Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Infecciones por el virus sincitial respiratorio (VSR) y metaneumovirus humano

Por Mary T. Caserta, MD, Professor of Pediatrics, Division of Infectious Diseases;Attending Physician, University of Rochester School of Medicine and Dentistry;Golisano Children’s Hospital at Strong, University of Rochester Medical Center

Información:
para pacientes

1 iOS Android

El virus sincitial respiratorio y metaneumovirus humano causan enfermedad estacional de las vías respiratorias inferiores, en particular en lactantes y niños pequeños. La enfermedad puede ser asintomática, leve o grave y se manifiesta con bronquiolitis y neumonía. Si bien el diagnóstico suele ser clínico, se cuenta con pruebas de laboratorio. El tratamiento es de sostén.

El virus sincitial respiratorio (VSR) es un virus RNA que se clasifica como neumovirus, del cual se identificaron los subgrupos A y B. El VSR es ubicuo y casi todos los niños ya padecieron la infección a los 4 años. Se desarrollan brotes todos los años en invierno o al comienzo de la primavera en los climas templados. Dado que la respuesta inmunitaria al VSR no protege contra la reinfección, la tasa de ataque es de alrededor del 40% en las personas expuestas. No obstante, los anticuerpos contra el VSR reducen la gravedad de la enfermedad. El VSR es la causa más frecuente de enfermedad de las vías respiratorias inferiores en lactantes pequeños y es responsable de > 50.000 hospitalizaciones por año en los Estados Unidos en niños menores de 5 años.

El metaneumovirus humano es un virus similar pero perteneciente a otro tipo. La epidemiología estacional de hMPV parece ser semejante a la del VSR, pero la incidencia de la infección y la enfermedad parece ser mucho menor.

Signos y síntomas

Las enfermedades por el VSR y hMPV tienen manifestaciones similares. Los síndromes clínicos identificados con mayor frecuencia son bronquiolitis (ver Bronquiolitis) y neumonía (ver Revisión sobre neumonía). Estas enfermedades se inician típicamente con síntomas de las vías aéreas superiores y fiebre, para progresar tras varios días a disnea, tos, sibilancias o estertores en la auscultación torácica. La apnea puede ser el síntoma inicial de una infección por el VSR en un lactante < 6 meses. En los adultos y los niños mayores sanos, la enfermedad suele ser leve y puede pasar inadvertida o sólo manifestarse como un resfriado común afebril. Sin embargo, la enfermedad grave puede desarrollarse en las siguientes situaciones:

  • Los pacientes que tienen < 6 meses, son ancianos o inmunocomprometidos

  • Los pacientes que tienen trastornos cardiopulmonares subyacentes

Diagnóstico

  • Evaluación clínica

  • En ocasiones, pruebas antigénicas rápidas en material obtenido de lavados o hisopados nasales, transcripción inversa-PCR (RT-PCR) o cultivo viral

La infección por el VSR (y tal vez también la infección por hMPV) se sospecha en lactantes y niños pequeños con bronquiolitis o neumonía durante la temporada en la que afecta el VSR. Dado que en general no se recomienda tratamiento antiviral , las pruebas de laboratorio específicas no suelen ser necesarias para el manejo de los pacientes, aunque el diagnóstico con pruebas de laboratorio puede facilitar el control de la infección intrahospitalaria al permitir la segregación de los niños infectados por el mismo virus. Se desarrollaron pruebas antigénicas rápidas con elevada sensibilidad para detectar el VSR y otros virus respiratorios en niños y también se indican lavados o hisopados nasales para obtener las muestras. Estas técnicas presentan menor sensibilidad en los adultos. Los ensayos de diagnóstico molecular, tales como RT-PCR han mejorado la sensibilidad y están generalmente disponibles como ensayos individuales o múltiples.

Tratamiento

  • Tratamiento de apoyo

El tratamiento de las infecciones por el VSR y hMPV consiste en medidas de sostén, con administración de O2 suplementario e hidratación según se considere necesario (ver Bronquiolitis).

Los corticoides y los broncodilatores generalmente no son útiles y en la actualidad no se los recomienda.

Los antibióticos se reservan para pacientes con fiebre, evidencias de neumonía en la radiografía de tórax y sospecha clínica de una coinfección bacteriana.

El palivizumab (anticuerpo monoclonal contra el VSR) no resulta útil para el tratamiento de la infección.

La ribavirina, un antiviral activo contra el VSR que se administra por vía inhalatoria, presenta eficacia marginal en esta infección, puede ser tóxica para los profesionales de la salud y ya no se recomienda salvo para la infección en pacientes con inmunodeficiencia grave.

Prevención

Las precauciones durante el contacto (p. ej., lavado de manos, uso de guantes, aislamiento) son importantes, en particular en los hospitales.

La profilaxis pasiva con palivizumab disminuye la frecuencia de hospitalizaciones para RSV en los lactantes con riesgo elevado. Es costo-efectiva sólo para los lactantes con alto riesgo de hospitalización, que incluye a los que

  • Tienen < 1 año de edad con cardiopatía congénita hemodinámicamente significativa

  • Tienen < 1 año de edad con la enfermedad pulmonar crónica de la prematurez (edad gestacional <32 semanas y 0 días con necesidad de O2 terapia durante al menos 28 días después del nacimiento)

  • Nacen con < 29 semanas de gestación y tienen < 1 año de edad en el inicio de la temporada del VSR

  • Tienen una enfermedad pulmonar crónica del prematuro en el segundo año de vida y han recibido tratamiento (tratamiento corticosteroideo o diurético crónico o necesidad continua de O2 terapia) dentro de los 6 meses de la temporada de VSR

La profilaxis también puede ser considerada para

  • Los lactantes en el primero año de vida que tienen anormalidades anatómicas pulmonares que deterioran la capacidad de limpiar de manera efectiva las vías respiratorias superiores

  • Lactantes con afecciones neuromusculares

  • Los niños < 24 meses que tienen profunda inmunodepresión

La dosis de palivizumab es de 15 mg/kg IM. La primera dosis se indica justo antes del inicio habitual de la temporada del VSR (al comienzo de noviembre en América del Norte). Las siguientes dosis se administran 1 vez al mes durante toda la temporada de la infección (en general, hasta un total de 5 dosis).

Conceptos clave

  • VRS y hMPV suelen causar un síndrome de bronquiolitis, pero puede ocurrir neumonía.

  • El diagnóstico suele ser clínico, pero se encuentran disponibles las pruebas, incluidas las pruebas de antígeno rápido y ensayos moleculares (p. ej., PCR).

  • Administrar tratamiento de sostén; no se recomiendan los corticosteroides, broncodilatadores y palivizumab.

  • La ribavirina inhalada puede ser útil para el VRS, pero sólo en pacientes gravemente inmunocomprometidos.

  • La profilaxis pasiva con palivizumab inmediatamente antes y durante la estación del RSV disminuye la frecuencia de hospitalizaciones en los lactantes con riesgo elevado.