Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Dislexia

Por Stephen Brian Sulkes, MD, Professor of Pediatrics, Division of Neurodevelopmental and Behavioral Pediatrics, Golisano Children’s Hospital at Strong, University of Rochester School of Medicine and Dentistry

Información:
para pacientes

Dislexia es un término general para un trastorno primario de la lectura. El diagnóstico se basa en la evaluación intelectual, educacional, del habla y el lenguaje, un examen médico y uno psicológico. El tratamiento consiste fundamentalmente en intervención educacional, con instrucción en las aptitudes para el reconocimiento de las palabras y la composición.

La dislexia es un tipo de problema de aprendizaje (ver Generalidades de los trastornos del aprendizaje). No hay ninguna definición de dislexia universalmente aceptada; por consiguiente, no se ha determinado su incidencia. Se estima que el 15% de los niños de escuelas públicas reciben instrucción especial por problemas de lectura; alrededor de la mitad de ellos pueden tener trastornos de lectura persistentes. La dislexia es más frecuente en los varones que en las niñas, pero el sexo no es un factor de riesgo comprobado de este trastorno.

A menudo, se considera que la incapacidad de aprender las reglas de derivación del lenguaje impreso forma parte de la dislexia. Los niños afectados pueden tener dificultad para determinar las palabras raíz o los troncos de las palabras y para determinar qué letras de las palabras siguen a otras.

Por lo general, los problemas de lectura distintos de la dislexia son causados por dificultades en la comprensión del lenguaje o por la baja capacidad cognitiva. Los problemas visuo-perceptivos y los movimientos oculares anormales no son dislexia. Sin embargo, estos problemas pueden interferir aún más con el aprendizaje de las palabras.

Etiología

Ahora se cree que los problemas aurales, más que visuales, son las causas predominantes de discapacidad para la lectura. Los problemas de procesamiento fonológico causan déficit de discriminación, mezcla, recuerdo y análisis de los sonidos. La dislexia puede afectar tanto la producción como la comprensión del lenguaje escrito, que a menudo está limitado más aún por problemas de memoria auditiva, producción del discurso y denominación o encuentro de las palabras. A menudo, hay debilidades subyacentes del lenguaje verbal.

Fisiopatología

La dislexia tiende a agruparse en familias. Los niños con antecedentes familiares de dificultades de lectura o de aprendizaje tienen un riesgo más alto. Como se han detectado cambios encefálicos en personas con dislexia, los expertos consideran que ésta se debe predominantemente a una disfunción cortical que deriva de anomalías congénitas del desarrollo neurológico. Se presume que hay lesiones que afectan la integración o las interacciones de funciones encefálicas específicas. La mayoría de los investigadores coinciden en que la dislexia está relacionada con el hemisferio izquierdo y vinculada con disfunciones de áreas encefálicas responsables de la asociación del lenguaje (área motora del habla de Wernicke) y la producción de sonidos y del habla (área motora del lenguaje de Broca), y en la interconexión de estas áreas a través del fascículo arcuato. Las disfunciones o los defectos de la circunvolución angular, la región occipital media y el hemisferio derecho causan problemas de reconocimiento de las palabras. La investigación sugiere cierta maleabilidad de los sistemas encefálicos en respuesta al entrenamiento.

Signos y síntomas

La dislexia puede manifestarse por

  • Retraso en la producción del lenguaje

  • Dificultades de articulación del habla

  • Dificultades para recordar los nombres de letras, números y colores

Los niños con problemas del procesamiento fonológico suelen tener dificultades para mezclar sonidos, con el ritmo de las palabras, para identificar las posiciones de los sonidos en las palabras y para segmentar las palabras en componentes pronunciables. Pueden invertir el orden de los sonidos en las palabras. El retraso o la vacilación en elegir las palabras, sustituirlas o nombrar letras y figuras suele ser un signo temprano. Son frecuentes las dificultades de la memoria auditiva reciente y la secuenciación auditiva.

Menos del 20% de los niños con dislexia tienen dificultades con las demandas visuales de la lectura. Sin embargo, algunos niños confunden letras y palabras con configuraciones similares o tienen dificultad para seleccionar o identificar visualmente patrones y grupos de letras (asociación sonido-símbolo) de las palabras. Puede haber inversiones o confusiones visuales, la mayoría de las veces debido a dificultades de retención o recuperación que hacen que los niños afectados olviden o confundan los nombres de las letras y las palabras de estructura similar; de este modo, la d se convierte en b,la m, en w, la h, en n, las, en sal, el en le. Sin embargo, estas inversiones son normales en niños < 8 años.

Si bien la dislexia es un problema durante toda la vida, muchos niños desarrollan capacidades de lectura funcionales. En cambio, otros nunca logran una alfabetización adecuada.

Diagnóstico

  • Evaluación de la lectura

  • Evaluaciones del habla, el lenguaje y la audición

  • Evaluaciones psicológicas

La mayoría de las veces, la dislexia no se detecta hasta que el niño ingresa en jardín de infantes o en primer grado, cuando se enfrenta al aprendizaje de los símbolos. Debe evaluarse a aquellos con antecedentes de retraso en la adquisición o el uso del lenguaje, que no muestran aceleración en el aprendizaje de palabras al final del primer grado o que no leen en el nivel previsto para su capacidad verbal o intelectual. A menudo, el mejor indicador diagnóstico es la incapacidad del niño para responder a los enfoques tradicionales o típicos de lectura durante el primer grado, aunque en este nivel, todavía se puede observar una amplia variación de la capacidad de lectura. La demostración de problemas del procesamiento fonológico es esencial para el diagnóstico.

Cuando se sospecha una dislexia, deben realizarse evaluaciones de lectura, habla y lenguaje, auditiva, cognitiva y psicológica del niño para identificar sus puntos funcionales fuertes y débiles y sus modos de aprendizaje preferidos. El maestro o la familia del niño pueden solicitar estas evaluaciones al personal de la escuela sobre la base de la Ley de Educación de Individuos con Discapacidades (IDEA, Individuals with Disabilities Education Act), la ley primaria de educación especial de los Estados Unidos. Después, los hallazgos de la evaluación determinan el enfoque educacional más eficaz.

Las evaluaciones completas de la lectura investigan el reconocimiento y el análisis de las palabras, la fluidez, la comprensión de la lectura o el lenguaje hablado y el nivel de comprensión del vocabulario y el proceso de lectura.

Los estudios del habla, el lenguaje y la audición evalúan el lenguaje hablado y los déficits de procesamiento de los fonemas (elementos de sonido) de éste. También se valoran las funciones de lenguaje receptivo y expresivo, además de investigar aptitudes cognitivas (p. ej., atención, memoria, razonamiento).

Las evaluaciones psicológicas establecen la presencia de problemas emocionales que puedan exacerbar la discapacidad para la lectura. Se deben buscar antecedentes familiares de trastornos mentales y problemas emocionales.

Los médicos deben corroborar que los niños tengan visión y audición normales, mediante detección sistemática en el consultorio o derivación para estudios audiológicos o visuales formales. Las evaluaciones neurológicas pueden ayudar a detectar manifestaciones secundarias (p. ej., inmadurez neuromadurativa o alteraciones neurológicas menores) y descartar otros trastornos (p. ej., convulsiones).

Tratamiento

  • Intervenciones educacionales

El tratamiento consiste en intervenciones educacionales, como instrucción directa e indirecta en reconocimiento de palabras y aptitudes de composición. La instrucción directa consiste en enseñar capacidades fónicas específicas independientemente de otros tipos de instrucción en lectura. La instrucción indirecta consiste en integrar las capacidades fónicas en los programas de lectura. Con estos métodos, se puede aprender a leer a partir de una estrategia de palabras completas o de lenguaje total, o siguiendo una jerarquía de capacidades desde la unidad de sonido a la palabra y a la oración. Se recomienda usar métodos multisensoriales que consisten en el aprendizaje de palabras completas y la integración de procedimientos visuales, auditivos y táctiles para enseñar sonidos, palabras y oraciones.

La instrucción en capacidades de composición consiste en enseñar a los niños a mezclar sonidos para formar palabras, segmentar las palabras en partes e identificar las posiciones de los sonidos en las palabras. Las aptitudes de composición para la comprensión de la lectura incluyen la identificación de la idea principal, la respuesta a preguntas, el aislamiento de hechos y detalles y la lectura inferencial. Muchos niños se benefician usando un ordenador, que les ayuda a aislar palabras dentro de ejemplos de textos o a procesar las palabras de trabajos escritos. Las estrategias compensatorias, tales como el uso de audiolibros y tomar notas usando una grabadora digital, puede ayudar a los niños en los grados de la escuela primaria posteriores a dominar el contenido sin dejar de construir habilidades de lectura.

No se ha comprobado la utilidad de otros tratamientos (p. ej., entrenamiento optométrico, entrenamiento perceptivo, entrenamiento en integración auditiva) y los tratamientos farmacológicos, por lo que no se los recomienda.

Conceptos clave

  • La dislexia comprende tanto la dificultad para leer, como para producir y comprender el lenguaje escrito; pueden presentarse también problemas de memoria auditiva, producción del discurso y denominación o encuentro de las palabras.

  • La dislexia probablemente es el resultado de anomalías del desarrollo neurológico congénitas que afectan las áreas cerebrales del hemisferio izquierdo responsables de la asociación de idiomas, la producción del sonido y el habla, las interconexiones entre estas áreas, o una combinación.

  • Los niños pueden tener retraso en la producción del lenguaje, pero a veces el primer indicador es la incapacidad para responder a la instrucción de lectura típica durante los grados elementales tempranos.

  • Descartar trastornos cognitivos, psicológicos, de la audición y de la visión.

  • Se utilizan varias intervenciones educacionales