Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Lesiones de los mecanismos extensores de la rodilla

Por Danielle Campagne, MD , Assistant Clinical Professor, Department of Emergency Medicine, University of San Francisco - Fresno

Información:
para pacientes

(Desgarro del tendón del cuádriceps; desgarro de tendón rotuliano; fractura rotuliana; fractura del tubérculo tibial)

Las lesiones del mecanismo extensor de la rodilla pueden implicar el tendón del cuádriceps, el tendón rotuliano, la rótula, o el tubérculo tibial. Por lo general, se requiere reparación quirúrgica.

La extensión de la rodilla implica los músculos cuádriceps, que se insertan en la rótula por el tendón del cuádriceps; la rótula está conectada a la tuberosidad tibial por el tendón rotuliano. La flexión forzada de la rodilla con un músculo cuádriceps contraido puede dañar estas estructuras. Las lesiones incluyen

  • Desgarros del tendón del cuádriceps

  • Desgarro del tendón rotuliano

  • Fracturas de rótula

  • Fracturas del tubérculo tibial

En las personas sanas, se requiere una fuerza significativa para dañar estas estructuras; los tendones normales son lo suficientemente fuertes de modo tal que la rótula a menudo se fractura transversalmente antes de un desgarro del tendón. Sin embargo, algunas personas corren el riesgo de sufrir desgarros de los tendones. Incluyen los ancianos y las personas que toman ciertos medicamentos (p. ej., fluoroquinolonas, corticosteroides). En estas personas, la lesión puede ser consecuencia de un traumatismo menor (p. ej., al descender las escaleras). El tendón del cuádriceps se lesiona con más frecuencia que el tendón rotuliano, particularmente en los ancianos.

El área afectada se inflama y duele.

Los pacientes con desgarros completos del tendón no pueden pararse, hacer una elevación de la pierna recta mientras está acostado sobre su espalda, o extender la rodilla mientras se está sentado. Las complicaciones a largo plazo (p. ej., pérdida de movimiento, debilidad) son comunes.

Diagnóstico

  • Evaluación clínica

  • Radiografía

  • RM

El examen de la rodilla puede sugerir que la estructura está lesionada:

  • Rotura del tendón del cuádriceps: La rótula está palpablemente desplazada en dirección inferior.

  • Desgarro del tendón rotuliano: La rótula se desplaza en dirección superior.

  • Fractura rotuliana transversal: A menudo hay una brecha palpable entre los dos fragmentos del hueso.

Sin embargo, el edema en la zona puede ser significativo y enmascarar los hallazgos de manera tal que la lesión puede ser mal interpretada como una lesión ligamentosa de rodilla con hemartrosis.

Perlas y errores

  • Siempre evalar la extensión activa de la rodilla si los pacientes tienen inflamación y dolor de rodilla después de una lesión.

Se toman radiografías de rodilla de rutina. Las radiografías a menudo muestran el desplazamiento o la fractura de la rótula, pero pueden parecer normales. La RM confirma el diagnóstico.

Tratamiento

  • Reparación quirúrgica

El tratamiento es la reparación quirúrgica lo más rápidamente posible.

Recursos en este artículo