Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Fármacos usados durante el embarazo

Por Ravindu Gunatilake, MD, Director of Clinical Perinatal Medicine;Director of Obstetrical Research, Valley Perinatal Services;Valley Perinatal Services ; Avinash S. Patil, MD, Assistant Professor, Division of Obstetrics and Gynecology and Division of Clinical Pharmacology, Indiana University School of Medicine

Información:
para pacientes

1 iOS Android

Los medicamentos se utilizan en más de la mitad de todos los embarazos y la prevalencia de uso va en aumento. Los fármacos más comúnmente usados incluyen antieméticos, antiácidos, antihistamínicos, analgésicos, antimicrobianos, diuréticos, hipnóticos, tranquilizantes y drogas ilegales y sociales. A pesar de esta tendencia, siguen faltando guías basadas en la evidencia para el uso de fármacos durante el embarazo.

La FDA clasifica los fármacos en 5 categorías de seguridad para su uso durante el embarazo (véase el Categorías FDA sobre seguridad de agentes durante el embarazo). Sin embargo, se han realizado muy pocos estudios bien controlados sobre agentes terapeúticos en mujeres embarazadas. La mayor parte de la información sobre la seguridad de los fármacos durante el embarazo deriva de estudios en animales y de estudios no controlados en seres humanos (p. ej., informes poscomercialización). Durante el embarazo, a menudo se requieren fármacos para tratar ciertos trastornos A pesar de la precupación sobre la seguridad de los fármacos, la exposición a agentes terapéuticos es responsable de solamente el 2 o 3% de todas las malformaciones fetales congénitas; la mayoría de las malformaciones tienen causas genéticas, ambientales o desconocidas.

Categorías FDA sobre seguridad de agentes durante el embarazo

Categoría

Descripción

A

Los estudios humanos controlados no muestran efectos para el feto; estos agentes son los seguros.

B

Los estudios en animales no muestran riesgo para el feto pero no se han realizado estudios controlados en humanos, o los estudios en animales muestran un riesgo para el feto pero estudios en humanos bien controlados no lo hacen.

C

No se ha realizado ningún estudio adecuado en animales o en humanos, o se han demostrado efectos fetales en animales pero no hay datos disponibles en humanos.

D

Existe evidencia sobre riesgos fetales en humanos, pero los beneficios pueden superar los riesgos en ciertas situaciones (p. ej., trastornos que amenazan la vida, trastornos graves para los que no pueden usarse otros fármacos o que no haya otros agentes efectivos).

X

Riesgos demostrados para el feto que superan cualquier beneficio posible.

No todos los fármacos tomados por la madre cruzan la placenta hacia el feto. Los fármacos que atraviesan la placenta pueden tener un efecto tóxico directo o un efecto teratogénico. Los medicamentos que no cruzan la placenta aún pueden dañar al feto por

  • Constricción de los vasos placentarios perjudicando así el intercambio de gases y nutrientes

  • Producción de hipertonía uterina grave que produce lesiones anóxicas

  • Alteración de la fisiología materna (p. ej., causando hipotensión)

Para un listado de algunos fármacos con efectos adversos durante el embarazo, ver Algunos fármacos con efectos adversos durante el embarazo

Los fármacos difunden a través de la placenta de manera similar a la que cruzan las barreras epiteliales (ver Absorción de los fármacos). Si un fármaco cruza rápidamente la placenta y cómo lo hace depende del peso molecular del agente, la extensión de su unión a otras sustancias (p. ej., proteínas transportadoras), el área disponible para el intercambio a través de las vellosidades placentarias y la cantidad de fármaco metabolizado por la placenta. La mayoría de los fármacos con un peso molecular de < 500 daltons cruzan rápidamente la placenta e ingresan en la circulación fetal. Las sustancias con un peso molecular mayor (p. ej., los fármacos que se unen a proteínas) en general no cruzan la placenta. La excepción es la inmunoglobulina G, que ocasionalmente se usa para tratar alteraciones como la trombocitopenia fetal aloinmunitaria. En general, el equilibrio entre las concentraciones en la sangre materna y los tejidos fetales toma al menos 30 a 60 min.

El efecto de un fármaco sobre el feto es determinado por la edad del feto en el momento de la exposición, la potencia del fármaco y su dosis. La edad del fetal afecta el tipo de efecto del agente:

  • Antes del día 20 después de la fertilización: los fármacos administrados antes de este momento típicamente tienen un efecto de todo o nada: matan al embrión o no lo afectan para nada. La teratogénesis es improbable durante este período.

  • Durante la organogénesis (entre los 20 y los 56 días después de la fertilización): la teratogénesis es más probable durante este período. Los fármacos que alcanzan al embrión durante este período pueden producir el aborto espontáneo, un defecto anatómico macroscópico subletal (efecto teratógeno verdadero) o una embriopatía encubierta (un defecto metabólico o funcional sutil que puede manifestarse más adelante en la vida), o el agente puede no tener ningún efecto mensurable.

  • Después de la organogénesis (en el segundo y tercer trimestre): la teratogénesis es improbable, pero los fármacos pueden alterar el crecimiento y la función de órganos y tejidos normalmente formados. A medida que aumenta el metabolismo de la placenta, las dosis deben ser mayores para que se produzca toxicidad fetal.

Algunos fármacos con efectos adversos durante el embarazo

Ejemplos

Efectos Adversos

Categoría de seguridad para el embarazo*

Antibacterianos

Aminoglucósidos

Ototoxicidad (p. ej., daño del laberinto fetal), que produce sordera

D

Cloranfenicol

Síndrome del bebé gris

En mujeres o fetos con deficiencia de la G6PD, hemólisis

C

Fluoroquinolonas

Posible artralgia; teóricamente, defectos musculoesqueléticos (p. ej., deterioro del crecimiento óseo), pero no hay pruebas de este efecto

C

Nitrofurantoína

En mujeres o fetos con deficiencia de la G6PD, hemólisis

B

Primaquina

En mujeres o fetos con deficiencia de la G6PD, hemólisis

C

Estreptomicina

Ototoxicidad

D

Sulfamidas (excepto sulfasalazina, que tiene mínimo riesgo fetal)

Cuando los fármacos se administran después de la semana 34 de gestación, ictericia neonatal y, sin tratamiento, kernícterus

En mujeres o fetos con deficiencia de G6PD, hemólisis

C

Tetraciclinas

Disminución del crecimiento óseo, hipoplasia del esmalte, coloración permanente de los dientes y aumento de la susceptibilidad para caries en el niño

Ocasionalmente, insuficiencia hepática en mujeres embarazadas

D

Trimetoprim

Aumenta el riesgo de defectos del tubo neural debidos a antagonismo con el folato

C

Anticoagulantes

Heparina de bajo peso molecular

Trombocitopenia y hemorragia materna

B

Heparina no fraccionada

Trombocitopenia y hemorragia materna

C

Warfarina

Cuando la warfarina se administra durante el primer trimestre, síndrome fetal por warfarina (p. ej., hipoplasia nasal, puntillado óseo, atrofia óptica bilateral, varios grados de incapacidad intelectual)

Cuando el fármaco se administra durante el segundo o tercer trimestre, atrofia óptica, cataratas, incapacidad intelectual, microcefalia, microftalmia y hemorragias fetales y maternas

X

anticonvulsivos

Carbamazepina

Enfermedad hemorrágica del neonato

Cierto riesgo de malformaciones congénitas incluyendo defectos del tubo neural

D

Lamotrigina

Sin aumento apreciable de riesgo con dosis de hasta 600 mg/día

C

Levetiracetam

Malformaciones esqueléticas menores en estudios en animales, pero no hay mayor riesgo apreciable en los seres humanos

C

Fenobarbital

Enfermedad hemorrágica del neonato

Riesgo de malformaciones congénitas

D

Fenitoína

Malformaciones congénitas (p. ej., paladar hendido, defectos urogenitales como una uretra angosta o incompletamente formada, defectos cardiovasculares)

Enfermedad hemorrágica del neonato

D

Trimetadiona

Alto riesgo de malformaciones congénitas (p. ej., paladar hendido; defectos cardíacos, craneofaciales, en las manos y abdominales) y riesgo de aborto espontáneo

Casi siempre contraindicada durante el embarazo

D

Valproato

Malformaciones congénitas mayores (p. ej., defectos del tubo neural como mielomeningocele; defectos cardíacos, craneofaciales y en los miembros)

D

Antihistamínico/fármaco anticolinérgico

Meclizina

Teratógeno en roedores, pero no se ha comprobado este efecto en humanos

B

Antihipertensivos

Cuando los agentes se administran durante el segundo o el tercer trimestre, hipoplasia craneana e hipoperfusión fetal (que causa defectos renales), insuficiencia renal y secuencia de oligohidramnios (oligohidramnios, deformaciones craneofaciales , retracción de los miembros y desarrollo pulmonar hipoplásico)

D

Betabloqueantes

Bradicardia fetal, hipoglucemia y posiblemente restricción del crecimiento fetal

C

Bloqueantes de los canales del calcio

Cuando los medicamentos se administran durante el 1er trimestre, posiblemente deformidades de las falanges

Cuando los medicamentos se administran durante el segundo o el tercero trimestre, restricción del crecimiento fetal

C

Diuréticos tiazídicos

Reducción de la expansión del volumen materno normal, con reducción de la perfusión placentaria y restricción del crecimiento fetal

Hiponatremia neonatal, hipocalemia y trombocitopenia

D

Fármacos antineoplásicos

Actinomicina

Teratógeno en animales, pero no hay pruebas de este efecto en humanos

D

Busulfán

Malformaciones congénitas (p. ej., restricción del crecimiento fetal, hipoplasia mandibular, paladar hendido, disostosis craneana, defectos espinales, defectos en el oído, deformaciones en los pies)

D

Clorambucilo

Igual al busulfán

D

Colchicina

Posiblemente, malformaciones congénitas y anomalías espermáticas

D

Ciclofosfamida

Igual al busulfán

D

Doxorrubicina

Teratogénico en animales

Potencial para disfunción cardíaca dependiente de la dosis

D

Mercaptopurina

Igual al busulfán

D

Metotrexato

Igual al busulfán

X

Vinblastina

Teratógeno en animales, pero no hay pruebas de este efecto en humanos

D

Vincristina

Teratógeno en animales, pero no hay pruebas de este efecto en humanos

D

Ansiolíticos

Benzodiazepinas

Cuando las benzodiazepinas se dan al final del embarazo, depresión respiratoria o un síndrome de abstinencia neonatal que pueden causar irritabilidad, temblores e hiperreflexia

D

Agentes hipoglucemiantes (orales)

Clorpropamida

Hipoglucemia neonatal

C

Gliburida

Hipoglucemia neonatal

C

Metformina

Hipoglucemia neonatal

B

Tolbutamida

Hipoglucemia neonatal

D

Litio

Litio

Posiblemente teratogénico

Letargia neonatal, hipotonía, mala alimentación, hipotiroidismo, bocio y diabetes insípida nefrógena

D

Opiáceos

Codeína

Meperidina

Morfina

En neonatos de mujeres adictas a opiáceos, los síntomas de abstinencia se presentan posiblemente 6 h a 8 días después del nacimiento

Con dosis altas en la hora anterior al nacimiento, posiblemente depresión del SNC neonatal y bradicardia

C

Retinoides

Isotretinoína

Alto riesgo teratogénico (p.ej., malformaciones congénitas múltiples, aborto espontáneo e incapacidad intelectual

X

AINE

Aspirina y otros salicilatos

Kernícterus

Con dosis altas, posibilidad de abortos espontáneos en el primer trimestre, inicio tardío del trabajo de parto, cierre prematuro del conducto arterioso fetal, ictericia y a veces hemorragia materna (intraparto o posparto) y/o neonatal, enterocolitis necrotizante y oligoidramnios.

Con dosis bajas (81 mg) de aspirina, no hay riesgo teratogénico significativo

D

AINE No salicílicos

Igual que para los AINE salicílicos

Contraindicados en el tercer trimestre.

C

D para algunos fármacos si se da después de las 30 semanas

Hormonas sexuales

Danazol

Cuando se usa en las primeras 14 semanas, masculinización de los genitales de los fetos femeninos (p. ej., pseudohermafroditismo), a veces se requiere cirugía correctiva

X

Progestágenos sintéticos (pero no las bajas dosis usadas en los anticonceptivos orales)

Igual que el danazol

X

Fármacos tiroideos

Metimazol

Bocio fetal y defectos en el cuero cabelludo neonatal (aplasia cutis)

D

Propiltiouracilo

Bocio fetal y hepatotoxicidad materna y agranulocitosis

D

Yodo radioactivo (131I)

Destrucción de la glándula tiroides fetal o, cuando se da cerca del final del primer trimestre, hipertiroidismo fetal grave

D

Solución saturatada de yoduro de K

Bocio fetal grande, que puede obstruir las vías aéreas del neonato

Triyodotironina

Bocio fetal

D

Vacunas

Vacunas a virus vivo como las del sarampión, las paperas, la rubéola, la polio, la viruela y la fiebre amarilla

Con las vacunas de la rubéola y la varicela, posible infección de la placenta y del feto en evolución

Con otras vacunas, riesgos potenciales pero desconocidos

Otros

Corticoides

Cuando se utilizan estos fármacos durante el 1er trimestre, hendiduras orofaciales, posiblemente,

B

Hidroxicloroquina

Sin mayor riesgo a las dosis habituales

C

Loratadina

Posible hipospadias

B

Ondansetrón

No hay riesgo teratogénico significativo

B

Seudoefedrina

Vasoconstricción placentaria y posible riesgo de gastrosquisis

C

Vitamina K

En mujeres o fetos con deficiencia de G6PD, hemólisis

C

*Categorías de la FDA para el embarazo:

  • A: los estudios en mujeres embarazadas muestran que no hay riesgo.

  • B: los estudios en animales muestran que no hay riesgo, pero los datos en humanos son insuficientes; o los estudios en animales confirman toxicidad, pero los estudios en humanos no muestran riesgos.

  • C: los estudios en animales confirman toxicidad; los datos en humanos son insuficientes, pero los beneficios clínicos pueden exceder los riesgos.

  • D: hay evidencia de riesgo humano, pero los beneficios clínicos pueden superar los riesgos.

  • X: hay evidencia de anomalías fetales en humanos, y el riesgo excede los beneficios.

G6PD = glucosa-6-fosfato dehidrogenasa.

Vacunas

La vacunación es tan efectiva en la mujer embarazada como en la que no lo está. Se recomienda la vacuna contra la gripe para todas las mujeres embarazadas en el segundo o tercer trimestre durante la temporada de gripe. Otras vacunas deben reservarse para situaciones en las que la mujer o el feto tienen un riesgo significativo de exposición a una infección peligrosa y el riesgo de los efectos adversos es bajo. La vacunación contra el cólera, la hepatitis A y B, el sarampión, las paperas, la peste, la poliomielitis, la rabia, el tétanos-difteria, la fiebre tifoidea y la fiebre amarilla pueden administrarse durante el embarazo si el riesgo de infección es importante.

No deben administrarse vacunas de virus vivo a mujeres que se duda estén embarazadas. La vacuna contra la rubéola, una vacuna con virus atenuados, puede causar una infección placentaria y fetal subclínica. Sin embargo, no se han confirmado defectos en los neonatos debidos a la vacuna antirubeólica, y no es necesario prevenir a las mujeres vacunadas inadvertidamente durante la primera parte del embarazo sobre la necesidad de interrumpirlo debido sólo al riesgo teórico de la vacuna. La varicela es otra vacuna de virus atenuados que puede infectar potencialmente al feto; el riesgo es más alto entre las semanas 13 y 22. Esta vacuna está contraindicada durante el embarazo.

Vitamina A

En la cantidad típica de las presentaciones vitamínicas prenatales (5.000 IU/día), la vitamina A no se ha asociado con ningún riesgo teratógeno, pero dosis > 10.000 IU/día en la primera parte del embarazo pueden aumentar el riesgo de malformaciones congénitas.

Antidepresivos

Los antidepresivos, en especial los ISRS, son de uso común durante el embarazo debido a que se estima que 7 a 23% de las mujeres embarazadas tienen depresión perinatal. Los cambios fisiológicos y psicosociales durante el embarazo pueden afectar a la depresión (posiblemente empeorándola) y, es probable que reduzcan la respuesta a los antidepresivos. Idealmente, un equipo multidisciplinario que incluya un obstetra y un especialista en psiquiatría deben manejar la depresión durante el embarazo.

Si una mujer embarazada toma paroxetina, se debe hacer ecocardiografía para evaluar el corazón del feto debido a que la paroxetina parece estar asociada con una mayor incidencia de cardiopatías congénitas.

Los antidepresivos tomados por una mujer embarazada pueden causar síntomas de abstinencia en el recién nacido. Para reducir este riesgo, los médicos pueden considerar la reducción de la dosis de los antidepresivos durante el 3er trimestre. Sin embargo, los beneficios potenciales de la reducción de dosis deben sopesarse contra el riesgo de empeoramiento de los síntomas y la depresión posparto. La depresión posparto es común, frecuentemente no reconocida, y debe ser tratada rápidamente ver Atención posparto y trastornos asociados.

Drogas sociales e ilícitas

El tabaquismo es la adicción más común entre las mujeres embarazadas. Además, el porcentaje de mujeres que fuman y el de las que fuman mucho parecen estar aumentando. Sólo el 20% de los fumadores dejan el hábito durante el embarazo. El monóxido de carbono y la nicotina en los cigarrillos causan hipoxia y vasoconstricción, y aumentan así el riesgo de aborto espontáneo (muerte fetal o parto < 20 semanas), restricción del crecimiento fetal, abruptio placentae, placenta previa, rotura prematura de membranas, nacimiento pretérmino, corioamnionitis y fetos muertos. Los neonatos de fumadoras también tienen probabilidades de presentar anencefalia, defectos cardíacos congénitos, hendiduras bucofaciales, síndrome de la muerte súbita del lactante, deficiencias en el crecimiento físico e intelectual y problemas de comportamiento. La cesación del hábito o la limitación reduce el riesgo.

El alcohol es el teratógeno más común. Beber alcohol durante el embarazo aumenta el riesgo de aborto espontáneo. El riesgo probablemente se relaciona con la cantidad de alcohol consumida, pero ninguna cantidad está libre de riesgo. Beber regularmente reduce el peso al momento del nacimiento entre 1 y 1,3 kg. El emborracharse, posiblemente con tan poco como 45 mL de alcohol puro (unos 3 tragos) al día, puede causar un síndrome de alcoholismo fetal. Este síndrome se encuentra en 2,2/1.000 nacidos vivos; incluye restricción del crecimiento fetal, defectos faciales y cardiovasculares y disfunción neurológica. Es una causa mayor de incapacidad intelectual y puede causar la muerte neonatal por retraso del crecimiento.

La cocaína presenta un riesgo fetal indirecto (p. ej., accidente cerebrovascular materno o muerte durante el embarazo). Su uso probablemente resulte también en vasoconstricción fetal e hipoxia. El uso repetido aumenta el riesgo de aborto espontáneo, restricción del crecimiento fetal, abruptio placentae, nacimiento pretérmino, fetos muertos y malformaciones congénitas (p. ej., del SNC, aparato urinario y sistema esquelético; atresias aisladas).

Aunque el metabolito principal de la marihuana puede cruzar la placenta, el uso recreativo no parece aumentar consistentemente el riesgo de malformaciones congénitas, restricción del crecimiento fetal o anomalías neurológicas del comportamiento.

Sales de baño se refiere a un grupo de drogas de diseño hechas de una variedad de sustancias similares a las anfetaminas; estas drogas se están utilizando cada vez más durante el embarazo. Aunque los efectos son poco conocidos, es probable la vasoconstricción fetal y la hipoxia, y existe un riesgo de muerte fetal, desprendimiento prematuro de placenta, y posiblemente malformaciones congénitas.

No está claro si consumir grandes cantidades de cafeína puede aumentar el riesgo perinatal. El consumo de cafeína en pequeñas cantidades (p. ej., 1 tasa de café/día) parece ejercer poco o ningún riesgo para el feto, pero algunos datos, que no se tienen para el tabaco y el alcohol, sugiere que consumir grandes cantidades (> 7 tasas de café/día) aumenta el riesgo de fetos muertos, partos pretérmino, bajo peso al nacer y aborto espontáneo. En teoría, las bebidas descafeinadas tienen poco riesgo para el feto.

A menudo, el uso de aspartamo (un sustituto dietario del azúcar) durante el embarazo a menudo es cuestionado. El metabolito más común del aspartamo, la fenilalanina, se concentra en el feto mediante transporte placentario activo; los niveles tóxicos pueden causar incapacidad intelectual. Sin embargo, cuando la ingesta se encuentra dentro del rango usual, los niveles fetales de fenilalanina están muy por debajo de los niveles tóxicos. Por lo tanto, la ingestión moderada de aspartamo (p. ej., no más de 1 litro de soda dietética por día) durante el embarazo parece tener muy poco riesgo de toxicidad. Sin embargo, en las mujeres embarazadas con fenilcetonuria (ver Fenilcetonuria (PKU)), la ingesta de fenilalanina, y por lo tanto de aspartamo, está prohibida.

Recursos en este artículo