Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Abrasiones corneanas y cuerpos extraños

Por Kathryn Colby, MD, PhD, Professor and Chair, Department of Ophthalmology and Visual Science, The University of Chicago Medicine & Biological Sciences

Información:
para pacientes

1 iOS Android

Las abraciones corneanas son defectos superficiales y autolimitados del epitelio.

Las lesiones conjuntivales y corneanas más frecuentes son los cuerpos extraños y las abrasiones. El uso incorrecto de las lentes de contacto daña la córnea. Aunque los cuerpos extraños superficiales salen espontáneamente de la córnea con la película de lágrimas, y en ocasiones dejan una abrasión residual, otros cuerpos extraños pueden permanecer o penetrar en la córnea. A veces un cuerpo extraño atrapado bajo el párpado superior causa una o más abrasiones corneales verticales que empeoran como resultado del parpadeo. La penetración intraocular puede producirse con un traumatismo aparentemente leve, en particular cuando se trata de cuerpos extraños generados por máquinas de alta velocidad (p. ej., taladros o sierras), al martillar o por explosiones. Las lesiones corneanas rara vez dan lugar a infecciones. Sin embargo, si no se reconoce la penetración intraocular, puede desarrollarse infección dentro del ojo (endoftalmitis), aunque es rara.

Signos y síntomas

Los signos y síntomas de abrasión o cuerpo extraño incluyen la sensación de cuerpo extraño, el lagrimeo, el enrojecimiento y la secreción. Rara vez afecta la visión (aparte del lagrimeo).

Diagnóstico

  • Examen con lámpara de hendidura, por lo general con tinción con fluoresceína

Después de instilar un anestésico en el fórnix inferior (p. ej., 2 gotas de proparacaína al 0,5%), se evierte cada párpado y se inspecciona toda la conjuntiva y la córnea con lentes binoculares (lupa) o una lámpara de hendidura. La tinción con fluoresceína (ver Evaluación del paciente oftalmológico : Exploración corneana) con iluminación de luz de cobalto hace que las abrasiones y los cuerpos extraños no metálicos se tornen más evidentes. El signo de Seidel es una corriente de fluoresceína lejos de un defecto de la córnea, visible durante el examen con lámpara de hendidura. Un signo de Seidel positivo sugiere la pérdida de líquido a través de una perforación de la córnea. Los pacientes con múltiples abrasiones lineales verticales deben tener sus párpados evertidos para buscar un cuerpo extraño bajo el párpado superior. Los pacientes con una lesión intraocular de alto riesgo o (más rara vez) una perforación visible del globo o una pupila con forma de gota deben realizarse una TC para descartar la presencia de un cuerpo extraño intraocular y ver a un oftalmólogo tan pronto como sea posible.

Tratamiento

  • Para los cuerpos extraños superficiales, irrigación o extracción con un hisopo húmedo o con una aguja pequeña

  • Para abrasiones corneanas, ungüento antibiótico y dilatación pupilar

  • Para cuerpos extraños intraoculares, extracción quirúrgica

Después de instilar un anestésico en la conjuntiva, pueden extraerse los cuerpos extraños conjuntivales mediante irrigación o extracción con un hisopito de algodón estéril humedecido. Un cuerpo extraño en la córnea que no puede retirarse mediante irrigación debe ser extraído cuidadosamente con una cucharilla estéril (un instrumento diseñado para eliminar cuerpos extraños oculares) o con una aguja hipodérmica de calibre 25 o 27 G usando una lupa o, preferiblemente, amplificación con la lámpara de hendidura; los pacientes debe quedarse quietos y no moverse ni pestañar durante la extracción.

Los cuerpos extraños de acero o hierro que permanecen en la córnea más de unsa pocas horas pueden dejar un anillo de óxido en la zona que también requiere su extracción con amplificación con lámpara de hendidura, raspando o utilizando una fresa rotatoria de baja velocidad; en general, la extracción es realizada un oftalmólogo.

Abrasiones

Se utiliza una pomada de antibiótico (p. ej., bacitracina/polimixina B o ciprofloxacina 0,3% 4 veces al día durante 3 a 5 días) para la mayoría de las abrasiones hasta que el defecto del epitelio cicatrice. contacto que tienen abrasiones corneanas requieren un antibiótico que tenga una cobertura óptima contra Pseudomonas (p. ej., ciprofloxacina 0,3% 4 veces al día). En caso de abrasiones de mayor tamaño (p. ej., un área de > 10 mm2), también se dilata la pupila una vez con un ciclopléjico de acción corta (p. ej., 1 gota de ciclopentolato al 1% o de homatropina 5%).

Habitualmente, no se utilizan parches oculares porque incrementan el riesgo de infección, en particular en caso de abrasiones causadas por una lente de contacto o por un objeto que pudiera estar contaminado con tierra o vegetación. Los corticoides oftálmicos tienden a favorecer el crecimiento de hongos y del virus herpes simple y están contraindicados. El uso continuo de anestésicos tópicos puede dificultar la cicatrización y, por ende, está contraindicado. El dolor puede tratarse con analgésicos orales.

El epitelio corneano se regenera rápidamente; hasta las abrasiones grandes curan en 1 a 3 días. La lente de contacto no debe usarse durante 5 a 7 días. Es prudente acudir a un oftalmólogo para una revisión 1 a 2 días después de la lesión, en especial si se ha extraído un cuerpo extraño con una aguja o una cucharilla quirúrgica.

Cuerpos extraños intraoculares

Los cuerpos extraños intraoculares requieren la extracción quirúrgica inmediata por un oftalmólogo. Están indicados los antimicóticos sistémicos y tópicos (efectivos contra Bacillus cereus si la lesión involucra contaminación con tierra o vegetación); estos incluyen ceftazidima 1 g IV cada 12 h, en combinación con vancomicina 15 mg/kg IV cada 12 h y moxifloxacina 0,5% solución oftalmológica cada 1 a 2 h. La pomada debe evitarse si el globo ocular está lacerado. Se coloca un escudo protector (como un escudo de Fox o un tercio inferior de un vaso de papel) y se fija sobre el ojo para evitar ejercer una presión inadvertida que pueda herniar el contenido del globo ocular a través del sitio de penetración. En las lesiones abiertas del globo ocular está indicada la profilaxis contra el tétano. Como con cualquier laceración del globo, vomitar puede aumentar la presión intraocular, por lo que debe evitarse. Si se sienten náuseas, se debe usar un antiemético.

Conceptos clave

  • Los síntomas de la abrasión de la córnea o de un cuerpo extraño incluyen la sensación de cuerpo extraño, el lagrimeo, y el enrojecimiento, la agudeza visual no suele cambiar.

  • El diagnóstico en general se realiza mediante examen con lámpara de hendidura con tinción con fluoresceína.

  • Se sospecha de un cuerpo extraño intraocular si la fluoresceína se sale del defecto de la córnea, si la pupila tiene forma de gota, o si el mecanismo de lesión involucra una máquina de alta velocidad (p. ej., taladro o sierra, cualquier cosa con un mecanismo de metal sobre metal), al martillar o por explosión.

  • Tratar abrasiones corneales y cuerpos extraños mediante la eliminación de material extraño, prescribir un antibiótico tópico, ya veces inculcar una ciclopléjico.

  • Para cuerpos extraños intraoculares, dar antibióticos sistémicos y tópicos, aplicar un escudo, y consultar a un oftalmólogo para la extirpación quirúrgica.