Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Entesopatía del tendón de Aquiles

Por Kendrick Alan Whitney, DPM, Temple University School of Podiatric Medicine

Información:
para pacientes

La entesopatía del tendón de Aquiles es el dolor en la inserción del tendón de Aquiles en la parte posterosuperior del calcáneo. El diagnóstico es clínico. El tratamiento consiste en estiramiento, férulas y elevación del talón

La causa es una tracción crónica del tendón de Aquiles sobre el calcáneo. Algunos factores son la contracción o acortamiento de los músculos de la pantorrilla (por un estilo de vida sedentario y obesidad) y el sobreuso atlético. La entesopatía puede ser causada por una espondiloartropatía (ver Resumen de espondiloartropatías seronegativas).

Es característico el dolor en la parte posterior del talón por debajo del borde del calzado durante la deambulación. El dolor a la palpación del tendón en el sitio de inserción en un paciente con estos síntomas es diagnóstico. La dorsiflexión manual del tobillo durante la palpación exacerba el dolor. La entesitis recurrente y multifocal requiere evaluación (anamnesis y examen físico) de espondiloartropatía.

Tratamiento

  • Estiramiento, férulas y elevación del talón

La fisioterapia es esencial en los programas de ejercicios ambulatorios con técnicas de estiramientos de los músculos de la pantorrilla durante 10 minutos 2 a 3 veces por día. El paciente puede ejercer presión en la parte posterior para estirar los músculos de la pantorrilla frente a una pared a la longitud de los brazos, con las rodillas extendidas y el pie en dorsiflexión según el peso del paciente. Para minimizar la tensión sobre el tendón de Aquiles al apoyar el peso del cuerpo, el paciente debe mover activamente el pie y el tobillo en su amplitud de movimiento durante 1 minuto al levantarse y después de largos períodos de descanso. Pueden prescribirse también férulas nocturnas para un estiramiento pasivo durante el sueño y para prevenir las retracciones.

Deben utilizarse elevaciones del talón en forma temporaria para disminuir la presión sobre el tendón durante la posición de pie y aliviar el dolor. Incluso si el dolor es sólo en un talón, se deben levantar los talones de forma bilateral para evitar la alteración de la marcha y posible dolor de cadera o lumbar secundario (compensatorio).