Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Antígenos tumorales

Por Dmitry Gabrilovich, MD, PhD, Christopher M. Davis Professor in Cancer Research, Program Leader, Translational Tumor Immunology, The Wistar Institute

Información:
para pacientes

1 iOS Android

Muchas células tumorales producen antígenos, que pueden ser liberados al torrente sanguíneo o permanecer en la superficie celular. Se han identificado antígenos en la mayoría de los cánceres humanos, como el linfoma de Burkitt, el neuroblastoma, el melanoma maligno, el osteosarcoma, el carcinoma de células renales, el carcinoma de mama, el cáncer de próstata, los carcinomas de pulmón y el cáncer de colon. Una función clave del sistema inmunitario es la detección de estos antígenos para permitir una acción posterior dirigida a su erradicación. Sin embargo, pese a su estructura extraña, la respuesta inmunitaria a los antígenos tumorales varía y a menudo es insuficiente para prevenir el crecimiento tumoral.

Los antígenos asociados a tumores (AAT) están relativamente limitados a cierto grupo de células tumorales, mientras que los antígenos específicos de tumores (AET) son privativos de las células tumorales. Por lo general, los AAT y los AET son porciones de moléculas intracelulares que se expresan en la superficie celular como parte del complejo mayor de histocompatibilidad.

Los mecanismos sugeridos de origen para los antígenos tumorales son

  • Introducción de nueva información genética de un virus (p. ej., proteínas E6 y E7 del papilomavirus humano en el cáncer de cuello uterino)

  • Alteración de oncogenes o genes supresores de tumores por carcinógenos, que generan directamente una secuencia proteica nueva o inducen acumulación de proteínas que normalmente no se expresan o que se expresan en muy bajas concentraciones (p. ej., ras, p53)

  • Concentraciones anormalmente altas de proteínas que, en condiciones normales, están presentes en concentraciones mucho más bajas (p. ej., antígeno prostático específico, antígenos asociados a melanoma) o que se expresan sólo durante el desarrollo embrionario (antígenos carcinoembrionarios)

  • Exposición de antígenos normalmente enterrados en la membrana celular debido a homeostasis defectuosa de la membrana de las células tumorales

  • Liberación de antígenos normalmente secuestrados dentro de la célula o sus orgánulos cuando mueren las células tumorales