Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Generalidades de las lesiones por frío

Por Daniel F. Danzl, MD, Professor and Chair, Department of Emergency Medicine, University of Louisville School of Medicine

Información:
para pacientes

1 iOS Android

La exposición al frío puede producir una disminución de la temperatura corporal (hipotermia) y una lesión focal de los tejidos blandos. La lesión tisular por congelamiento es la congelación. La lesión tisular sin congelamiento incluye el eritema por frío, el pie de trinchera y la perniosis (sabañones). El tratamiento es el recalentamiento y el tratamiento quirúrgico selectivo, en general diferido, de los tejidos dañados.

La susceptibilidad a la lesión por frío aumenta con el agotamiento, el hambre, la deshidratación, la hipoxia, el deterioro de la función cardiovascular y el contacto con la humedad o metal.

Prevención

La prevención es crucial. Es importante tener varias capas de ropa caliente y protección contra la humedad y el viento aun cuando el tiempo no represente una amenaza de una lesión por frío. Deben llevarse ropas que siguan siendo aislantes cuando estén mojadas (p. ej., ropa de lana o de prolipropileno). Los guantes y los calcetines deben mantenerse lo más secos posibles; en el tiempo muy frío, es necesario llevar botas aislantes que no impidan la circulación. Es importante una capucha en la cabeza. Consumir muchos líquidos y alimentos ayuda a mantener la producción de calor metabólico. Prestar atención a que algunas partes del cuerpo se queden frías o adormecidas y calentarlas inmediatamente puede prevenir la lesión por frío.