Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Prácticas de manipulación y de base corporal

Por Steven Rosenzweig, MD, Drexel University College of Medicine

Información:
para pacientes

1 iOS Android

Las prácticas de manipulación y de base corporal incluyen la quiropraxia, la terapia del masaje, la reeducación postural, la reflexología y la integración estructural.

Quiropraxia

En la quiropraxia, se considera que la relación entre la estructura de la columna vertebral y la función del sistema nervioso es la clave para mantener o restablecer la salud. El método principal para restaurar esta relación es la manipulación de la columna vertebral. Los quiroprácticos también pueden ofrecer terapias físicas (p. ej., calor y frío, estimulación eléctrica, estrategias de rehabilitación), masaje y acupresión y pueden recomendar ejercicios o cambios de estilo de vida.

Usos

La quiropraxia proporciona alivio a corto plazo del dolor lumbar, pero continuar con los ajustes puede no proporcionar beneficio adicional. Por lo tanto, la utilidad de la quiropraxia para el dolor lumbar crónico es poco clara. A veces es útil en el tratamiento de las cefaleas (aunque los datos son contradictorios) y los síndromes de pinzamiento nervioso; también se ha utilizado para tratar el dolor de cuello. No se ha establecido la utilidad de la manipulación para trastornos no relacionados directamente con el sistema musculoesquelético.

Posibles efectos adversos

Son raras las complicaciones graves como resultado de la manipulación de la columna vertebral (p. ej., dolor lumbar, daño a los nervios cervicales o a las arterias del cuello). No se recomienda este tipo de manipulación en pacientes con osteoporosis o síntomas de neuropatía (p. ej., parestesias, pérdida de fuerza en un miembro). No está claro si es segura para los que han sido sometidos a cirugía de columna vertebral o sufrido accidente cerebrovascular o que presentan un trastorno vascular.

Terapia del masaje

En la terapia del masaje, los tejidos del cuerpo son manipulados para promover el bienestar y reducir el dolor y el estrés. Es ampliamente aceptado el valor terapéutico del masaje para muchos síntomas musculoesqueléticos y el estrés. El masaje ayuda a aliviar:

  • Dolores musculares

  • Dolor debido a lesiones de la espalda

  • Fibromialgia

  • Ansiedad, cansancio, dolor, náuseas y vómitos en pacientes oncológicos

Se informa que la terapia del masaje es eficaz en el tratamiento de lactantes con bajo peso al nacer, la prevención de lesiones genitales de la madre durante el parto, el alivio del estreñimiento crónico y para controlar el asma.

El masaje puede provocar hematomas y sangrado en pacientes con trombocitopenia o trastornos hemorrágicos. Los terapeutas deben evitar ejercer presión sobre los huesos afectados por osteoporosis o cáncer metastásico.

Reflexología

Esta variante de la terapia del masaje se basa en la presión manual aplicada a áreas específicas del pie; se considera que estas áreas corresponden a diferentes órganos o sistemas del cuerpo a través de los meridianos. Se cree que la estimulación de estas áreas elimina el bloqueo de la energía que determina el dolor o la enfermedad en la parte correspondiente del cuerpo. La reflexología puede ayudar a aliviar la ansiedad en pacientes con cáncer.

Integración estructural

La integración estructural se basa en la teoría de que el buen estado de salud depende de la alineación corporal correcta. Es una forma de manipulación de los tejidos profundos que normalmente se realiza en una serie de sesiones. Se logra la alineación correcta del hueso y el músculo al manipular y estirar los músculos y las fascia. Su eficacia no ha sido comprobada.

Otras terapias

En diferentes culturas se utilizan varias terapias menores conocidas, como uso de ventosas, raspado (p. ej., uso de monedas, uso de cucharas) y moxibustión. Algunas de ellas provocan lesiones que pueden confundirse con signos de maltrato infantil. Se piensa que estas terapias son para estimular la energía y permitir que las toxinas se eliminen del cuerpo.

Ventosas

Esta terapia se utiliza en la medicina tradicional china y en las culturas del Medio Oriente, Asia, América Latina y Europa Oriental. Se calienta el aire dentro de una ventosa, a menudo utilizando una bola de algodón empapada en alcohol, que luego se enciende. La ventosa caliente se invierte de inmediato y se coloca sobre la piel. El vacío resultante succiona la piel parcialmente en la ventosa, que puede dejarse en su lugar durante varios minutos. Este procedimiento se ha utilizado para tratar la bronquitis, el asma, los trastornos digestivos y ciertos tipos de dolor; sin embargo, ninguna investigación ha verificado su eficacia. Tiene el riesgo de enrojecer o quemar la piel.

Raspado

Esta terapia consiste en frotar un accesorio a través de la piel lubricada (aceitada o mojada), en general en la espalda, el cuello y los hombros. Puede utilizarse una moneda o una cuchara. Estas terapias se emplean para tratar el resfriado común, la gripe, el dolor y la rigidez muscular y otros trastornos. El uso de monedas puede producir marcas rojas lineales; el uso de cuchara puede producir equimosis.

Moxibustión

La moxa seca (una altamisa) se quema justo encima, pero a veces directamente sobre la piel, en los puntos de acupuntura. La hierba puede estar en la forma de palillos de incienso. Esta terapia se utiliza para tratar la fiebre, los problemas digestivos y el dolor debido a lesiones o artritis. La moxibustión puede producir quemaduras circulares (que se asemejan a quemaduras de cigarrillos) y lesiones vesicoampollares.