Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Pielonefritis posparto

Por Julie S. Moldenhauer, MD, Associate Professor of Clinical Obstetrics and Gynecology in Surgery, The Garbose Family Special Delivery Unit;Attending Physician, The Center for Fetal Diagnosis and Treatment, Children's Hospital of Philadelphia;The University of Pennsylvania Perelman School of Medicine

Información:
para pacientes

1 iOS Android

La pielonefritis es la infección bacteriana del parénquima renal.

La pielonefritis puede aparecer después del parto si ascienden bacterias desde al vejiga. La infección puede comenzar como una bacteriuria asintomática durante el embarazo y a veces se asocia con la colocación de sondas o catéteres en la vejiga para aliviar la distensión vesical durante el trabajo de parto. Los microorganismos causales a menudo son del tipo de bacterias coliformes (p. ej., Escherichia coli).

Los síntomas incluyen fiebre, dolor lumbar, malestar general y, a veces, dolor al orinar.

El diagnóstico se realiza por los criterios clínicos, análisis de orina y urocultivo (ver Infecciones urinarias bacterianas : Diagnóstico).

Tratamiento

  • Ceftriaxona sola o ampicilina más gentamicina

El tratamiento inicial se realiza con ceftriaxona 1 a 2 g IV cada 12 a 24 h sola o ampicilina 1 g IV cada 6 h más gentamicina 1,5 mg/kg IV cada 8 h hasta que la mujer permanezca afebril durante 48 h. Debe confirmarse el germen mediante cultivos y antibiograma. El tratamiento se ajusta de acuerdo con los resultados y se continúa por un total de 7 a 14 días; los antibióticos orales se usan una vez iniciado el tratamiento IV. Debe alentarse a la mujer a consumir grandes cantidades de líquidos.

El urocultivo debe repetirse 6 a 8 semanas después del parto para confirmar la curación. Si los episodios de pielonefritis recurren, debe considerarse la realización de estudios por la imagen en busca de cálculos o malformaciones congénitas. Durante el embarazo, generalmente se usa la ecografía; después del embarazo, por lo general se usa una TC con contraste.