Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Muerte súbita de origen cardíaco en deportistas

Por Robert S. McKelvie, MD, PhD, MSc, Professor of Medicine;Secondary Prevention and Heart Failure Programs, Western University, London, Ontario;St. Joseph's Health Care

Información:
para pacientes

1 iOS Android

Se estima que alrededor de 1/200.000 deportistas jóvenes aparentemente sanos desarrolla una taquicardia o una fibrilación ventricular de comienzo súbito y muere durante el ejercicio. Esta entidad se ve con una frecuencia 10 veces mayor en hombres que en mujeres. Los jugadores de baloncesto y de fútbol americano en los Estados Unidos y los de fútbol en Europa presentan el riesgo más elevado.

En los deportistas jóvenes, la muerte súbita de origen cardíaco se debe a numerosas causas (ver Causas de muerte súbita de origen cardiovascular en deportistas jóvenes*), pero la más frecuente es

  • Miocardiopatía hipertrófica no diagnosticada

La conmoción cardíaca (taquicardia ventricular o fibrilación repentina después de un golpe en la región precordial) es un riesgo en atletas con paredes torácicas complacientes y delgadas incluso cuando no hay un trastorno cardiovascular. El golpe puede involucrar un objeto lanzado con fuerza moderada (p. ej., una bola de béisbol, una pastilla de hóckey o una bola de lacrosse) o un impacto contra otro jugador durante una fase vulnerable de la repolarización miocárdica.

Otras causas incluyen los síndromes arrítmicos hereditarios (p. ej., síndrome de QT largo, síndrome de Brugada). Algunos deportistas jóvenes mueren debido a la rotura de un aneurisma aórtico (en el síndrome de Marfan).

En los deportistas de más edad, la muerte súbita de origen cardíaco se debe típicamente a

  • Enfermedad coronaria

A veces, una miocardiopatía hipertrófica, un prolapso de la válvula mitral o una alvulopatía adquirida. esta involucrada.

Cuando hay otros trastornos subyacentes a la muerte súbita del deportista (p. ej., asma, golpe de calor, complicaciones relacionadas con el consumo de drogas ilícitas o de fármacos para aumentar el rendimiento deportivo), la taquicardia o la fibrilación ventricular son eventos terminales, no primarios.

Los signos y síntomas corresponden a los del colapso cardiovascular, y el diagnóstico es evidente.

El tratamiento inmediato con apoyo cardíaco vital avanzado es exitoso en < 20% de los casos, pero este porcentaje puede elevarse si aumenta la cantidad de desfibriladores externos automáticos en la comunidad. En los supervivientes, el tratamiento requiere el control de la enfermedad subyacente. En ciertas situaciones, puede ser necesario un cardiodesfibrilador implantable.

Causas de muerte súbita de origen cardiovascular en deportistas jóvenes*

Miocardiopatía hipertrófica obstructiva

Commotio cordis (taquicardia o fibrilación ventricular súbita después de un golpe en el área precordial)

Malformaciones de la arteria coronaria (p. ej., origen anómalo de la arteria coronaria izquierda principal, origen anómalo de la arteria coronaria derecha, hipoplasia de la arteria coronaria)

Aumento de la masa cardíaca

Miocarditis

Aneurisma aórtico roto

Displasia arritmogénica del ventrículo derecho

Arteria coronaria descendente anterior izquierda tunelizada

Estenosis aórtica

Enfermedad coronaria aterosclerótica prematura

Miocardiopatía dilatada

Degeneración mixomatosa de la válvula mitral

Síndrome de QT largo

Síndrome de Brugada

Síndrome de Wolff-Parkinson-White (sólo conducción anterógrada)

Taquicardia polimorfa catecolaminérgica

Taquicardia del tracto de salida del ventrículo derecho

Vasoespasmo coronario

Sarcoidosis cardíaca

Traumatismo cardíaco

Aneurisma de la arteria cerebral roto

*Las causas se enumeran en orden aproximado de frecuencia.

Cribado cardiovascular para la participación en deportes

En general los deportistas son estudiados con pruebas de cribado destinadas a identificar su nivel de riesgo antes de participar en deportes y vuelven a ser evaluados cada 2 años (si están en la escuela secundaria) o cada 4 años (en la etapa universitaria o posterior).

Las recomendaciones de cribado para todos los niños, adolescentes y adultos jóvenes en edad universitaria son las siguientes

  • Antecedentes médicos, familiares y farmacológicos (incluso el consumo de fármacos para mejorar el rendimiento y las que predisponen al desarrollo de síndrome de QT largo)

  • Examen físico (tensión arterial y auscultación cardíaca en decúbito supino y posición de pie)

  • Pruebas seleccionadas en función de los hallazgos en la anamnesis y el examen físico

Los estudios de cribado para los adultos mayores también incluyen prueba de estrés con ejercicio de intensidad creciente limitada por los síntomas.

La anamnesis y el examen físico no son sensibles ni específicos; los hallazgos falsos negativos y falsos positivos son frecuentes porque la prevalencia de cardiopatía en la población aparentemente sana es muy baja. El uso del ECG o la ecocardiografía en forma sistemática podría aumentar la capacidad de detección de la enfermedad, pero también elevaría la tasa de falsos positivos y su implementación resulta poco práctica a nivel poblacional.

La evaluación genética para detectar miocardiopatía hipertrófica o síndrome de QT largo no se recomienda ni se considera factible dentro de las pruebas de cribado para deportistas.

Pruebas seleccionadas

Los deportistas con antecedentes familiares o signos o síntomas de miocardiopatía hipertrófica (ver Miocardiopatía hipertrófica), síndrome de QT largo (ver Síndrome de QT largo y taquicardia ventricular polimorfa en entorchado (Torsades de Pointes)) o síndrome de Marfan (ver Síndrome de Marfan) requieren otros estudios, que incluyen en general electrocardiograma (ECG) y ecocardiografía. La confirmación de alguno de estos trastornos puede contraindicar la participación en ciertos deportes.

Los deportistas con presíncope o síncope también deben ser evaluados en busca de arterias coronarias anómalas (p. ej., con cateterismo cardíaco).

Si el ECG revela un bloqueo auriculoventricular tipo Mobitz II o completo, un bloqueo verdadero de la rama derecha del fascículo de His o un bloqueo de la rama izquierda del mismo fascículo, o si existe evidencia clínica o electrocardiográfica de alteraciones del ritmo supraventriculares o ventriculares, deben solicitarse otras pruebas en busca de cardiopatías.

Si se detecta una aorta aumentada de tamaño en la ecocardiografía (o incidentalmente), se necesita evaluación adicional.

Recomendaciones

Hay que aconsejar a los deportistas que no usen drogas ilegales ni fármacos para mejorar el rendimiento. Los pacientes con enfermedad cardíaca valvular leve o moderada pueden participar en actividades vigorosas; sin embargo, los pacientes con enfermedad cardíaca valvular grave, sobre todo de la variedad estenótica, no deben participar en deportes competitivos.

Conceptos clave

  • La muerte súbita de causa cardíaca durante el ejercicio es poco frecuente y es debida con mayor frecuencia a miocardiopatía hipertrófica (atletas más jóvenes) y a enfermedad de las arterias coronarias (atletas de mayor edad).

  • Realizar pruebas de cribado a los participantes más jóvenes (niños hasta adultos jóvenes) con los antecedentes y el examen físico; en aquellos con resultados anormales o antecedentes familiares positivos en general se realizan ECG y/o ecocardiografía.

  • Realizar pruebas de cribado en participantes mayores con antecedentes, examen físico, y por lo general una prueba de esfuerzo.

Recursos en este artículo