Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Mordeduras infectadas en la mano

Por David R. Steinberg, MD, Associate Professor, Department of Orthopaedic Surgery and Director, Hand & Upper Extremity Fellowship, Department of Orthopaedic Surgery, University of Pennsylvania Perelman School of Medicine

Información:
para pacientes

Una pequeña herida punzante, en especial una mordedura de humano o de gato, puede producir una lesión importante al tendón, la cápsula articular o el cartílago articular. La causa más frecuente de mordedura humana es una lesión provocada por los dientes en la articulación metacarpofalángica como consecuencia de un puñetazo en la boca (lesión con el puño cerrado). La flora bucal de los seres humanos incluye Eikenella corrodens, estafilococos, estreptococos y anaerobios. Los pacientes con lesiones de puño cerrado suelen consultar luego de horas o días después de producida la lesión, lo que aumenta la gravedad de la infección. Las mordeduras de animales suelen contener múltiples patógenos potenciales, incluidos Pasteurella multocida (en particular en mordedura de gatos), estafilococos, estreptococos y anaerobios. Puede haber complicaciones graves como una artritis infecciosa o una osteomielitis.

Diagnóstico

  • Evaluación clínica

  • Radiografía

El eritema y el dolor localizados en el sitio de la mordedura sugieren infección. El dolor a lo largo del curso de un tendón sugiere una diseminación a la vaina tendinosa. El dolor que se agrava con el movimiento sugiere infección de una articulación o de una vaina tendinosa.

El diagnóstico es clínico, pero si hay rotura cutánea, debe hacerse radiografía para detectar fractura o la presencia de dientes u otros cuerpos extraños que podrían ser nido de infección continua.

Tratamiento

  • Desbridamiento

  • Antibióticos

El tratamiento incluye el desbridamiento quirúrgico, dejando la herida abierta, y antibióticos. Para el paciente ambulatorio, el tratamiento antibiótico empírico incluye monoterapia con amoxicilina/clavulanato 500 mg VO 3 veces por día o tratamiento combinado con una penicilina 500 mg VO 4 veces por día (para E. corrodens,P. multocida, estreptococos y anaerobios) más una cefalosporina (p. ej., cefalexina 500 mg VO 4 veces por día) o penicilina semisintética (p. ej., dicloxacilina 500 mg VO 4 veces por día) para estafilococos. En áreas en las que es prevalente el MRSA se utiliza trimetoprim/sulfametoxazol, clindamicina, doxiciclina o linezolida en lugar de cefalosporina. Si el paciente es alérgico a penicilina, se utiliza clindamicina 300 mg VO cada 6 horas. Debe colocarse una férula en la mano en posición funcional y elevada (véase ver figura Férula en posición funcional (extensión de la muñeca en 20°, flexión de la articulación metacarpofalángica en 60°, leve flexión de la articulación interfalángica).).

Férula en posición funcional (extensión de la muñeca en 20°, flexión de la articulación metacarpofalángica en 60°, leve flexión de la articulación interfalángica).

Las mordeduras no infectadas pueden requerir desbridamiento quirúrgico y profilaxis con un 50% de la dosis del antibiótico utilizado para tratar heridas infectadas.

Recursos en este artículo