Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Prolapso del cordón umbilical

Por Julie S. Moldenhauer, MD, Associate Professor of Clinical Obstetrics and Gynecology in Surgery, The Garbose Family Special Delivery Unit;Attending Physician, The Center for Fetal Diagnosis and Treatment, Children's Hospital of Philadelphia;The University of Pennsylvania Perelman School of Medicine

Información:
para pacientes

El prolapso del cordón umbilical es la posición anormal del cordón por delante de la parte de presentación fetal, de manera que el feto comprime el cordón durante el trabajo de parto y provoca una hipoxemia fetal.

El prolapso del cordón umbilical puede ser intrauterino (oculto) o producirse una protrusión hacia la vagina (evidente). Ambas son raras.

En los prolapsos ocultos, el cordón a menudo es comprimido por el hombro o la cabeza del feto. Un patrón de frecuencia cardíaca fetal que sugiera una compresión del cordón y la progresión hacia la hipoxemia (p. ej., bradicardia intensa, desaceleraciones variables graves) pueden ser la única pista. Los cambios en la posición de la mujer pueden aliviar la compresión del cordón; sin embargo, si el patrón de la frecuencia cardíaca fetal persiste, se requiere una cesárea inmediata.

Los prolapsos evidentes ocurren en la rotura de membranas y es más común con las presentaciones podálicas o transversas. El prolapso evidente también puede producirse en la presentación de vértice, en especial si se produce una rotura de membranas (espontánea o yatrógena) antes de que la cabeza esté encajada. El tratamiento comienza con la elevación de la parte de la presentación y la contención del cordón prolapsado para restablecer el flujo de sangre fetal mientras se inicia una cesárea inmediata. Colocar a la mujer en posición genupectoral (rodilla-tórax) y la administración de terbutalina 0,25 mg IV 1 sola vez pueden ayudar a reducir las contracciones.