Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Taquipnea transitoria del recién nacido

(Síndrome del pulmón húmedo neonatal)

Por James W. Kendig, MD, Professor of Pediatrics, Penn State University College of Medicine ; Ursula Nawab, MD, Assistant Professor, Department of Pediatrics, Division of Neonatology, Thomas Jefferson University/Nemours

Información:
para pacientes

La taquipnea transitoria del recién nacido consiste en dificultad respiratoria transitoria causada por reabsorción diferida de líquido pulmonar fetal.

La taquipnea transitoria del recién nacido afecta a recién nacidos prematuros, de término nacidos por cesárea electiva sin trabajo de parto y recién nacidos con depresión respiratoria, todos los cuales presentan un retraso en la eliminación del líquido pulmonar fetal. Parte de la causa es la inmadurez de los canales de Na en las células epiteliales del pulmón; estos canales son responsables de la absorción de Na (y por lo tanto del agua) de los alvéolos. (Los mecanismos de reabsorción normal del líquido pulmonar fetal se Fisiología perinatal : Función pulmonar). Otros factores de riesgo incluyen macrosomía, diabetes o asma materna, menor edad gestacional y sexo masculino.

Se sospecha taquipnea transitoria del recién nacido cuando éste presenta dificultad respiratoria poco después del nacimiento. Los síntomas son taquipnea, retracción intercostal y subcostal, quejido, aleteo nasal y posible cianosis.

La neumonía, el síndrome de dificultad respiratoria y la sepsis pueden tener manifestaciones similares, de manera que suelen efectuarse radiogragía de tórax, hemograma completo y hemocultivos. La radiografía de tórax muestra hiperinsuflación pulmonar con trama perihiliar irregular, lo que da el aspecto de un borde cardíaco desflecado, mientras que la periferia de los pulmones es nítida. A menudo, se observa el líquido en las cisuras pulmonares. Si los hallazgos iniciales son indeterminados o sugieren infección, se administran antibióticos (p. ej., ampicilina, gentamicina) mientras se aguardan los resultados del cultivo.

Por lo general, la recuperación tiene lugar en el término de 2 a 3 días. El tratamiento es de sostén y consiste en administrar O2 mediante capucha y control de gases en sangre arterial u oximetría de pulso. Rara vez, los recién nacidos extremadamente prematuros o aquellos con depresión neurológica en el momento del nacimiento requieren presión positiva continua en la vía aérea y, en ocasiones, incluso ventilación mecánica.