Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Policitemia perinatal y síndrome de hiperviscosidad

Por David A. Paul, MD, Professor of Pediatrics;Attending Neonatologist, Thomas Jefferson University Medical College;Christiana Care Health System

Información:
para pacientes

1 iOS Android

La policitemia es un aumento anormal de la masa eritrocítica, definida en los recién nacidos como un Hto venoso 65%; este aumento puede inducir hiperviscosidad con enlentecimiento de la circulación de la sangre y, en ocasiones, trombosis. Los principales signos y síntomas de policitemia neonatal son inespecíficos e incluyen apecto rubicundo, dificultades alimentarias, letargo, hipoglucemia, hiperbilirrubinemia, cianosis, dificultad respiratoria y convulsiones. El diagnóstico se realiza por la clínica y por determinación del Hto arterial o venoso. El tratamiento consiste en exanguinotransfusión parcial.

Los términos policitemia e hiperviscosidad suelen usarse como sinónimos, pero no son equivalentes. La policitemia es significativa sólo porque aumenta el riesgo de síndrome de hiperviscosidad. La hiperviscosidad es un síndrome clínico causado por el enlentecimiento de la sangre dentro de los vasos. Esto se debe a que el aumento de la masa eritrocítica causa una disminución relativa del volumen plasmático y un aumento relativo de proteínas y plaquetas.

La incidencia de policitema es de aproximadamente el 3-4% (rango, 0,4-12%), y alrededor de la mitad de los recién nacidos con policitemia tienen hiperviscosidad.

Etiología

La deshidratación que provoca hemoconcentración relativa y un Hto elevado simula policitemia, pero no hay aumento de la masa eritrocítica. Las causas de policitema verdadera son hipoxia intrauterina, asfixia perinatal, transfusión placentaria (incluida transfusión entre gemelos), algunas anomalías congénicas (p. ej., cardiopatía congénita cianótica, malformaciones renovasculares, hiperplasia suprarrenal congénita), ciertos procedimientos durante el parto (p. ej., demorar el pinzamiento del cordón, mantener al recién nacido por debajo del nivel de la madre antes de pinzar el cordón, exprimir el cordón hacia el recién nacido en el momento del parto), diabetes materna insulino-dependiente, síndrome de Down u otras trisomías, síndrome de Beckwith-Wiedemann y retraso de crecimiento intrauterino. La policitemia es más frecuente cuando la madre reside a elevada altitud. Los recién nacidos prematuros rara vez presentan síndrome de hiperviscosidad.

Signos y síntomas

Los signos y síntomas de hiperviscosidad consisten en insuficiencia cardíaca, trombosis (vasos cerebrales y renales) y disfunción del SNC, como taquipnea, dificultad respiratoria, cianosis, plétora, apnea, letargo, hipotonía, temblor, convulsiones y problemas alimentarios. La trombosis de la vena renal puede causar daño tubular renal, proteinuria o ambos.

Diagnóstico

  • Hto

  • Evaluación clínica

El diagnóstico de policitemia se realiza por el Hto arterial o venoso (no capilar). el Hto, mientras que el del síndrome de hiperviscosidad es clínico. A menudo, las muestras capilares sobrestiman el Hto, de manera que debe obtenerse un Hto arterial o venoso antes de efectuar el diagnóstico; la mayoría de los estudios publicados de policitemia utilizan Hto centrifugados, que ya no se practican de manera sistemática y que suelen ser más altos que los realizados en contadores automáticos. No es fácil acceder a la determinación de laboratorio de la viscosidad.

Otras anormalidades de laboratorio pueden consistir en hipoglucemia y descenso de los niveles de Ca++, diabetes materna o ambas, lisis de los eritrocitos, trombocitopenia (debida a consumo con trombosis), hiperbilirrubinemia (causada por recambio de un número más alto de eritrocitos) y reticulocitosis y aumento de los eritrocitos periféricos nucleados (provocado por aumento de la eritropoyesis secundario a hipoxia fetal).

Tratamiento

  • Hidratación IV

  • En ocasiones, flebotomía más reemplazo con solución salina (exsanguinotransfusión parcial)

Los recién nacidos asintomáticos deben ser tratados mediante hidratación IV (ver Deshidratación en niños : Tratamiento). Los recién nacidos sintomáticos con Hto > 65-70% deben ser sometidos a una hemodilución isovolémica (denominada a veces exanguinotransfusión parcial, aunque no se administran hemoderivados) para reducir el Hto a 55% y, por lo tanto, disminuir la viscosidad de la sangre. La exanguinotransfusión parcial se realiza extrayendo sangre en alícuotas de 5 mL/kg y reemplazándola de inmediato por un volumen igual de solución salina al 0,9%. Los recién nacidos asintomáticos cuyo Hto se mantiene persistentemente > 70% pese a la hidratación también pueden beneficiarse con este procedimiento.

Si bien numerosos estudios muestran efectos mensurables inmediatos de la exanguinotransfusión parcial, los beneficios a largo plazo siguen siendo cuestionables. La mayoría de los estudios no demostraron diferencias de crecimiento ni en el desarrollo neurológico a largo plazo entre niños que habían sido sometidos a una exanguinotransfusión parcial en el período neonatal y aquellos que no.

Conceptos clave

  • La policitemia en los recién nacidos es un Hto venoso 65%.

  • La hiperviscosidad es un síndrome clínico que involucra el enlentecimiento de la sangre dentro de los vasos y a veces trombosis.

  • Las manifestaciones varían y pueden ser graves (insuficiencia cardiaca, trombosis [de vasos cerebrales y renales], disfunción del SNC) o leves (temblores, letargo o hiperbilirrubinemia).

  • Tratar con hidratación IV y a veces exanguinotransfusión parcial.