Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Revisión sobre infecciones neonatales

Por Mary T. Caserta, MD, Professor of Pediatrics, Division of Infectious Diseases;Attending Physician, University of Rochester School of Medicine and Dentistry;Golisano Children’s Hospital at Strong, University of Rochester Medical Center

Información:
para pacientes

La infección neonatal puede contagiarse en el útero por vía transplacentaria, en el canal de parto durante el parto (intraparto) y de fuentes externas después del nacimiento (posparto).

La infección intrauterina, que puede producirse en cualquier momento antes del nacimiento, se debe a una infección materna manifiesta o subclínica. Las consecuencias dependen del agente etiológico y el momento de la infección durante la gestación, e incluyen aborto espontáneo, retraso del crecimiento, parto prematuro, muerte fetal preparto, malformaciones congénitas (p. ej., rubéola) e infección neonatal sintomática (p. ej., citomegalovirus [CMV], toxoplasmosis, sífilis) o asintomática (p. ej., CMV).

Los agentes virales más frecuentes son los virus herpes simple, HIV, CMV y hepatitis B. La infección intraparto por HIV o hepatitis B se produce por el pasaje a través de un canal de parto infectado o por infección ascendente si el parto se retrasa después de la rotura de membranas; con menor frecuencia, estos virus pueden transmitirse por vía transplacentaria. La transmisión del CMV suele ser transplacentaria. Los agentes bacterianos son los estreptococos grupo B, los microorganismos entéricos gramnegativos (fundamentalmente, Escherichia coli), Listeria monocytogenes, los gonococos y las clamidias.

Las infecciones posparto se contagian por contacto con la madre infectada directamente (p. ej., tuberculosis, que a veces también se transmite en el útero) o a través de la lactancia (p. ej., HIV, CMV), o por contacto con profesionales sanitarios y el medio hospitalario (numerosos microorganismosver Infección neonatal hospitalaria).

Factores de riesgo

El riesgo de contraer infección intra y posparto es inversamente proporcional a la edad gestacional. Los recién nacidos son inmaduros desde el punto de vista inmunitario, con menor función de los leucocitos polimorfonucleares, monocitos e inmunidad celular; esto es particularmente válido en los recién nacidos prematuros (Ver también Fisiología perinatal : Función inmunitaria). Hay transporte activo de anticuerpos IgG maternos a través de la placenta, pero no se alcanzan concentraciones eficaces contra todos los microorganismos hasta cerca del término. Los anticuerpos IgM no atraviesan la placenta. Los recién nacidos prematuros tienen menor producción intrínseca de anticuerpos y menor actividad del complemento. Asimismo, es más probable que requieran procedimientos invasivos (p. ej., intubación endotraqueal, acceso IV prolongado), que los predisponen a la infección.

Signos y síntomas

En los recién nacidos, los signos y síntomas tienden a ser inespecíficos (p. ej., vómitos o mala alimentación, mayor somnolencia, fiebre o hipotermia, taquipnea, exantemas, diarrea). Muchas infecciones congénitas adquiridas antes del nacimiento pueden provocar diversos síntomas o alteraciones o acompañarse de ellos (p. ej., limitación del crecimiento, sordera, microcefalia, anomalías, retraso de crecimiento, hepatoesplenomegalia, alteraciones neurológicas).

Diagnóstico

Hay que considerar una amplia variedad de infecciones, incluida la sepsis, en recién nacidos enfermos, en el momento del nacimiento o poco después, sobre todo aquellos con factores de riesgo. Hay que investigar infecciones congénitas, como la rubéola, la sífilis, la toxoplasmosis y el CMV, en particular en recién nacidos con alteraciones como limitación del crecimiento, sordera, microcefalia, anomalías, hepatoesplenomegalia o trastornos neurológicos.

Tratamiento

  • Tratamiento antimicrobiano

El tratamiento fundamental para una presunta infección bacteriana en el recién nacido es antimicrobiano. La selección de fármacos es similar a la de los adultos, porque los microorganismos infectantes y su sensibilidad no son específicas de los recién nacidos. Sin embargo, numerosos factores, como edad y peso, influyen en la dosis y la frecuencia (véanse los Dosificaciones recomendadas de algunos antibióticos parenterales para recién nacidos and ver Dosificaciones recomendadas de algunos antibióticos orales en recién nacidos*).

En los recién nacidos, el LEC (líquido extracelular) representa hasta el 45% del peso corporal, por lo que se requieren dosis relativamente más altas de ciertos antibióticos (p. ej., aminoglucósidos) que en los adultos. En los recién nacidos prematuros, las concentraciones séricas más bajas de albúmina pueden reducir la unión a proteínas de los antibióticos. Los fármacos que desplazan la bilirrubina de la albúmina (p. ej., sulfamidas, ceftriaxona) aumentan el riesgo de querníctero.

En los recién nacidos, la ausencia o deficiencia de ciertas enzimas puede prolongar la semivida de algunos antibióticos (p. ej., cloranfenicol) y aumentar el riesgo de toxicidad. Los cambios de la TFG (tasa de filtración glomerular) y la secreción tubular renal durante el primer mes de vida exigen modificaciones de las dosis de otros fármacos (p. ej., penicilinas, aminoglucósidos, vancomicina).

Dosificaciones recomendadas de algunos antibióticos parenterales para recién nacidos

Intervalo de administración

Antibiótico

Vía de administración

Dosis individual

Peso corporal < 1.200 g

Peso corporal de 1.200  –  1.999 g

Peso corporal ≥ 2.000 g

Comentarios

Edad

Edad

Edad

≤ 7 días

8–28 días

≤ 7 días

8-28 días

≤ 7 días

8-28 días

Amikacina*

IV, IM

15 mg/kg

Cada 48 h

Cada 24–48 h

Cada 48 h

Cada 24–48 h

Cada 24 h

Cada 12–24 h

Se requiere control de las concentraciones séricas del fármaco (pico = 20–30 μg/mL;valle =< 10 μg/mL)

Se requiere reducción de la dosis en caso de compromiso de la función renal

En los intervalos de dosificación extendidos, puede administrarse como dosis única de 15–20 mg/kg una vez al día o una vez cada 48 h

Anfotericina B desoxicolato

IV

0,25–1,5 mg/kg

Después de la dilución en dextrosa al 5 o 10% en agua (no debe usarse solución salina), infusión de una dosis de prueba de 0,1 mg/kg (máximo 1 mg) en 1 h para evaluar la respuesta febril y hemodinámica del paciente; si no se observan efectos adversos graves, infusión de una dosis terapéutica (por lo general, 0,25–1,5 mg/kg en 2–6 h), que puede administrarse el mismo día de la dosis de prueba

Después de que mejora el paciente, puede administrarse la dosis día por medio hasta completar el tratamiento

Se requiere control de las concentraciones de K y de la función hematológica y renal

Ampicilina

En meningitis

IV

75 mg/kg

Cada 6 h

Cada 6 h

Cada 6 h

Cada 6 h

Cada 6 h

Cada 6 h

IV en infusión de 15 a 30 min ( 10 mg/kg por min)

En otras enfermedades

IV, IM

50 mg/kg

Cada 12 h

Cada 8 h

Cada 12 h

Cada 8 h

Cada 8 h

Cada 6 h

Aztreonam

IV, IM

30 mg/kg

Cada 12 h

Cada 12 h

Cada 12 h

Cada 8-12 h

Cada 8-12 h

Cada 6-8 h

Datos limitados

Sólo contra bacilos gramnegativos

Cefazolina

IV, IM

20-25 mg/kg

Cada 12 h

Cada 12 h

Cada 12 h

Cada 12 h

Cada 12 h

Cada 8 h

Datos limitados

Ninguna indicación principal; no se usa como tratamiento inicial de sepsis o meningitis

Cefepima

IV, IM

30-50 mg/kg

Cada 12 h

Cada 8–12 h

Cada 12 h

Cada 8–12 h

Cada 8-12 h

Cada 8–12 h

Puede ser utilizado para infecciones por Pseudomonas aeruginosa (considerar el uso de 50 mg/kg cada 8 h para P. aeruginosa y otros patógenos gramnegativos graves)

En ocasiones, se indica en meningitis, aunque en general como fármaco de segunda línea y no siempre recomendado

Cefotaxima

IV, IM

50 mg/kg

Cada 12 h

Cada 8 h

Cada 12 h

Cada 8 h

Cada 12 h

Para la meningitis, cada 8-12 h

Cada 8 h

Para la meningitis, cada 6-8 h

A menudo, un tratamiento de primera línea en la meningitis neonatal

Ceftazidima

IV, IM

50 mg/kg

Cada 12 h

Cada 8 h

Cada 12 h

Cada 8 h

Cada 12 h

Cada 8 h

Penetra bien en las meninges inflamadas

El 70–90% del fármaco se excreta sin cambios por orina

Ceftriaxona

IV, IM

50 mg/kg

Cada 24 h

Cada 24 h

Cada 24 h

Cada 24 h

Cada 24 h

Cada 24 h

Datos limitados

Puede causar seudolitiasis biliar y, en recién nacidos prematuros ictéricos, puede aumentar el riesgo de encefalopatía por bilirrubina al desplazar la bilirrubina de la albúmina

Está contraindicado en los recién nacidos que reciben o que se espera reciban infusiones de soluciones que contienen Ca

Fármaco de segunda línea para meningitis, después de la primera semana de vida (40–50 mg/kg cada 12 h o 80–100 mg/kg cada 24 h)

Cloranfenicol

IV

25 mg/kg

Cada 24 h

Cada 24 h

Cada 24 h

Cada 12-24 h

Cada 24 h

Cada 12 h

Dosis ajustadas mediante control de las concentraciones séricas del fármaco y parámetros hematológicos

En la meningitis, concentraciones séricas pico deseables = 15–25 μg/mL y concentraciones valle = 5–15 μg/mL

En otras infecciones, se ajusta la dosis para alcanzar una concentración pico de 10–20 μg/mL y una concentración valle de 5–10 μg/mL

Gran variabilidad de las concentraciones séricas y la semivida sérica, sobre todo en recién nacidos

Clindamicina

IV, IM

5 mg/kg

Cada 12 h

Cada 12 h

Cada 12 h

Cada 8 h

Cada 8 h

Cada 6 h

Contra anaerobios y cocos grampositivos (no enterococos)

Gentamicina*/tobramicina

IV, IM

4-5 mg/kg

Cada 48 h

Cada 24–48 h

Cada 36 h

Cada 24–48 h

Cada 24 h

Cada 12–24 h

Se requiere control de las concentraciones séricas del fármaco (pico = 5–12 μg/mL; valle = < 2 μg/mL)

Debe reducirse la dosis en caso de compromiso de la función renal

Meropenem

IV

20–40 mg/kg

Cada 12 h

Cada 8 h

Cada 12 h

Cada 8 h

Cada 8 h

Cada 8 h

Dosis más altas utilizadas para la meningitis

Metronidazol

IV

15 mg/kg

(7,5 mg/kg para los recién nacidos ≤ 7 días y < 1.200 g)

Cada 24–48 h

Cada 24–48 h

Cada 24 h

Cada 24 h

Cada 24 h

Cada 12 h

Datos limitados

Dosis de ataque de 15 mg/kg; después, una dosis ulterior 48 h más tarde en recién nacidos pretérmino

Nafcilina/oxacillina

En meningitis o endocarditis

IV

50 mg/kg

Cada 12 h

Cada 12 h

Cada 12 h

Cada 8 h

Cada 8 h

Cada 6 h

Debe controlarse el hemograma completo y la función hepática

La excreción puede estar disminuida debido a inmadurez renal y hepática, que conduce a una posible acumulación en suero, que puede causar efectos adversos

En otras enfermedades

IV, IM

25 mg/kg

Cada 12 h

Cada 8-12 h

Cada 12 h

Cada 8 h

Cada 8 h

Cada 6 h

Oxacilina (véase Nafcilina/oxacilina)

Penicilina G, acuosa

En meningitis

IV

50.000–75.000 unidades/kg

Cada 12 h

Cada 12 h

Cada 12 h

Cada 8 h

Cada 8 h

Cada 6 h

Máximo para meningitis por estreptococo grupo B = 450.000 unidades/kg por día

En la mayoría de las otras enfermedades

IV, IM

25.000 unidades/kg

Cada 12 h

Cada 12 h

Cada 12 h

Cada 8 h

Cada 8 h

Cada 6 h

Penicilina G, procaína

IM

50.000 unidades/kg

No recomendada

No recomendada

Cada 24 h

Cada 24 h

Cada 24 h

Cada 24 h

Avertencia: absceso estéril y toxicidad por procaína

Piperacilina/tazobactam

IV (dosis basada en el componente piperacilina)

100 mg/kg

Cada 12 h

Cada 8 h

Cada 12 h

Cada 8 h

Cada 12 h

Cada 8 h

Puede aumentarse a 100 mg/kg cada 6 h en lactantes > 28 días

La tobramicina (véase Gentamicina/tobramicina)

Dosificación basada en la edad gestacional y la creatinina sérica (véase Dosis de vancomicina para neonatos)

*Debe obtenerse la muestra 30 min después de una infusión IV de 30 min.

La necesidad de administrar una dosis de prueba de anfotericina B es controvertida.

La cefazolina no atraviesa la barrera hematoencefálica.

Dosis de vancomicina para neonatos

Creatinina sérica (mg/dL)

Dosis* (IV)

Intervalo de administración

≤ 28 semanas de gestación

> 28 semanas de gestación

< 0,5

< 0,7

15 mg/kg

Cada 12 h

0,5–0,7

0,7–0,9

20 mg/kg

Cada 24 h

0,8–1

1–1,2

15 mg/kg

Cada 24 h

1,1–1,4

1,3–1,6

10 mg/kg

Cada 24 h

> 1,4

> 1,6

15 mg/kg

Cada 48 h

*La dosis se administra por infusión IV lenta, en por lo menos 60 min Se recomienda el control de la concentración sérica valle (valle = 10–15 μg/mL)

Dosificaciones recomendadas de algunos antibióticos orales en recién nacidos*

Antibiótico

Dosificación

Intervalo

Comentarios

Amoxicilina

10-15 mg/kg

Cada 12 h

Datos limitados

Azitromicina

5–10 mg/kg

Cada 24 h

Fármaco preferido para el tratamiento o la prevención de tos ferina en recién nacidos < 1 mes

Para el tratamiento o la prevención de tos ferina, 10 mg/kg administrados 1 vez al día durante 5 días

En la mayoría de las otras infecciones, 10 mg/kg administrados el día 1 y después, 5 mg/kg administrados los días 2–5

Clindamicina

5 mg/kg

Cada 6–12 h

Datos limitados

Eritrocimina etilsuccinato

10-12,5 mg/kg

Cada 6–12 h

En infecciones por clamidias o tos ferina en recién nacidos > 1 mes

Asociada con estenosis hipertrófica de píloro idiopática

Fluconazol

3–12 mg/kg

Cada 24–72 h

En infecciones candidiásicas menores, 6 mg/kg el día 1; después, 3 mg/kg por dosis cada 24–72 h

En infecciones graves, se recomiendan 12 mg/kg 1 vez al día para todas las edades gestacionales y posnatales

También puede considerarse una dosis inicial (de ataque) de 25 mg/kg

Durantes las primeras 2 semanas de vida, puede ser necesario ajustar el intervalo de dosificación si la función renal es anormal

Flucitosina

12,5–37,5 mg/kg

Cada 6 h

Datos limitados

Debe usarse sólo con anfotericina B para retrasar la aparición de resistencia

Se recomienda controlar las concentraciones

Para los recién nacidos < 2.000 g y < 7 días, 25 mg/kg cada 8 h

Linezolid

10 mg/kg

Cada 8-12 h

Puede administrarse VO o IV

Se utiliza para las infecciones resistentes por grampositivos

Rifampicina

10 mg/kg

Cada 24 h

En la tuberculosis

5 mg/kg

Cada 12 h

Para profilaxis contra meningococo, administrada durante 2 días

10 mg/kg

Cada 24 h

En la profilaxis contra Haemophilus influenzae, administrada durante 4 días

*A menos que se indique lo contrario, las dosis son para recién nacidos > 7 días y > 2.000 g.

La dosis en recién nacidos < 7 días de vida y < 2.000 g es de 5 mg/kg cada 12 h.

Recursos en este artículo