las características específicas de cada paciente más que su edad cronológica aislada. En general, la edad cronológica del paciente es irrelevante al decidir entre varios tratamientos u objetivos terapéuticos distintos. Sin embargo, la expectativa de vida puede afectar la selección del tratamiento. Por ejemplo, los pacientes con expectativa de vida limitada pueden no vivir lo suficiente para beneficiarse con un tratamiento agresivo de una enfermedad que avanza lentamente (p. ej., prostatectomía radical para un cáncer de próstata localizado de crecimiento lento). No obstante, la calidad de vida siempre es importante e independiente de la expectativa de supervivencia. En consecuencia, los tratamientos invasivos que pueden mejorar la calidad de vida (p. ej., reemplazo articular, cirugía de derivación de arteria coronaria) no deben descartarse en forma automática en pacientes con expectativa de vida limitada.

Independientemente del objetivo terapéutico global, siempre se debe ofrecer al paciente un recurso para el alivio de los síntomas.