Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Dispositivos terapéuticos y de ayuda

Por Alex Moroz, MD, FACP, Associate Professor and Director of Residency Training and Medical Education, Department of Rehabilitation Medicine;Director of Integrative Sports Medicine, New York University School of Medicine;Rusk Rehabilitation

Información:
para pacientes

Las ortesis proporcionan apoyo para las articulaciones, los ligamentos, los tendones, los músculos y los huesos dañados. La mayoría de ellas están adaptadas a las necesidades y la anatomía de un paciente determinado. Las ortesis diseñadas para introducirlas en los zapatos pueden cambiar el peso del paciente a distintas partes del pie para compensar la función perdida, prevenir una deformidad o lesión, ayudar a soportar el peso o aliviar el dolor, y prestar apoyo. A menudo, las ortesis son muy costosas y no están cubiertas por las compañías de seguro.

Las ayudas para la deambulación incluyen los andadores, las muletas y los bastones (ver figura Corregir la altura del bastón.). Ayudan a soportar el peso o mantener el equilibrio. Cada dispositivo tiene ventajas y desventajas, y está disponible en muchos modelos. Tras la evaluación, un terapeuta debe elegir aquel que proporciona la mejor combinación de estabilidad y libertad para el paciente ( Dispositivos de ayuda para la deambulación). Los médicos deben saber cómo adaptar las muletas (ver figura Adaptación de las muletas.). Las prescripciones de los dispositivos de ayuda deben ser lo más específicas posible.

Corregir la altura del bastón.

El codo del paciente debe estar ligeramente inclinado a < 45° cuando se aplica la fuerza máxima.

Adaptación de las muletas.

Los pacientes deben usar el tipo de zapatos que utilizan habitualmente, permanecer erectos y mirar hacia el frente con los hombros relajados. Para que la adaptación sea correcta, el extremo de cada muleta debe colocarse a unos 5 cm desde el costado del zapato y unos 15 cm delante de la punta y el largo de la muleta debe ajustarse para que su parte superior esté alrededor de 2 a 3 dedos de ancho (cerca de 5 cm) por debajo de la axila. La empuñadura debe ajustarse de modo que el codo esté doblado a 20 a 30 °.

Las sillas de ruedas proporcionan movilidad a los pacientes que no pueden caminar. Algunos modelos están diseñados para ser autopropulsados y brindar estabilidad para trasladarse sobre un terreno irregular y subir y bajar los bordillos de las aceras. Otros modelos están diseñados para ser empujados por un asistente; proporcionan menos estabilidad y velocidad. Las sillas de ruedas están disponibles con diferentes características. Para los pacientes atléticos con deterioro de los miembros inferiores pero buena fuerza de la parte superior del cuerpo, se cuenta con sillas de ruedas para carreras. Una silla de ruedas que se conduce con una mano o de media altura puede ser adecuada para los pacientes hemipléjicos con buena coordinación. Si los pacientes tienen escasa o ninguna función del brazo, se indica una silla de ruedas motorizada. Las sillas de ruedas para tetrapléjicos pueden tener controles que se manejan con la barbilla o la boca (aspirar y soplar) y respiradores incorporados.

Las scooters para movilidad funcionan a batería; son carros con ruedas, con un volante o manubrio, con control de velocidad y capacidad para moverse hacia adelante y hacia atrás. Se utilizan en superficies firmes a nivel, dentro y fuera de edificios, pero no pueden sortear bordes de acera o escaleras. Las scooters son útiles para las personas que pueden estar de pie y caminar distancias cortas (es decir, hacer la transferencia desde y hacia la scooter), pero que carecen de la fuerza y/o resistencia para caminar distancias más largas.

Las prótesis son partes artificiales del cuerpo, con mayor frecuencia diseñados para reemplazar las miembros inferiores o superiores después de la amputación (ver Rehabilitación para la amputación de la pierna). Las innovaciones técnicas han mejorado considerablemente la comodidad y la funcionalidad de la prótesis. Muchas prótesis pueden modificarse en cuanto a lo estético para parecer naturales. Es importante consultar a un especialista en prótesis para que participe temprano en ayudar a los pacientes a comprender las muchas opciones en el diseño de prótesis, que debe satisfacer las necesidades y los requisitos de seguridad de los pacientes. Muchos pacientes pueden recuperar una función considerable. La fisioterapia debe comenzar incluso antes de adaptar la prótesis; la terapia debe continuar hasta que los pacientes pueden funcionar con el nuevo miembro. Algunos parecen incapaces de tolerar una prótesis o completar la rehabilitación física necesaria para utilizarla correctamente.

Dispositivos de ayuda para la deambulación

Característica

Andador

Muletas

Bastones

Estabilidad

Muy buena

Buena

Menos estables

Velocidad para caminar

Más lenta

Lenta

Puede ser más rápida

Uso en escaleras

Ninguno

Se necesita entrenamiento

Sencillo

Fuerza de los brazos necesaria para el uso

Normal

Fuerza moderada

Normal

Número de manos necesarias para el uso

2

En general, 2

En general, 1

Posibilidad de transportar objetos

Requiere el agregado de una canasta

Ninguna

Posible

Costo

Más costoso

Relativamente económicas

Menos costosos

Recursos en este artículo