Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Adaptación de la prótesis

Por Erik Schaffer, CP, President, A Step Ahead Prosthetics, Hicksville, NY

Información:
para pacientes

Un protésico diseña la interfase (receptáculo y marco) personalizada; a continuación, construye la mano. El ajuste de la interfase, sobre todo en el receptáculo, es fundamental para el éxito —mucho más de lo que es el tipo de prótesis, incluso los componentes—. Si la interfase se adapta bien y es cómoda, los pacientes pueden funcionar bien, aun cuando los componentes no sean tan ideales. Si la interfase se adapta mal o es incómoda, el éxito es poco probable independientemente de la motivación del paciente o de la sofisticación de los componentes.

El receptáculo debe diseñarse para distribuir la presión y el peso sobre áreas específicas. Este diseño aumenta la comodidad, proporciona el máximo control sobre la prótesis y ayuda a impedir que se dañe el muñón (piel, huesos y nervios). El ajuste debe ser óptimo y producir la cantidad adecuada de succión para ayudar a sujetar la prótesis en el receptáculo. El movimiento del muñón contra el receptáculo puede producir fricción y dañar la piel.

Tradicionalmente, las prótesis se hacían a medida tomando un molde de yeso del muñón. Ahora, puede usarse el análisis con láser, que utiliza un diseño asistido por ordenador y la fabricación de herramientas. Este método es más cómodo y conveniente. Sin embargo, no está claro cuál de los métodos produce una prótesis mejor. El método utilizado depende de la preferencia y la formación del protésico.

Una vez colocado el receptáculo, el protésico adhiere los componentes adecuados a la interfase, entre sí o a ambos y los alinea para que el paciente pueda utilizarlos con seguridad y eficacia.