Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Luxación del hombro

Por Danielle Campagne, MD , Assistant Clinical Professor, Department of Emergency Medicine, University of San Francisco - Fresno

Información:
para pacientes

En las luxaciones del hombro (glenohumeral), la cabeza del húmero se separa de la cavidad glenoidea; el desplazamiento es casi siempre anterior.

Las luxaciones de hombro representan aproximadamente la mitad de las luxaciones de las articulaciones principales.

Las luxaciones del hombro pueden ser

  • Anterior

  • Posterior

  • Inferior

Luxaciones anteriores

Las luxaciones de hombro son anteriores en ≥ 95% de los casos; el mecanismo es abducción y rotación externa del húmero. Las lesiones asociadas pueden incluir lesiones del plexo braquial, desgarros del manguito de los rotadores (especialmente en pacientes de edad avanzada), fractura de la tuberosidad mayor, y la lesión del nervio axilar. La inestabilidad de hombro y la luxación recidivante por lo tanto son comunes en pacientes < 30 años.

El acromion es prominente y el codo se mantiene levemente fuera del lateral; la cabeza humeral se desplaza en sentido anterior e inferior y no puede palparse en su posición habitual. Los pacientes no están dispuestos a mover el brazo. Ellos pueden tener déficit motor y sensitivo (p. ej., si el nervio axilar se lesiona, disminución de la sensibilidad sobre el deltoides).

Las radiografías anteroposterior verdadera (AP) y axilar diagnostican las luxaciones anteriores, mostrando la cabeza del húmero fuera de la cavidad glenoidea.

El tratamiento en general es la reducción cerrada usando anestesia local (bloqueo intraarticular) o sedación consciente. Los métodos más utilizados de reducción incluyen

Muchas técnicas (p. ej., Hennepin, manipulación escapular, Cunningham) se pueden realizar sin sedación, pero requieren tiempo para los músculos afectados por el espasmo de relajarse adecuadamente; los pacientes deben ser capaces de centrar su atención en la relajación.

Después de la reducción, la articulación se inmoviliza inmediatamente con un cabestrillo y una venda (ver figura La inmovilización articular como tratamiento agudo: algunas técnicas comunes.).

Técnica de tracción-contratracción para la reducción de las luxaciones anteriores del hombro.

El paciente yace sobre una camilla con las ruedas trabadas. El ayudante tira de una sábana doblada que está rodeando el tórax del paciente. Un segundo médico tracciona el miembro afectado hacia abajo y lateralmente 45°. Una vez liberado el húmero, puede requerirse una ligera tracción lateral sobre su parte superior.

La técnica de Hennepin (rotación externa) se puede hacer con el paciente en posición supina o sentado. El brazo luxado se aduce con el codo mantenido A 90°. El brazo entonces lentamente se coloca en rotación externa (p. ej., durante 5 a 10 min) para dar tiempo a que los espasmos musculares se resuelvan. La reducción comúnmente ocurre en 70 a 110 ° de rotación externa. Esta técnica es eficaz en aproximadamente 80 a 90% de los casos.

Técnica de Hennepin para la reducción de las luxaciones anteriores del hombro.

El técnico aduce el brazo con el codo luxado mantenido a 90 °. El brazo entonces lentamente se coloca en rotación externa (p. ej., durante 5 a 10 min) para dar tiempo a que los espasmos musculares se resuelvan. La reducción comúnmente ocurre en 70 a 110 ° de rotación externa.

La manipulación escapular se puede hacer con el paciente en posición erguida o en decúbito prono. El médico del paciente flexiona el codo a 90 ° y lentamente gira externamente el brazo. Un asistente aplica una tracción suave en el brazo. El practicante gira entonces la escápula de modo tal que la punta inferior se mueva en sentido medial, hacia la columna vertebral. La manipulación escapular se puede utilizar con otras técnicas (p. ej., la técnica de Stimson).

La técnica de Cunningham consiste en el masaje de los músculos alrededor de la articulación glenohumeral mientras el paciente está sentado. El técnico realiza lo siguiente:

  • Se sienta frente y justo al lado del paciente

  • Pone la mano del paciente sobre su hombro, manteniendo el codo del paciente flexionado

  • Pone su mano en la depresión en la curva del codo del paciente (fosa antecubital) y sostiene el brazo luxado en su lugar

  • Masajea el bíceps, la porción media del deltoides y el trapecio para relajar los espasmos musculares

  • Indicarle al paciente que trate de relajarse en lugar de tensar si el hombro se siente como si se estuviera moviéndose (la relajación es crucial para la reducción con el uso de esta técnica)

  • Indicarle al paciente que se siente con la espalda recta (sin encorvarse hacia adelante o hacia un lado) y que se encoja de hombros hacia atrás, tratando de hacer que los extremos superiores de la escápula derecha y la izquierda se toquen entre sí

El hombro se desliza en su lugar en cuestión de minutos.

Los técnica de Stimson (también llamado la técnica de pesos colgantes) se realiza con menos frecuencia. Se realiza con el paciente en decúbito prono y la extremidad afectada colgando sobre el borde de una cama. Los pesos están unidos a la muñeca. Después de aproximadamente 30 min, el espasmo muscular generalmente se relaja lo suficiente para permitir que la cabeza humeral se reduzca. Debido a que el paciente se encuentra en decúbito prono, no se recomienda la sedación consciente. Esta posición puede ser demasiado incómoda para las pacientes embarazadas y los pacientes extremadamente obesos. Esta técnica también se puede utilizar con la manipulación de la escápula; el practicante aplica manipulación escapular mientras el paciente está en decúbito prono. Este enfoque reduce el tiempo necesario para que el hombro retorne a su localización normal.

Luxaciones posteriores

En ocasiones, las luxaciones son posteriores (algo que suele pasar desapercibido) (ver Examen para algunas lesiones que suelen pasar desapercibidas). Es causada clásicamente por convulsiones, choque eléctrico, o terapia electroconvulsiva sin relajantes musculares.

La deformidad puede no ser obvia. El brazo se mantiene en aducción y rotación interna. Típicamente, cuando se flexiona el codo, la rotación externa pasiva es imposible. Si tal rotación no es posible, se debe obtener una radiografía del hombro AP. Si no se encuentra fractura o luxación obvia, se debe considerar una luxación posterior del hombro. Una pista para el diagnóstico en la proyección AP es el signo de la bombilla o signo de cono de helado; la cabeza del húmero se rota internamente y las tuberosidades no sobresalen lateralmente, por lo que la cabeza del húmero parece circular.

Perlas y errores

  • Se sospecha de ubicación del hombro posterior si los pacientes tienen dolor en el hombro, mantienen su brazo en aducción, y no puede rotar externamente el brazo y las radiografías no muestran ninguna anomalía evidente.

El diagnóstico se confirma en la vista axilar o la transescapular en Y.

La reducción a menudo es posible usando la tracción longitudinal (como con la técnica de tracción-contratracción).

Luxaciones inferiores

Las luxaciones inferiores (luxación erecta) son poco frecuentes y en general son obvias en el examen clínico; los pacientes mantienen su brazo sobre su cabeza (es decir, abducido a casi 180°), por lo general con el antebrazo apoyado en la cabeza. El brazo está acortado; la cabeza del húmero suele ser palpable en la axila. La cápsula articular se rompe, y el manguito rotador puede desgarrarse. La arteria braquial se lesiona en <5% de los casos. El nervio axilar u otro nervio suele dañarse, pero los déficits a menudo se resuelven después de la reducción.

La radiografía es diagnóstica.

La reducción se realiza utilizando tracción-contratracción del brazo en abducción. La reducción cerrada suele tener éxito a menos que haya una deformidad en ojal (la cabeza humeral está atrapada en un desgarro de la cápsula inferior); en tales casos, se requiere la reducción abierta.

Recursos en este artículo