Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Picaduras de arañas

Por Robert A. Barish, MD, MBA, Louisiana State University Health Sciences Center at Shreveport ; Thomas Arnold, MD, Department of Emergency Medicine, LSU Health Sciences Center Shreveport

Información:
para pacientes

Casi todas las 40.000 especies de arañas son venenosas. Sin embargo, los colmillos de la mayoría de las especies son demasiado cortos y frágiles para penetrar la piel. Reacciones sistémicas serias ocurren más frecuentemente con las mordeduras de

  • Arañas marrón: Violín, de rincón, reclusa marrón (Loxosceles sp)

  • Arañas viuda: viuda Negro (Latrodectus sp), la viuda marrón (L. geometricus])

Las arañas marrón habitan el Medio Oeste y el centro sur de los Estados Unidos, no en las costas y los estados de la frontera canadiense, excepto cuando son importadas en las ropas y los equipajes. Las arañas viudas negras se encuentran en todos los Estados Unidos. Distribución de la viuda marrón recientemente extendió desde Florida a todos los estados de la Costa del Golfo. Varias otras especies venenosas de araña (p. ej., Pamphobeteus, Cupiennius, Phoneutria) no son nativas de los Estados Unidos, pero ser importadas en telas u otros materiales, o por su comercio como mascotas. Las picaduras causan < 3 muertes/año en los Estados Unidos, en general en niños.

Sólo unas pocas arañas venenosas han sido estudiadas en detalle. De gran importancia son las que tienen componentes necrosantes en el veneno (las pardas y algunas arañas caseras) y las que tienen componentes neurotóxicos (las viudas). Esfingomielinasa D es el componente de proteína que parece ser responsable de la mayor parte de la destrucción de los tejidos y la hemólisis provocada por envenenamientos araña marrón. El componente más tóxico del veneno de las arañas viudas parece ser un péptido, α-latrotoxina que afecta la transmisión neuromuscular.

Signos y síntomas

Las picaduras de araña parda son las más comunes en los Estados Unidos. Algunas picaduras son inicialmente indoloras pero el dolor, que puede ser intenso y involucrar a todo el miembro, aparece dentro de los 30 a 60 min en todos los casos. El área picada se vuelve eritematosa y con equimosis y puede picar. También puede haber prurito generalizado. Se forma una ampolla central en el sitio de la picadura, a menudo rodeado por un área equimótica irregular (lesión en ojo de buey). La lesión puede imitar un pioderma gangrenoso. La ampolla central se agranda, se llena de sangre, se rompe y deja una úlcera Se forma una escara negra sobre la úlcera y finalmente se esfacela.

La mayoría de las picaduras dejan una pequeña cicatriz residual, pero algunas pueden dejar un gran defecto tisular y hasta llegar al músculo. El loxoscelismo, un síndrome sistémico inducido por el veneno, puede no detectarse hasta 24 a 72 h después de la picadura y es muy raro pero es más prevalente en los niños y adolescentes. Efectos sistémicos (p. ej., fiebre, escalofríos, náuseas, vómitos, artralgias, mialgias, erupción generalizada, convulsiones, hipotensión, coagulación intravascular diseminada, trombocitopenia, hemólisis, insuficiencia renal) son responsables de todas las muertes informadas.

Las picaduras de las arañas viudas en general causan una sensación punzante inmediata y aguda. El dolor puede describirse como sordo y con adormecimiento del área y ser desproporcionado con los signos clínicos. Dentro de 1 h después del envenenamiento, puede haber una progresión a un dolor local persistente, diaforesis, eritema y piloerección en el sitio de la picadura. A veces los síntomas remotos y / o sistémicas desarrollan.

Los envenenamientos de la araña viuda se clasifica en leve, moderada o grave.

  • Leve: Dolor restringido al lugar de la picadura, los signos vitales normales

  • Moderado: diaforesis y piloerección en el área de la picadura, dolor tipo cólico en grandes grupos musculares del tronco, los signos vitales normales

  • Grave (también llamado latrodectismo): Diaforesis en un sitio remoto; intenso dolor generalizado calambres en grandes grupos musculares del tronco; hipertensión y taquicardia; a menudo dolor de cabeza, náuseas y vómitos.

El latrodectismo, un síndrome sistémico causado por componentes venenosos neurotóxicos, se manifiesta con desasociego, ansiedad, sudoración, cefaleas, mareos, náuseas, vómitos, hipotensión, salivación, debilidad, erupción eritematosa difusa, prurito, ptosis, edema de párpados y los miembros, distrés respiratorio, aumento de la temperatura de la piel sobre el área afectada y calambres y rigidez muscular en el abdomen, los hombros, el pecho y la espalda. El dolor abdominal puede ser grave e imitar un abdomen agudo quirúrgico, rabia o tétanos. Los síntomas tienden a resolverse a lo largo de 1 o 3 días, pero los espasmos residuales, las parestesias, la agitación y la debilidad pueden durar semanas o meses.

Las picaduras de tarántula son extremadamente raras y no venenosas con tarántulas ("del nuevo mundo") de Norte América o Sudamerica. Sin embargo, la agitación de la araña puede hacer que arroje los pelos parecidos a agujas que tiene sobre su abdomen. Estos pelos actúan como cuerpos extraños en la piel o los ojos y pueden provocar la degranulación de los mastocitos y una reacción anafilactoide (p. ej., urticaria, angioedema, broncoespasmo, hipotensión) en las personas sensibilizadas, en general dueños de las arañas-mascotas que manipulan al animal diariamente. Especies de tarántulas nativas de continentes no americano (tarántulas "viejo mundo") en ocasiones se mantienen como mascotas. Ellas son más agresivas que las tarántulas del nuevo mundo, carecen de pelos en forma de aguja, y pueden ser venenosas. El tratamiento de las las picaduras de todas las tarántulas es de sostén.

Diagnóstico

  • Evaluación clínica

  • Cuidadosa consideración de las alternativas diagnósticas

A menudo, los pacientes sospechan que la picadura es de una araña. El diagnóstico en general se sospecha por los antecedentes y los signos físicos, pero la confirmación es rara, porque requiere un testigo de la picadura, la identificación de la araña (la cual rara vez se recupera intacta) y la exclusión de otras causas.

En áreas endémicas, una picadura de araña parda no debe diagnosticarse sin la identificación positiva. Muchos pacientes atribuyen incorrectamente la infección cutánea por Staphylococcus aureus meticilinorresitente (MRSA) mucho más común a una picadura de reclusa marrón. Tales infecciones deben excluirse, al igual que otros trastornos que imitan picaduras de arañas (ver Trastornos que imitan picaduras de arañas). Los casos graves de latrodectismo deben distinguirse de un abdomen agudo, la rabia o el tétanos.

Las arañas se identifican por su localización y sus marcas. Las arañas viudas viven fuera de las casas en espacios protegidos (p. ej., pilas de rocas o de leñas, haces de heno, construcciones anexas) y tienen marcas en forma de reloj de arena rojas o anaranjadas sobre el abdomen ventral. Las arañas pardas viven dentro de los hogares o en espacios protegidos (p. ej., graneros, áticos, pilas de madera, debajo de los muebles, bajo los zócalos) y tienen marcas con forma de violín en el área dorsal del cefalotórax que van desde los ojos hasta el abdomen. Estas marcas pueden ser difíciles de reconocer aún con el animal intacto.

Trastornos que imitan picaduras de arañas

Categoría

Ejemplos

Picaduras de insectos

Hormigas

Chinches

Pulgas

Moscas

Chinche besucona, vinchuca, pito, chichá

Picaduras de otros arácnidos

Ácaros

Garrapatas

Trastornos de la piel

Eritema crónico migratorio

Eritema nudoso

Vasculitis leucocitoclástica

Esporotricosis

Necrólisis tóxica epidérmica

Infecciones

Herpes simple crónico

Carbunco cutáneo

Infección gonocócica diseminada

Staphylococcus aureus meticilinorresistente

Embolia séptica en la endocarditis o el uso de drogas IV

Traumatismos

Lesiones autoinfligidas

Inyección subcutánea de fármacos

Tratamiento

  • Cuidados rutinarios de la herida

  • Resección tardía de las picaduras necrosadas de araña parda

  • Opioides parenterales, benzodiacepinas y antiveneno para las picaduras de araña viuda graves y, a veces moderadas

El tratamiento común a todas las picaduras de araña incluye la limpieza de la herida, hielo para reducir el dolor, elevación del miembro, profilaxis contra el tétanos y observación. La mayoría de las reacciones locales responden a estas medidas solas.

Para las picaduras de araña parda, las intervenciones que se limitan a cuidados estándar de la herida y minimizan el riesgo de infección a menudo son las medidas más prudentes:

  • Las lesiones ulceradas deben limpiarse diariamente y desbridarse si es necesario; puede usarse un ungüento tópico antibiótico (p. ej., polimixina/bacitracina/neomicina).

  • Las lesiones urticarianas pueden tratarse con antihistamínicos o corticoides tópicos.

  • Las lesiones necróticas causadas por reclusas pardas puede limpiarse y vendarse. La resección quirúrgica, si es necesaria, debe postergarse hasta que el área de necrosis esté completamente delimitada, un proceso que puede tardar semanas.

No se ha demostrado que ninguna intervensión reduzca la mortalidad o mejore los resultados después de una picadura de araña parda. En general, las opciones mal estudiadas o impertinentes son controvertidas o potencialmente dañinas. A menudo se considera la dapsona (p. ej., 100 mg VO 1/día hasta que la inflamación ceda) para las úlceras de > 2 cm, pero su beneficio no está probado y casi siempre aparece una hemólisis relacionada con la dosis; se han documentado agranulocitosis, anemia aplásica y metahemoglobinemia. La tetraciclina se ha sugerido para evitar que el dermonecrosis causada por envenenamiento de araña marrón pero la eficacia no está comprobada. Los corticosteroides, colchicina, nitroglicerina, terapia de choque eléctrico, y la escisión quirúrgica no tienen ningún valor.

Por las picaduras de araña viuda, es necesaria la atención médica si los síntomas son moderados o graves; el tratamiento inicial es opioides parenterales y benzodiazepinas. Las mialgias y los espasmos musculares debido a picaduras de arañas viudas responden mal a los relajantes musculares y a las sales de calcio.

El envenenamiento sintomático inicialmente se trata con métodos sintomáticos. Existe un antiveneno derivado de equinos, y un antiveno F(ab)2 nuevo que está siendo estudiado. Debido a que la muerte por envenenamiento araña viuda es poco frecuente, el tratamiento antiofídico históricamente se ha reservado para pacientes en los extremos etarios y las personas con condiciones médicas comórbidas. Pero debido a que los síntomas pueden persistir durante semanas o meses, el antiveneno se está utilizando de manera más amplia, p. ej., si el envenenamiento es severo o, a veces moderado. El antiveneno es más eficaz cuando se utiliza temprano, pero puede resultar efectivo hasta las 36 h después de la picadura. La respuesta clínica suele ser drástica. La dosis para los niños y los adultos es de 1 frasco ampolla (6.000 unidades) IV en 50 mL de solución salina normal en 3 a 15 min. Aunque el fabricante recomienda realizar pruebas cutáneas antes de administrar el antiveneno, pero estas pruebas no siempre predicen reacciones adversas como una anafilaxia aguda y no suelen hacerse.

Conceptos clave

  • Arañas marrones (p. ej., violín, fiddleback, recluse- marrónLoxosceles sp) están presentes en el medio oeste y centro-sur de Estados Unidos, no en los estados fronterizos y costeros canadienses.

  • Las arañas viudas (p. ej., araña viuda negra–especie de Latrodectus) se encuentran en todos los Estados Unidos.

  • Mordeduras de araña marrón tienden a causar dolor (a veces un retraso de 30 a 60 min), eritema, equimosis, y la formación de ampolla, a veces con ulceración circundante.

  • Picadura de la araña Viuda causan dolor inmediato y manifestaciones a veces regionales o generalizadas, como calambres musculares, diaforesis, hipertensión y taquicardia, y debilidad.

  • El diagnóstico clínico de picadura de arañas (a menudo falsamente sospechado por los pacientes).

  • Para las picaduras de araña marrón, usar cuidado de heridas, medidas sintomáticas locales, y a veces escisión demorada.

  • Para las picaduras de araña viuda, usar cuidado de heridas, medidas sintomáticas locales y opioides parenterales veces, benzodiacepinas y antiveneno.

Recursos en este artículo