Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Pitiriasis rosada

Por Peter C. Schalock, MD, Instructor in Dermatology;Assistant in Dermatology, Harvard Medical School;Massachusetts General Hospital

Información:
para pacientes

1 iOS Android

La pitiriasis rosada es una enfermedad inflamatoria autolimitada caracterizada por la presencia de placas o pápulas difusas y descamadas. El tratamiento suele ser innecesario.

La pitiriasis rosada suele aparecer entre los 10 y los 35 años. Afecta a las mujeres con más frecuencia. La causa puede ser una infección viral (en algunos trabajos se ha implicado a los herpesvirus 6, 7, y 8). Algunos fármacos pueden causar una reacción similar a la pitiriasis rosada.

Signos y síntomas

Típicamente, el cuadro comienza con una placa o parche único, primario, de 2 a 10 cm que aparece en el tronco o en la parte proximal de las extremidades. Entre los 7 y los 14 días posteriores aparece una erupción centrípeta de pápulas y placas de color rosado o marrón claro, de 0,5 a 2 cm. Las lesiones tienen un borde descamativo ligeramente sobreelevado (collarete) que es similar al que aparece en las dermatofitosis (tiña del cuerpo). La mayoría de los pacientes presentan prurito, en general intenso. En niños y mujeres embarazadas, pueden predominar las pápulas con mínima descamación El color rosado o marrón claro no es tan evidente en personas de piel oscura; en niños es frecuente la pitiriasis rosada inversa (lesiones en las axilas o las ingles que se extienden con un patrón centrífugo). Clásicamente, las lesiones siguen las líneas metaméricas de la piel, lo que dan a la pitiriasis rosada la clásica distribución en árbol de Navidad cuando aparecen múltiples lesiones en la espalda. En un pequeño número de pacientes, un síndrome prodrómico con malestar, cefalea, y a veces artralgia precede a la aparición de las lesiones.

Diagnóstico

  • Evaluación clínica

El diagnóstico se basa en la apariencia clínica y la distribución de las lesiones. Los diagnósticos diferenciales incluyen tiña del cuerpo, tiña versicolor, erupciones por fármacos, psoriasis, parapsoriasis, pitiriasis liquenoide crónica, liquen plano y sífilis secundaria. Las pruebas serológicas para la sifílis están indicadas cuando se ven afectadas las palmas o las plantas, no se observe la lesión en forma de placa heráldica o cuando las lesiones presentan una secuencia o una distribución inusuales.

Tratamiento

  • Tratamiento antipruriginoso

No se necesita un tratamiento específico, debido a que la erupción suele remitir en el transcurso de 5 semanas y la recurrencia es rara: sin embargo, la eritromicina en dosis de 250 mg por vía oral cuatro veces por día durante 14 días puede acortar la duración de los síntomas y disminuir la gravedad. La luz solar, natural o artificial, puede acelerar la curación. Los antipruriginosos como los corticoides tópicos, los antihistamínicos orales y las medidas locales se utilizan según necesidad.

Conceptos clave

  • La pitiriasis rosada es una enfermedad inflamatoria de la piel autolimitada, posiblemente causada por el herpesvirus humano tipo 6, 7, u 8 o drogas.

  • Comienza con una placa heráldica inicial de 2 a 10 cm, seguida de una erupción centrípeta de pápulas y placas ovaladas con un borde ligeramente elevado y descamado, que suele aparecer típicamente a lo largo de las líneas de la piel.

  • El diagnóstico se basa en la apariencia clínica y la distribución de las lesiones.

  • Se trata con medicamentos antipruriginosos según sea necesario y, puede utilizarse eritromicina y/o luz solar.

Recursos en este artículo