Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Epicondilitis medial

(Codo del golfista)

Por Paul L. Liebert, MD, Private Practice, Tomah Memorial Hospital, Tomah, WI

Información:
para pacientes

La epicondilitis medial es la inflamación de la masa de los músculos pronadores flexores que se originan en el epicóndilo medial del codo. El diagnóstico es con prueba de provocación. El tratamiento es reposo y hielo; luego, ejercicios y regreso gradual a la activifad.

La epicondilitis medial se produce por cualquier actividad que imponga una fuerza en el valgo sobre el codo, como ocurre durante el lanzamiento en béisbol, el juego de golf, el servicio en el tenis (particularmente cuando se hace un giro en la parte más alta con una raqueta demasiado pesada o sujeta con demasiada firmeza o con un mango de tamaño demasiado pequeño o con pelotas pesadas) y el lanzamiento de una jabalina. Las actividades no atléticas que pueden producir epicondilitis medial incluye colocar ladrillos, golpear con un martillo y escribir a máquina.

Signos y síntomas

El dolor se produce en los tendones de los pronadores flexores (adheridos al epicóndilo medial) y en el epicóndilo medial cuando la muñeca se flexiona o se prona contra resistencia.

Diagnóstico

  • Prueba de provocación

Para confirmar el diagnóstico, el paciente debe sentarse en una silla con el antebrazo apoyado sobre una mesa y la mano supinada. El paciente debe intentar levantar el puño curvando la muñeca mientras el explorador la sujeta hacia abajo. El dolor en el epicóndilo medial y en los tendones de los pronadores flexores es diagnóstico.

Tratamiento

  • Reposo, hielo y estiramiento de los músculos

  • Modificación de la actividad

  • Luego, ejercicios de resistencia

El tratamiento es sintomático y similar al de la epicondilitis lateral (ver Epicondilitis lateral : Tratamiento). Los pacientes deben evitar toda actividad que cause dolor. Inicialmente, se utilizan reposo, hielo, AINE y estiramiento, en ocasiones con una inyección de corticoides en la zona de dolor alrededor del tendón. Cuando el dolor cede, se realizan ejercicios suaves de resistencia de los músculos extensores y flexores del antebrazo, seguido por ejercicios de resistencia concéntricos y excéntricos. En general, se considera la cirugía sólo después de 6 a 12 meses de tratamiento conservador sin éxito. Las técnicas quirúrgicas para tratar la epicondilitis medial incluyen la resección del tejido cicatricial y la reinserción de los tejidos lesionados.

Recursos en este artículo