Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Secuelas clínicas del cáncer

Por Bruce A. Chabner, MD, Professor of Medicine;Clinical Director, Harvard Medical School;Massachusetts General Hospital Cancer Center ; Elizabeth Chabner Thompson, MD, MPH, Private Practice, New York Group for Plastic Surgery

Información:
para pacientes

El cáncer puede causar dolor, descenso de peso, cansancio u obstrucción de órganos viscerales. Por lo general, la muerte se produce por inanición y falla orgánica.

En los pacientes con cáncer, el dolor se debe, con frecuencia, a metástasis óseas, compromiso de nervios o plexos, o compresión ejercida por una masa o un derrame tumoral. El tratamiento agresivo del dolor es esencial en el tratamiento del cáncer y para mantener la calidad de vida (ver Tratamiento del dolor).

Los derrames pleurales deben drenarse si son sintomáticos y controlarse para detectar su reacumulación. Si el derrame se reacumula con rapidez, debe considerarse el drenaje mediante tubo de toracostomía (ver Toracostomía con tubo) y agentes esclerosantes o drenaje con catéter repetido.

La compresión de la médula espinal (ver Compresión medular) puede deberse a la diseminación del cáncer a las vértebras y requiere cirugía o radioterapia inmediata. Los síntomas pueden ser dorsalgia, parestesias de los miembros inferiores, y disfunción intestinal y vesical. El diagnóstico se confirma por TC o RM.

Los coágulos en las venas de los miembros inferiores, que conducen a la embolia pulmonar, son frecuentes en pacientes con tumores pancreáticos, de pulmón y otros tumores sólidos y en pacientes con tumores cerebrales. Los tumores producen procoagulantes, como factores tisulares, que determinan una formación excesiva de coágulos, en particular durante el posoperatorio. Pueden requerirse la anticoagulación para prevenir las embolias pulmonares.

Las consecuencias metabólicas e inmunitarias del cáncer pueden consistir en hipercalcemia, hiperuricemia, aumento de la producción de ACTH, anticuerpos que causan disfunción neurológica, anemia hemolítica y muchas otras complicaciones paraneoplásicas (ver Síndromes paraneoplásicos).