Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Prueba de mesa basculante

Por Michael J. Shea, MD, University of Michigan Health Systems

Información:
para pacientes

La prueba de mesa basculante (tilt test) se emplea para evaluar a pacientes jóvenes, en apariencia sanos, que experimentan síncope y cuando las pruebas cardíacas y de otros tipos no proporcionan un diagnóstico en ancianos. La prueba de mesa basculante induce una acumulación máxima de sangre en las venas, lo que puede desencadenar un síncope vasovagal (neurocardiogénico) y reproducir los signos y síntomas asociados con este cuadro (náuseas, mareos, palidez, hipotensión arterial y bradicardia).

Después de un ayuno nocturno, se coloca al paciente en una mesa motorizada con contención en un extremo, a la que se fija con un solo cinturón a la altura del estómago. Luego se coloca una vía intravenosa. Una vez que transcurrieron 15 minutos con el paciente en decúbito supino, se inclina la mesa hasta una posición casi erguida de entre 60 y 80°, que se mantiene durante 45 minutos. Si el paciente experimenta síntomas vasovagales, se confirma el síncope vasovagal. De lo contrario, puede administrarse un fármaco (p. ej., isoproterenol) para intentar inducirlos. La sensibilidad varía entre 30 y 80% de acuerdo con el protocolo utilizado. La tasa de falsos positivos oscila entre 10 y 15%.

Cuando se produce un síncope vasovagal, la frecuencia cardíaca y la tensión arterial suelen disminuir. Algunos pacientes sólo presentan un descenso de la frecuencia cardíaca (cardioinhibidor), mientras que otros sólo manifiestan hipotensión arterial (vasodepresor). Otras respuestas que pueden observarse incluyen un descenso gradual de las presiones arteriales sistólica y diastólica con escasos cambios en la frecuencia cardíaca (patrón disautonómico), un aumento significativo de la frecuencia cardíaca (> 30 latidos/minuto) con escasos cambios en la tensión arterial (síndrome de taquicardia ortostática postural) e informe de síncope sin cambios hemodinámicos (síncope psicógeno).

Las contraindicaciones relativas de esta prueba incluyen la estenosis aórtica o mitral, la miocardiopatía hipertrófica y la enfermedad coronaria grave. En forma específica, no debe administrarse isoproterenol a pacientes con miocardiopatía hipertrófica o enfermedad coronaria grave.