Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Tronco arterioso persistente

Por Jeanne Marie Baffa, MD, Associate Professor of Pediatrics;Director of Echocardiography, Thomas Jefferson University School of Medicine;Nemours/Afred I. duPont Hospital for Children

Información:
para pacientes

El tronco arterioso persistente se produce cuando, durante el desarrollo fetal, el tronco primitivo no se divide en arteria pulmonar y aorta, lo que da origen a un solo tronco arterial de gran tamaño que cabalga sobre una gran comunicación interventricular perimembranosa, mal alineada. En consecuencia, una mezcla de sangre oxigenada y desoxigenada ingresa en las circulaciones sistémica, pulmonar y coronaria. Los síntomas son cianosis e insuficiencia cardíaca, con escasa alimentación, diaforesis y taquipnea. Son frecuentes un primer ruido cardíaco (S1) normal y un segundo ruido cardíaco (S2) intenso y único; los soplos pueden ser variables. El diagnóstico se realiza por ecocardiografía o cateterismo cardíaco. Por lo general, el tratamiento médico de la insuficiencia cardíaca es seguido de reparación quirúrgica temprana.

El tronco arterioso persistente (ver figura Tronco arterioso.) representa el 1-2% de las cardiopatías congénitas. Alrededor del 35% de los pacientes presentan el síndrome de deleción 22q11, que incluye el síndrome de DiGeorge y síndromes velocardiofaciales.

Tronco arterioso.

El tronco primitivo no se divide en arteria pulmonar y aorta, lo que determina un tronco arterial único y grande que cabalga sobre una comunicación interventricular de gran tamaño.

VCI = vena cava inferior; AI = aurícula izquierda; VI = ventrículo izquierdo; AP = arteria pulmonar; VP = venas pulmonares; AD = aurícula derecha; VD = ventrículo derecho; VCS = vena cava superior.

Clasificación

Existen distintas sistemas de clasificación en uso.

La primera clasificación, por Collett y Edwards, es

  • Tipo I: el tronco de la arteria pulmonar nace del tronco común y después se divide en arterias pulmonares derecha e izquierda.

  • Tipo II: las arterias pulmonares derecha e izquierda nacen por separado (pero adyacentes entre sí) de la cara posterior del tronco.

  • Tipo III: las arterias pulmonares derecha e izquierda nacen de las caras laterales de la raíz del tronco razonablemente alejadas entre sí.

  • Tipo IV: Ambas arterias pulmonares son suministrados por vasos colaterales de la aorta descendente. (El tipo IV se reclasifica actualmente como tetralogía de Fallot con atresia pulmonar.)

Una clasificación actualizada por Van Praagh se compone de tipo A (tronco arterioso con comunicación interventricular [CIV]) y el tipo B muy raro (tronco arterioso sin CIV). El tipo A se subdivide en 4 tipos:

  • Tipo A1: el tronco de la arteria pulmonar nace del tronco común y después se divide en arterias pulmonares derecha e izquierda.

  • Tipo A2: las arterias pulmonares derecha e izquierda nacen por separado de la cara posterior del tronco.

  • Tipo A3: Un pulmón es irrigado por una rama de la arteria pulmonar que surge del tronco y el otro pulmón (usualmente el izquierdo) es irrigado por una arteria colateral de tipo ductus

  • Tipo A4: El tronco es una arteria pulmonar grande y el arco aórtico se interrumpe o presenta coartación.

La válvula troncal puede ser bastante anormal y manifestarse con estenosis, insuficiencia, o ambos. Puede haber otras anomalías (p. ej., cayado aórtico derecho, interrupción del arco aórtico, anomalías de las arterias coronarias, comunicación auriculoventricular), que pueden contribuir a la alta tasa de mortalidad quirúrgica.

Las consecuencias fisiológicas del tronco arterioso son cianosis leve, aumento significativo de la circulación pulmonar e insuficiencia cardíaca (IC).

Signos y síntomas

Por lo general, los lactantes presentan cianosis leve y signos y síntomas de IC (p. ej., taquipnea, mala actitud alimentaria, diaforesis) en las primeras semanas de vida. La exploración física puede detectar un precordio hiperdinámico, aumento de la presión diferencial con pulsos saltones, un segundo ruido cardíaco (S2) intenso y único y un clic de eyección. Hay un soplo sistólico de grado 2-4/6 audible a lo largo del borde esternal izquierdo. Puede auscularse un soplo mesodiastólico de flujo mitral en la punta cuando hay aumento del flujo sanguíneo pulmonar. En caso de insuficiencia de la válvula del tronco, se ausculta un soplo diastólico de tono agudo decreciente sobre la parte media del borde esternal.

Diagnóstico

  • Radiografía de tórax y ECG

  • Ecocardiografía

  • En ocasiones, cateterismo cardíaco, angiografía cardíaca por RM o TC

La clínica permite sospechar el diagnóstico, que es avalado por la radiografía de tórax y el ECG, y se confirma mediante ecocardiografía bidimensional con estudios de flujo Doppler color. En ocasiones, se requiere cateterismo cardíaco para delinear anomalías asociadas antes de la cirugía, pero la angiografía cardíaca por RM o TC puede suplir la necesidad de cateterismo.

La radiografía de tórax muestra diversos grados de cardiomegalia con aumento de la trama vascular pulmonar, cayado aórtico derecho (en alrededor del 30% de los casos) y arterias pulmonares de posición relativamente alta. El ECG suele indicar hipertrofia ventricular combinada. El aumento sustancial de la circulación pulmonar puede generar evidencia de agrandamiento auricular izquierdo.

Tratamiento

  • Reparación quirúrgica

  • Tratamiento médico de la IC (p. ej., diuréticos, digoxina, inhibidores de la ECA) antes de la cirugía

La IC se trata enérgicamente con diuréticos, digoxina e inhibidores de la ECA, lo que es seguido de reparación quirúrgica temprana. La infusión de prostaglandinas no es beneficiosa.

El tratamiento quirúrgico consiste en la reparación completa. Se cierra la comunicación interventricular, de manera que el ventrículo izquierdo expulse la sangre a la raíz del tronco. Se coloca un conducto, con una válvula o sin ella, entre el ventrículo derecho y la confluencia de las arterias pulmonares. En los últimos años, las tasas de mortalidad quirúrgica han disminuido a tan solo el 10%. Como el conducto se coloca durante etapas tempranas de la lactancia, su tamaño se torna inadecuado a medida que el niño crece y debe ser revisado durante la infancia. La estenosis de la rama de la arteria pulmonar es una secuela común.

Se recomienda profilaxis de la endocarditis antes de la cirugía, pero sólo se requiere durante los primeros 6 meses posteriores a la reparación, a menos que haya un defecto residual adyacente a un parche quirúrgico o a material protésico.

Conceptos clave

  • En el tronco arterioso persistente, el tronco primitivo no se divide en arteria pulmonar y aorta, lo que determina un tronco arterial único y grande que cabalga sobre una comunicación interventricular (CIV) de gran tamaño.

  • Los diferentes tipos se distinguen en función del origen de las arterias pulmonares y defectos asociados.

  • Los pacientes presentan cianosis leve, sobrecirculación pulmonar significativa, e insuficiencia cardíaca (IC); un soplo sistólico grado 2 a 4/6 es audible a lo largo del borde esternal izquierdo y un soplo mesodiastólico de flujo mitral pueden ser audible en la punta.

  • Se debe tratar la IC con diuréticos, digoxina e inhibidores de la ECA; la infusión de prostaglandina no es beneficiosa.

  • Se debe hacer la reparación quirúrgica temprana; suelen ser necesarias una o más revisiones a medida que los niños crecen.

Recursos en este artículo