Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Dedo en martillo

Por Danielle Campagne, MD , Assistant Clinical Professor, Department of Emergency Medicine, University of San Francisco - Fresno

Información:
para pacientes

El dedo en martillo es una deformidad en flexión de la punta del dedo causada por avulsión del tendón extensor, con o sin fractura, desde el extremo proximal de la falange distal.

El mecanismo habitual es la flexión forzada de la falange distal, típicamente cuando es golpeada con una pelota. El tendón extensor puede avulsionar parte de la región proximal del hueso de la falange distal (ver figura Dedo en martillo.). La parte avulsionada implica la superficie articular.

La articulación interfalángica dorsal afectada (DIP) descansa en una posición más flexionada que las otras articulaciones DIP y no se puede enderezar activamente, pero puede ser fácilmente enderezada de modo pasivo, por lo general con un mínimo de dolor.

Dedo en martillo.

El tendón extensor se avulsiona desde el extremo proximal de la falange distal (parte superior); a veces el tendón avulsiona un trozo de hueso de falange distal (inferior).

Diagnóstico

  • Evaluación clínica

  • Radiografía

El dedo en martillo generalmente se puede diagnosticar mediante el examen del dedo.

Se obtienen radiografías anteroposterior, lateral, y oblicuas. Una fractura, si está presente, es normalmente visible en la vista lateral.

Tratamiento

  • Férulas

El tratamiento es con una férula dorsal que sostiene la articulación IFD en extensión de 6 a 8 semanas; durante este tiempo, la punta no se puede ser flexionada (p. ej., al limpiar el dedo).

Las fracturas que comprometen > 25% de la superficie de la articulación o que causa subluxación de la articulación pueden requerir una fijación quirúrgica.

Recursos en este artículo