Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Consumo de sustancias en niños y adolescentes

Por Patrick G. O’Connor, MD, MPH, Professor of Medicine; Chief, Section of General Internal Medicine, Yale University School of Medicine

Información:
para pacientes

El consumo de sustancias es común entre los niños, en especial los adolescentes. Independientemente de la base económica o étnica, el alcohol, el tabaco y la marihuana se encuentran consistentemente entre las sustancias más utilizadas. El consumo de otras sustancias, como anfetaminas y metanfetaminas, inhalantes, alucinógenos, cocaína, esteroides anabólicos, opiáceos y las denominadas drogas para violación y de club (p. ej., metilendioximetanfetamina [MDMA], ketamina, gamma hidroxibutirato), es menos común, y la prevalencia de consumo de cada uno varía más con el tiempo. Cada vez hay más preocupación por el aumento en la prevalencia del uso indebido de opiáceos recetados.

Los niños y los adolescentes usan drogas por varias razones. Algunos lo hacen para escapar de las presiones percibidas (p. ej., presión de los padres, presión social) o para desafiar a la autoridad; otros están decididos a la búsqueda de hechos novedosos y a asumir riesgos. La influencia de los compañeros y la manera de representar de los medios de comunicación a sustancias como el alcohol son otras razones citadas con frecuencia. El escaso dominio de sí mismo, la falta de supervisión por parte de los padres o diversos trastornos psicológicos o psíquicos (p. ej., trastorno de conducta, trastorno por déficit de atención con hiperactividad, depresión) pueden aumentar el riesgo. Las actitudes de los padres y los ejemplos que estos dan acerca del consumo de alcohol, tabaco, fármacos recetados y otras sustancias son una influencia poderosa.

Diagnóstico

  • Detección sistemática

Los médicos de atención primaria deben estar preparados para investigar en sus pacientes adolescentes el consumo de alcohol y brindar asesoramiento; en caso de ser necesario, derivarlos a otros servicios y recursos terapéuticos. El cuestionario CRAFFT es una herramienta de detección sistemática validada. Los pacientes con 2 respuestas positivas requieren una evaluación más profunda. Los médicos preguntan a los pacientes si ellos hacen o han hecho lo siguiente:

  • C: ¿Has viajado en un coche (Carr en inglés) conducido por alguien (incluido tú) que haya consumido alcohol o drogas?

  • R:¿Has usado alguna vez drogas o alcohol para relajarte (Relax), sentirte bien o sentirte incluido en un grupo?

  • A: ¿Has usado drogas o alcohol cuando estás solo? (Alone)

  • F: ¿Has olvidado (Forget) las cosas alguna vez que hayas consumido alcohol o drogas?

  • F: ¿Te han dicho tus amigos (Friends) o familiares que debes bajar el consumo de alcohol o drogas?

  • T: ¿Has tenido algún problema (Trouble) relacionado con el consumo de alcohol o drogas?