Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Hiperglucemia neonatal

Por Nicholas Jospe, MD, Professor of Pediatrics, University of Rochester School of Medicine and Dentistry

Información:
para pacientes

1 iOS Android

La hiperglucemia es una concentración sérica de glucosa > 150 mg/dL (> 8,3 mmol/L).

La causa más frecuente de hiperglucemia neonatal es

  • Iatrogénica

Por lo general, las causas iatrogénicas consisten en infusiones IV de dextrosa demasiado rápidas durante los primeros días de vida en recién nacidos de muy bajo peso (< 1,5 kg).

La otra causa importante es el estrés fisiológico causado por cirugía, hipoxia, síndrome de dificultad respiratoria o sepsis; la sepsis micótica plantea un riesgo especial. En recién nacidos prematuros, el procesamiento parcialmente defectuoso de proinsulina a insulina y la resistencia relativa a la insulina pueden causar hiperglucemia. Además, la diabetes mellitus neonatal transitoria es una causa rara, autolimitada, que suele afectar a recién nacidos pequeños para la edad gestacional; asimismo, el tratamiento con corticoides puede causar hiperglucemia transitoria. La hiperglucemia es menos frecuente que la hipoglucemia, pero es importante porque aumenta la morbimortalidad de las causas subyacentes.

Los signos y síntomas corresponden a los del trastorno de base; el diagnóstico se realiza por determinación de la glucosa sérica. Otros hallazgos de laboratorio pueden ser glucosuria y marcada hiperosmolaridad sérica.

Tratamiento

  • Reducción de la concentración o la velocidad o ambas de la infusión IV de dextrosa

  • En ocasiones, insulina por vía IV

El tratamiento de la hiperglucemia iatrogénica consiste en reducir la concentración de dextrosa (p. ej., del 10 al 5%) o la velocidad de infusión por vía IV; la hiperglucemia que persiste con bajas velocidades de infusión (p. ej., 4 mg/kg por minuto) puede indicar deficiencia relativa de insulina o resistencia a la insulina. El tratamiento de otras causas es la insulina de acción rápida. Un enfoque consiste en agregar insulina de acción rápida a la infusión IV de dextrosa al 10% a una velocidad uniforme de 0,01 a 0,1 unidad/kg por hora y después ajustar la velocidad hasta que se normalice la concentración de glucosa. Otro enfoque es agregar insulina a un infusión IV separada de dextrosa al 10% en agua administrada simultáneamente con la infusión IV de mantenimiento, de manera que pueda ajustarse la insulina sin modificar la velocidad de la infusión total. Las respuestas a la insulina son impredecibles, y es extremadamente importante controlar las concentraciones séricas de glucosa y ajustar de manera cuidadosa la velocidad de infusión de insulina.

En la diabetes mellitus neonatal transitoria, deben mantenerse de manera cuidadosa las concentraciones de glucosa y la hidratación hasta que la hiperglucemia se resuelva en forma espontánea, habitualmente en el término de algunas semanas.

Debe reponerse cualquier líquido o electrolito perdido por diuresis osmótica.