Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Prácticas de base biológica

Por Steven Rosenzweig, MD, Drexel University College of Medicine

Información:
para pacientes

1 iOS Android

Las prácticas de base biológica utilizan sustancias que aparecen en forma natural y comprenden las terapias biológicas (p. ej., cartílago de tiburón para tratar el cáncer, la glucosamina para el tratamiento de la artrosis), las dietas terapéutica, la herbolaria (ver Suplementos dietéticos), la medicina ortomolecular y la terapia de quelación.

Dieta terapéutica

La dieta terapéutica utiliza regímenes dietéticos especializados (p. ej., terapia de Gerson, dieta macrobiótica, dieta de Pritikin) para tratar o prevenir una enfermedad específica (p. ej., cáncer, enfermedades cardiovasculares) o promover el bienestar general. Algunas dietas (p. ej., la dieta mediterránea) son ampliamente aceptadas y alentadas en la medicina tradicional occidental. La dieta de Ornish, una dieta vegetariana con muy bajo contenido de grasas, puede ayudar a revertir obstrucciones arteriales que causan coronariopatías y a prevenir o retardar la progresión del cáncer de próstata y de otro tipo. Algunas personas que siguen una dieta macrobiótica han informado remisión del cáncer, pero no se ha realizado un estudio clínico bien controlado. Dado que lleva meses o años para lograr beneficios, lo más probable es que la dieta terapéutica sea eficaz si se comienza temprano.

Medicina ortomolecular

La medicina ortomolecular, también llamada medicina nutricional, pretende proporcionar al organismo cantidades óptimas de sustancias que aparecen en forma natural en el cuerpo. La nutrición es el centro en el diagnóstico y el tratamiento.

Esta terapia se diferencia de la dieta terapéutica porque utiliza dosis superiores a las recomendadas de micronutrientes individuales. Pueden emplearse altas dosis de vitaminas, minerales, enzimas, hormonas (p. ej., melatonina), aminoácidos o diversas combinaciones. Quienes la practican creen que las necesidades nutricionales de las personas superan por mucho las cantidades diarias recomendadas y que la terapia nutricional debe ser individualizada sobre la base del perfil médico de cada paciente. Altas dosis de micronutrientes también se utilizan como modificadores de la respuesta biológica en un intento de modular la inflamación y otros procesos de la enfermedad. Las dosis pueden administrarse por vía oral o, con mucha menor frecuencia, por vía intravenosa.

Evidencia y usos

Quienes la practican dicen que sirve para una amplia gama de trastornos (p. ej., cáncer, enfermedades cardiovasculares, fatiga crónica, dolor crónico, autismo, trastornos psiquiátricos). Estos tratamientos son ampliamente utilizados, y muchos pacientes refieren mejoría clínica. Sin embargo, no hay datos de ensayos clínicos que respalden la utilidad de la mayoría de estas prácticas. Las excepciones incluyen el uso de altas dosis de aceites de pescado para tratar la hipertrigliceridemia (y posiblemente los trastornos inflamatorios y del estado de ánimo), el uso de altas dosis de antioxidantes para prevenir la degeneración macular y tal vez de altas dosis de melatonina para prevenir o tratar el cáncer. Si se muestra suficiente evidencia de utilidad, los tratamientos (p. ej., altas dosis de aceites de pescado para tratar la hipertrigliceridemia, altas dosis de antioxidantes para prevenir la degeneración macular) se vuelven parte de la medicina convencional.

Posibles efectos adversos

Los médicos deben ser conscientes de que altas dosis de micronutrientes pueden causar daño; p. ej., algunos micronutrientes pueden aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de próstata o atenuar los efectos de ciertos tratamientos contra el cáncer.

Terapia quelante

En la terapia quelante, se utiliza un fármaco para unirse y eliminar de la sangre supuestas cantidades excesivas o tóxicas de un metal o un mineral (p. ej., plomo, cobre, hierro, calcio). En la medicina convencional, la terapia de quelación es una manera ampliamente aceptada para tratar la intoxicación por plomo y otros metales pesados (Envenenamiento con plomo : El tratamiento de la intoxicación por plomo). La terapia quelante con EDTA (ácido etilendiaminotetraacético) también ha sido sugerida como una manera de eliminar el calcio y así tratar la aterosclerosis. No se ha probado si este uso es seguro y eficaz, pero está en estudio.