Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Fibrilación ventricular (FV)

Por L. Brent Mitchell, MD, FRCPC, Professor of Medicine, Department of Cardiac Services, Libin Cardiovascular Institute of Alberta

Información:
para pacientes

La fibrilación ventricular causa un temblor no coordinado de los ventrículos sin contracciones útiles y conduce al desarrollo inmediato de síncope y muerte en pocos minutos. El tratamiento consiste en reanimación cardiopulmonar con desfibrilación inmediata.

La fibrilación ventricular es secundaria al desarrollo de múltiples ondas de actividad eléctrica en circuitos de reentrada, que se manifiestan en el ECG con ondulaciones basales ultrarrápidas de duración y forma irregulares (véase ver figura Fibrilación auricular en el síndrome de Wolff-Parkinson-White.).

La fibrilación ventricular es el ritmo de presentación en alrededor del 70% de los pacientes que experimentan paro cardíaco y, por ende, es el evento terminal de muchas enfermedades. En forma global, la mayoría de los pacientes con fibrilación ventricular tienen una cardiopatía subyacente (en forma típica, isquémica, pero también puede corresponder a una miocardiopatía hipertrófica o dilatada, una displasia arritmogénica o un síndrome de Brugada). El riesgo de fibrilación ventricular asociado con cualquier enfermedad aumenta en presencia de trastornos electrolíticos, acidosis, hipoxemia o isquemia.

La fibrilación ventricular es mucho menos frecuente en lactantes y niños, en los cuales la asistolia es la forma de presentación predominante del paro cardíaco.

El tratamiento se realiza con reanimación cardiopulmonar, que incluye desfibrilación (ver Reanimación cardiopulmonar (RCP) en adultos : Desfibrilación). La tasa de éxito asociada con la desfibrilación inmediata (dentro de los primeros 3 minutos) es de alrededor de 95%, siempre que el paciente no presente insuficiencia cardíaca abrumadora previa. En ese caso, incluso la fibrilación inmediata sólo tiene éxito en el 30% de los pacientes y la mayoría de los individuos reanimados mueren debido a insuficiencia cardíaca antes del alta hospitalaria.

Los pacientes con fibrilación ventricular no asociada con una causa reversible o transitoria presentan un riesgo elevado de experimentar el mismo cuadro y muerte súbita en el futuro. Casi todos estos pacientes requieren un cardiodesfibrilador implantable y muchos deben recibir antiarrítmicos en forma concomitante con el fin de reducir las recidivas de la taquicardia y la fibrilación ventricular.