Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Concepcepción y desarrollo prenatal

Por Jennifer R. Niebyl, MD, University of Iowa Carver College of Medicine

Información:
para pacientes

1 iOS Android

Para que se produzca la concepción (fertilización), un espermatozoide vivo debe unirse con un ovocito en una de las trompas uterinas o de Falopio que tenga el epitelio funcionalmente normal. La concepción ocurre justo después de la ovulación, unos 14 días después del período menstrual. Durante la ovulación, el moco cervical se vuelve menos viscoso, lo que facilita el rápido movimiento de los espermatozoides hacia el óvulo, en general cerca del extremo fimbriado de la trompa uterina. Los espermatozoides permanecen vivos en la vagina por 3 días después del coito.

El huevo fertilizado (cigoto) se divide repetidamente a medida que viaja hacia el sitio de implantación en el endometrio (en general, cerca del fondo) por un período de 5 a 8 días. Para el momento de la implantación, el cigoto se ha convertido en una bola de células alrededor de una cavidad, y se conoce con el nombre de blastocisto. La pared del blastocisto tiene 1 célula de espesor excepto en el polo embrionario, donde el espesor es de 3 o 4 células. Es el polo embrionario, que se convertirá en el embrión, el que se implanta primero.

Saco amniótico y placenta

A 1 o 2 días de la implantación, un plano celular (células trofoblásticas) se desarrolla alrededor del blastocisto. Las células trofoblásticas vellosas progenitoras, las células madre de la placenta, aparecen a lo largo de un doble plano celular:

  • El trofoblasto extravelloso no proliferativo: esta células penetran en endotelio, facilitando la implantación y anclando la placenta.

  • El sincitiotrofoblasto: estas células producen gonadotropinas coriónicas hacia el día 10 y hormonas trópicas poco después.

Un plano interno (amnios) y el plano externo (corion) se desarrollan a partir del trofoblasto; estas membranas forman el saco amniótico (véase ver figura Placenta y embrión alrededor de la semana 11 4⁄7 de la gestación.), que contiene los productos de la concepción (conceptus, término usado para los derivados del cigoto en cualquier estadio). Cuando el saco está formado y la cavidad del blastocisto se cierra (alrededor del día 10), los productos de la concepción se consideran un embrión. El saco amniótico se llena con líquidos, se expande con el crecimiento del embrión, llenando la cavidad endometrial alrededor de la semana 12 después de la concepción; luego, el saco amniótico es la única cavidad que queda en el útero.

Placenta y embrión alrededor de la semana 11 4⁄7 de la gestación.

El embrión mide 4,2 cm.

Las células trofoblásticas evolucionan en las que forman la placenta. Los trofoblastos extravillosos forman las vellosidades, que penetran en el útero. El sincitiotrofoblasto cubre las vellosidades. El sincitiotrofoblasto sintetiza las hormonas tróficas y proporciona el intercambio arterial y venoso entre la circulación de los productos de la concepción y la de la madre.

La placenta está completamente formada para las semanas 18 a 20, pero sigue creciendo y alcanza para el momento del parto los 500 g.

Embrión

Alrededor del día 10, en general se distinguen 3 planos germinales (ectodermo, mesodermo, endodermo) en el embrión. Luego comienza a desarrollarse la línea primitiva, que se convierte en el tubo neural. Alrededor del día 16, la porción cefálica del mesodermo se engrosa y forma un canal central que se convertirá en el corazón y los grandes vasos. El corazón comienza a bombear plasma alrededor del día 20, y el día siguiente aparecen los glóbulos rojos fetales, que son inmaduros y tienen núcleo. Los glóbulos rojos fetales son rápidamente reemplazados por eritrocitos maduros, y los vasos sanguíneos siguen desarrollándose en el embrión. Finalmente aparecen las arterias y venas umbilicales, que conectan al embrión con la placenta. La mayoría de los órganos se forman entre los días 21 y 57 después de la fertilización (entre las semanas 5 y 10 de la gestación); sin embargo, el SNC sigue desarrollándose durante todo el embarazo. La susceptibilidad a las malformaciones inducidas por teratógenos es más alta mientras los órganos están en formación.

Recursos en este artículo