Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Síndrome del túnel del tarso

(Neuralgia del nervio tibial posterior)

Por Kendrick Alan Whitney, DPM, Temple University School of Podiatric Medicine

Información:
para pacientes

El síndrome del túnel del tarso es el dolor a lo largo del trayecto del nervio tibial posterior, generalmente debido a una compresión del nervio dentro del túnel del tarso.

A la altura del tobillo, el nervio tibial posterior pasa a través de un conducto fibroóseo y se divide en los nervios plantares medial y lateral. El síndrome del túnel del tarso se refiere a la compresión del nervio dentro de este conducto, pero el término se aplica también ampliamente a la neuralgia del nervio tibial posterior por cualquier causa. Otros factores que contribuyen son una sinovitis de los tendones flexores del tobillo debida a una función anormal del pie, artritis inflamatoria (como artritis reumatoide), fibrosis, quistes ganglionares, fractura, y edema por estasis venosa en el tobillo. Los pacientes con hipotiroidismo pueden desarrollar síntomas similares a los del túnel del tarso por un depósito perineural de mucina.

Signos y síntomas

El dolor (en ocasiones, quemante y con hormigueo) suele ser retromaleolar y en algunos casos en la parte medial plantar del talón, y puede extenderse a lo largo de la superficie plantar hasta los dedos. Si bien el dolor empeora en la posición de pie y al caminar, a medida que el trastorno progresa puede haber dolor en reposo, lo que ayuda a distinguirlo de la fasciosis plantar (ver Fasciosis plantar).

Diagnóstico

  • Examen y estudios electrodiagnósticos

El golpeteo o la palpación del nervio tibial posterior por debajo del maléolo medial en el sitio de compresión o lesión produce hormigueo distal (signo de Tinel). Si bien los resultados falso negativos en las pruebas electrodiagnósticas son frecuentes, el diagnóstico de síndrome de túnel del tarso se basa en una anamnesis positiva combinada con signos físicos y resultados positivos en estudios electrodiagnósticos. Un dolor en la zona plantar del talón y el arco de más de 6 meses de duración también sugiere fuertemente una compresión con atrapamiento del nervio plantar tibial distal. Debe determinarse la causa de una hichazón cerca del nervio.

Tratamiento

  • Inversión del pie con tobilleras u ortesis, inyecciones de corticosteroides, cirugía, o una combinación de estos.

Debe fijarse el pie en posición neutra o ligeramente invertida y elevar el talón o utilizar una tobillera u ortesis que lo mantenga invertido para reducir la tensión del nervio. Si la causa se debe a inflamación o fibrosis, la infiltración local de una mezcla de un corticosteroide insoluble y un anestésico puede ser efectiva. Puede ser necesaria la descompresión quirúrgica para aliviar una posible compresión fibroósea con síntomas resistentes al tratamiento.