Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Estenosis hipertrófica de píloro

Por William J. Cochran, MD, Clinical Professor, Department of Pediatrics;Associate, Department of Pediatrics GI and Nutrition, Temple University School of Medicine;Geisinger Clinic, Danville, PA

Información:
para pacientes

1 iOS Android

La estenosis hipertrófica de píloro es la obstrucción de la luz pilórica secundaria a hipertrofia muscular del píloro.

La estenosis hipertrófica del píloro puede causar obstrucción casi completa del tracto de salida gástrico. Afecta a 2 a 3 de cada 1.000 lactantes y es más frecuente en los varones, con una relación 5:1, en particular varones primogénitos. La mayoría de las veces, se manifiesta entre las 3 y 6 semanas de edad, y rara vez después de las 12 semanas. Se desconoce la etiología exacta, pero es probable que haya un componente genético, porque los hermanos y los hijos de las personas afectadas presentan mayor riesgo, sobre todo los gemelos monocigóticos. El tabaquismo materno durante el embarazo también aumenta el riesgo. Los mecanismos propuestos son ausencia de óxido nítrico sintasa neuronal, inervación anormal de la capa muscular e hipergastrinemia. El riesgo es significativamente mayor en los lactantes expuestos a ciertos antibióticos macrólidos (p. ej., eritromicina) en las primeras semanas de vida.

Signos y síntomas

Los síntomas típicamente se desarrollan entre las 3 y 6 semanas de vida. Se observan vómitos explosivos (sin bilis) poco después de comer. Hasta que se instala la deshidratación, los niños se alimentan con avidez e impresionan en buen estado, a diferencia de los que vomitan por enfermedad sistémica. Pueden ser visibles ondas peristálticas gástricas, que cruzan el epigastrio de izquierda a derecha. En ocasiones, se palpa una masa pilórica similar a una oliva en el lado derecho del epigastrio. Con la progresión de la enfermedad, el niño deja de aumentar de peso y aparece deshidratación (ver Deshidratación en niños : Signos y síntomas).

Diagnóstico

  • Ecografía

La estenosis pilórica hipertrófica se debe sospechar en todos los recién nacidos en los primeros meses de vida que presentan vómitos a chorro. El diagnóstico se realiza por ecografía abdominal, que muestra aumento del espesor del píloro (en general, 4 mm; normal, < 2 mm), junto con elongación pilórica (> 16 mm). Si hay dudas diagnósticas, puede repetirse la ecografía en forma seriada o solicitar una seriada gastrointestinal alta, que suele mostrar retraso del vaciamiento gástrico y un signo de la "cuerda" o de "vía férrea" que corresponde a un marcado estrechamiento y elongación de la luz pilórica. En casos raros, se requiere endoscopia alta para la confirmación. El patrón electrolítico clásico de un recién nacido con estenosis pilórica es el de alcalosis metabólica hipoclorémica (debido a pérdida de ácido clorhídrico e hipovolemia simultáneas—ver Alcalosis metabólica). Alrededor del 5 a 14% de los lactantes tienen ictericia, y alrededor del 5% tienen mala rotación (ver Malrotación intestinal).

Tratamiento

  • Cirugía (piloromiotomía)

El tratamiento inicial está dirigido a la hidratación y la corrección de las alteraciones electrolíticas. El tratamiento definitivo consiste en una piloromiotomía longitudinal, que deja intacta la mucosa y separa las fibras musculares incididas. Después de la operación, el lactante suele tolerar la alimentación en el término de un día.

Conceptos clave

  • Los vómitos en chorro se producen poco después de la alimentación en un lactante < 3 meses de edad.

  • El diagnóstico se realiza con una ecografía.

  • El tratamiento es la incisión quirúrgica del músculo pilórico hipertrofiado.