Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Revisión sobre el cáncer de piel

Por Gregory L. Wells, MD, Resident in Dermatology, Dartmouth Medical School and Dartmouth-Hitchcock Medical Center

Información:
para pacientes

El cáncer de piel es el tipo más frecuente de cáncer y suele aparecer en áreas expuestas a la luz solar. La incidencia es mayor en los trabajan al aire libre, deportistas y quienes gustan de tomar sol, y es inversamente proporcional a la cantidad de pigmentación melánica de la piel; los individuos de piel clara son los más susceptibles. Los cánceres cutáneos también pueden desarrollarse después de años de tratamiento con rayos X o de exposición a cancerígenos (p. ej., ingestión de arsénico).

Se diagnostican más de 3,5 millones de casos nuevos de cáncer de piel por año en más de 2 millones de personas en los Estados Unidos. (Véanse las recomendaciones de The Skin Cancer Foundation y también de la US Preventive Services Task Force para el screening [cribado] y counseling [asesoramiento] para el cáncer cutáneo). Aproximadamente el 80% son carcinomas basocelulares, el 16% son carcinomas epidermoides y el 4% son melanomas. La enfermedad de Paget del pezón o enfermedad de Paget extramamaria (en general, en la región perianal), el sarcoma de Kaposi, el carcinoma de células de Merkel, los fibroxantomas atípicos, los tumores de los anexos y el linfoma cutáneo de linfocitos T (micosis fungoides—ver Micosis Fungoide) constituyen el resto de las formas menos frecuentes de cáncer cutáneo.

Al comienzo, los cánceres cutáneos suelen ser asintomáticos. La presentación más frecuente es una lesión irregular roja o pigmentada que no se cura. Se debe biopsiar toda lesión que se agrande, presente o no dolor, inflamaciión leve, costras o hemorragia. Con el tratamiento temprano, la mayoría de los cánceres cutáneos son curables.

Perlas y errores

  • Se debe biopsiar cualquier lesión de la piel, si la apariencia es típica para el cáncer o atípica, que aumente o persista más de lo esperado.

Cribado

El cribado para la detección del cáncer cutáneo consiste en la autoevaluación del paciente o el examen físico.

Prevención

Muchos cánceres cutáneos parecen estar relacionados con la exposición a los rayos ultravioleta (UV), por lo que deben tomarse varias medidas para limitarla.

  • Evitar la exposición al sol: buscar las zonas de sombra, minimizar las actividades al aire libre entre las 10 am y las 4 pm (cuando los rayos del sol son más fuertes), evitar tomar sol y el uso de camas solares.

  • Uso de ropas protectoras: camisas de manga larga, pantalones largos y sombreros de ala ancha.

  • Uso de pantalla solar: factor de protección solar (FPS) 30 con protección UVA, usado según las instrucciones (reaplicar cada 2 horas y luego del baño); no debe utilizarse para prolongar la exposición al sol.

La evidencia actual no es suficiente para determinar si estas medidas disminuyen la incidencia o la mortalidad por melanoma; en los cánceres cutáneos no melanomas (carcinoma basocelular y carcinoma epidermoide), la protección solar disminuye la incidencia de cánceres nuevos.

Recursos en este artículo