Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Sibilancias y asma en lactantes y niños pequeños

Por John T. McBride, MD, Northeastern Ohio Universities Colleges of Medicine and Pharmacology, Rootstown;Akron Children’s Hospital

Información:
para pacientes

1 iOS Android

Las sibilancias son sonidos de tono relativamente alto y de carácter sibilante producidos por el movimiento del paso del aire a través de las vías aéreas de pequeño calibre estrechadas o comprimidas. Es común en los primeros años de vida y por lo general es causada por una infección viral del tracto respiratorio o asma, pero otras causas posibles incluyen irritantes inhalados o alérgenos, reflujo esofágico y la insuficiencia cardíaca.

Los episodios recurrentes de sibilancias (ver Sibilancias) son frecuentes durante los primeros años de vida. Debido a que tales sibilancias típicamente responden a los broncodilatadores, este problema ha sido considerado históricamente asma (ver Asma). Sin embargo, la evidencia reciente de que muchos niños que han tenido sibilancias recurrentes en la primera infancia no tienen asma más adelante en la niñez o la adolescencia sugiere que los diagnósticos alternativos deben ser considerados en los niños pequeños con sibilancias recurrentes.

Perlas y errores

  • No toda sibilancia en lactantes y niños pequeños es asma.

Etiología

En algunos niños pequeños, los episodios de sibilancias recurrentes son las manifestaciones iniciales de asma, y estos niños continuarán con sibilancias durante la infancia o la adolescencia. En otros niños, los episodios de sibilancias se interrumpen a los 6 a 10 años, y no se cree que representan el asma. Un diagnóstico eventual del asma es más probable en niños que tienen síntomas atópicos, episodios de sibilancias más graves o antecedentes familiares de atopia o asma.

Las sibilancias suele ser el resultado de broncoespasmo que puede ser agravado por la inflamación de las pequeñas y medianas vías respiratorias que provoca edema y más estrechamiento de las vías respiratorias. Un episodio de sibilancias agudas en lactantes y niños pequeños es generalmente causado por infecciones virales respiratorias, pero la inflamación de las vías respiratorias también puede ser causada (o empeorada) por alergias o irritantes inhalados (p. ej., el humo del tabaco). Las sibilancias recurrentes pueden ser causadas por infecciones virales respiratorias frecuentes, alergias o asma. Las causas menos frecuentes de sibilancias recurrentes incluyen disfagia crónica que causa la aspiración recurrente, reflujo gastroesofágico, malacia de la vía aérea, un cuerpo extraño aspirado retenido, o insuficiencia cardíaca. A menudo, la causa de sibilancias recurrentes no está clara.

Signos y síntomas

Las sibilancias suelen ir acompañadas de tos seca o productiva recurrente. Otros síntomas dependen de la etiología y pueden incluir fiebre, secreción nasal (infección viral), y dificultades con la alimentación (p. ej., debido a la insuficiencia cardiaca o disfagia).

En el examen, las sibilancias se manifiestan principalmente en la expiración, a menos que el estrechamiento de las vías respiratorias sea grave, en cuyo caso las sibilancias se puede auscultar en la inspiración. Otros hallazgos que se presentan con enfermedad más grave pueden incluir taquipnea, aleteo nasal, intercostal o retracciones subxifoideas y cianosis. Los niños con infecciones respiratorias pueden tener fiebre.

Diagnóstico

  • La radiografía de tórax para el episodio inicial grave y a veces para episodios atípicos o recurrentes

Para un primer episodio de sibilancias graves, la mayoría de los médicos hacen una radiografía de tórax para detectar signos de un cuerpo extraño aspirado, neumonía o insuficiencia cardíaca y la oximetría de pulso para evaluar la necesidad de O2 terapia.

Para los niños con episodios recurrentes, las exacerbaciones normalmente no requieren pruebas a menos que existan signos de dificultad respiratoria. Las pruebas, como estudios de deglución, esofagrama con contraste, TC o broncoscopia, pueden ser útiles para los pocos niños con exacerbaciones o síntomas frecuentes o graves que no responden a los broncodilatadores u otros medicamentos para el asma.

Pronóstico

Muchos niños con sibilancias recurrentes en la primera infancia no tendrán sibilancias de importancia clínica en el futuro. Sin embargo, muchos niños mayores y adultos con asma crónica difícil desarrollaron por primera vez los síntomas en la primera infancia.

Tratamiento

  • Para los episodios de sibilancias agudas, broncodilatadores inhalados y, si se justifica, corticosteroides sistémicos

  • Para los niños con episodios de sibilancias graves frecuentes, un ensayo de la terapia de mantenimiento tal como se utiliza para el asma

Los lactantes y los niños pequeños con sibilancias agudas reciben broncodilatadores inhalados y, si las sibilancias son graves, corticosteroides sistémicos (ver Asma : Tratamiento de la exacerbación aguda).

Los niños que tienen pocas probabilidades de desarrollar asma persistente, como los niños que no tienen atopia o antecedentes familiares de atopia o asma, y cuyos episodios de sibilancias son relativamente leves y poco frecuentes por lo general puede ser controlados solamente con broncodilatadores inhalados intermitentes utilizados según sea necesario. La mayoría de los niños pequeños con episodios de sibilancias más frecuentes o graves se benefician de la terapia de mantenimiento con broncodilatadores y fármacos antiinflamatorios como se usan para el asma (ver Asma : Tratamiento). Sin embargo, aunque el uso crónico de un modificador de leucotrienos o un corticosteroide inhalado en baja dosis disminuye la gravedad y la frecuencia de los episodios de sibilancias, no altera la historia natural de la enfermedad.

Recursos en este artículo