Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Lesiones vasculares digestivas

Por Parswa Ansari, MD, Program Director, Department of Surgery, Lenox Hill Hospital, New York

Información:
para pacientes

1 iOS Android

Varios síndromes congénitos o adquiridos se caracterizan por vasos sanguíneos anómalos mucosos o submucosos en el aparato digestivo. Estos vasos pueden causar hemorragia recurrente, que rara vez es masiva. Se arriba al diagnóstico por endoscopia y a veces por angiografía. El tratamiento consiste en la hemostasia endoscópica; en ocasiones puede ser necesaria una embolización angiográfica o una resección quirúrgica.

Las ectasias vasculares (angiodisplasias, malformaciones arteriovenosas) son vasos dilatados y tortuosos que suelen aparecer en el ciego y el colon ascendente. Afectan principalmente a personas > 60 y son la causa más común de hemorragia digestiva baja en ese grupo etario. Se considera que son degenerativos y no se asocian con otras anomalías vasculares. La mayoría de los pacientes tienen 2 o 3 lesiones, en general de 0,5 a 1,0 cm, de color rojo brillante, planas o ligeramente elevadas y cubiertas por un epitelio muy delgado. Las ectasias vasculares también se asocian con una serie de enfermedades sistémicas (p. ej., insuficiencia renal, cirrosis, síndrome CREST [calcinosis cutánea, fenómeno de Raynaud, dismotilidad esofágica, esclerodactilica, telangiectasias], ver Fisiopatología) y se observan después de la irradiación del intestino.

Laectasia vascular antral gástrica (estómago en sandía o EVAG) consiste en grandes venas dilatadas que transcurren linealmente a lo largo del estómago, lo que genera un aspecto rayado que recuerda a una sandía. El trastorno se observa sobre todo en mujeres mayores, y se desconoce su etiología.

La telangiectasia hemorrágica hereditaria (síndrome de Rendu-Osler-Weber, Ver también Telangiectasia hemorrágica hereditaria) es un trastorno autosómico dominante que causa múltiples lesiones vasculares en diversas partes del cuerpo, incluido todo el aparato digestivo. La hemorragia digestiva rara vez se observa antes de los 40 años.

La lesión de Dieulafoy es una arteria de un calibre anormalmente grande que penetra en la pared intestinal y, en ocasiones, erosiona la mucosa y provoca hemorragia masiva. Su localización principal es en el estómago.

Las malformaciones arteriovenosas y los hemangiomas, ambos trastornos congénitos de los vasos sanguíneos, pueden observarse en el aparato digestivo, pero son raros.

Signos y síntomas

Las lesiones vasculares son indoloras. A menudo, los pacientes presentan heces hemo-positivas o modestas cantidades de sangre de color rojo brillante procedentes del recto. La hemorragia suele ser intermitente, con períodos prolongados entre los episodios. Los pacientes con lesiones digestivas altas pueden presentar melena. La hemorragia masiva es inusual.

Diagnóstico

  • Endoscopia

Las lesiones vasculares se diagnostican con suma frecuencia por endoscopia. Si la de rutina no es diagnóstica, puede requerirse una endoscopia de intestino delgado, una endoscopia con cápsula, una endoscopia intraoperatoria o una angiografía visceral. Las gammagrafías con glóbulos rojos marcados con 99mTc son menos específicas, pero ayudan a localizar la lesión lo suficiente como para facilitar la endoscopia o la angiografía.

Tratamiento

  • Coagulación endoscópica

La coagulación endoscópica (con sonda térmica, láser, plasma de argón o electrocoagulación bipolar) es eficaz para muchas lesiones vasculares. En algunas lesiones, se pueden aplicar clips endoscópicos. Las ectasias vasculares suelen ser recurrentes, aunque hay cierta evidencia de que las combinaciones orales de estrógenos-progesterona pueden limitar las recidivas.

La hemorragia recurrente leve puede tratarse simplemente con ferroterapia crónica. La hemorragia más significativa que no responde a medidas endoscópicas puede exigir una embolización angiográfica o una resección quirúrgica. Sin embargo, la hemorragias reaparecen en alrededor del 15-25% de los pacientes sometidos a tratamiento quirúrgico.

Conceptos clave

  • Una variedad de anomalías vasculares hereditarias y adquiridas pueden causar hemorragia digestiva (en general, baja) de leve a moderada).

  • El tratamiento de elección es la endoscopia, con coagulación de las lesiones.

Recursos en este artículo