Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Endoscopia

Por Walter W. Chan, MD, MPH, Instructor in Medicine;Director, Center for Gastrointestinal Motility, Division of Gastroenterology, Hepatology, and Endoscopy, Harvard Medical School;Brigham and Women's Hospital

Información:
para pacientes

Pueden usarse endoscopios flexibles equipados con videocámaras para observar el tubo digestivo alto desde la faringe hasta la parte superior del duodeno y el tubo digestivo bajo desde el ano hasta el ciego (y en ocasiones, el íleon terminal). Asimismo, pueden efectuarse por vía endoscópica otras intervenciones diagnósticas y terapéuticas. La posibilidad de combinar diagnóstico y tratamiento en un solo procedimiento otorga a la endoscopia una ventaja significativa respecto de estudios que sólo ofrecen imágenes (p. ej., estudios radiográficos con contraste, TC, RM) y a menudo supera su mayor costo y la necesidad de sedación.

Otros procedimientos diagnósticos mediante endoscopia convencional son la toma de muestras de células y tejidos con cepillo o pinzas de biopsia. Varios tipos diferentes de endoscopios ofrecen funciones de diagnóstico y terapéuticas adicionales. Los endoscopios equipados con ultrasonido (ecografía endoscópica) permiten evaluar el flujo sanguíneo u obtener imágenes de lesiones mucosas, submucosas o extraluminales. La ecografía endoscópica puede aportar información (p. ej., profundidad y extensión de las lesiones) que no se obtiene con la endoscopia convencional. Asimismo, la aspiración con aguja fina de lesiones tanto intraluminales como extraluminales se puede hacer con guía de ecografía endoscópica. Los endoscopios convencionales no pueden visualizar la gran mayoría del intestino delgado. La enteroscopia de empuje utiliza un endoscopio más largo que se puede avanzar manualmente hasta el duodeno distal o el yeyuno proximal. La enteroscopia asistida por balón posibilita una evaluación adicional del intestino delgado más allá de la enteroscopia de empuje. Utiliza un endoscopio con uno o dos balones insuflables unidos a un sobretubo montado sobre el endoscopio. Cuando se hace avanzar el endoscopio lo más lejos posible, se insufla el balón y se lo fija a la mucosa intestinal. Al retirar el balón insuflado, el intestino delgado es arrastrado por encima del sobretubo como una manga, con su consiguiente acortamiento y rectificación, lo que permite avanzar más el endoscopio. La enteroscopia asistida por balón se puede practicar en forma anterógrada (caudal) o retrógrada (cefálica), lo que posibilita la exploración de todo el intestino delgado.

Se recomienda la detección sistemática por colonoscopia en los pacientes con alto riesgo de cáncer de colon y en todas las personas 50 años. Debe realizarse una colonoscopia cada 10 años en pacientes sin factores de riesgo ni antecedentes de pólipos. La colonografía por TC (ver TC de abdomen) es una alternativa para investigar tumores de colon.

Los procedimientos terapéuticos endoscópicos consisten en extracción de cuerpos extraños, hemostasia por colocación de hemoclips, inyección de fármacos, termocoagulación, fotocoagulación láser, ligadura o escleroterapia de várices; reducción de la masa tumoral por electrocoagulación bipolar o láser; terapia ablativa de lesiones premalignas; dilatación de membranas o estenosis; colocación de endoprótesis; reducción de vólvulo o invaginación; descompresión de una dilatación colónica aguda o subaguda; y colocación de una sonda alimentaria.

Las contraindicaciones absolutas de la endoscopia son las siguientes:

  • Shock

  • IAM

  • Peritonitis

  • Perforación aguda

  • Colitis fulminante

Las contraindicaciones relativas son una escasa cooperación del paciente, el coma (a menos que el paciente esté intubado) y las arritmias cardíacas o la isquemia miocárdica reciente.

Los pacientes que reciben anticoagulantes o tratamiento crónico con AINE pueden ser sometidos de manera segura a endoscopia diagnóstica. Sin embargo, si hay una posibilidad de realizar una biopsia o la fotocoagulación, deben suspenderse estos fármacos durante un período apropiado antes del procedimiento. Los fármacos orales que contiene hierro deben suspenderse de 4 a 5 días antes de la colonoscopia, porque ciertas verduras verdes interactúan con el hierro formando un residuo pegajoso que es difícil de eliminar con una preparación intestinal e interfiere con la visualización. La American Heart Association ya no recomienda la profilaxis de la endocarditis en pacientes que van a ser sometidos a endoscopia digestiva.

Los preparativos de rutina para la endoscopia incluyen la suspensión de la ingesta de sólidos durante 6-8 horas y de líquidos durante 4 horas antes del procedimiento. Además, la colonoscopia requiere la limpieza del colon. Pueden emplearse distintos esquemas, pero en general todos incluyen una dieta líquida completa o absoluta durante 24-48 horas y algún tipo de laxante, con o sin enema. Una preparación laxante común consiste en hacer que el paciente beba un alto volumen (4 L) de solución electrolítica balanceada en un período de 3-4 horas antes del procedimiento. Los pacientes que no pueden tolerar esta solución pueden recibir citrato de magnesio, fosfato de sodio, polietilenglicol, lactulosa u otros laxantes. Pueden administrarse enemas de fosfato de sodio o agua corriente. No deben usarse preparados de fosfato en pacientes con insuficiencia renal.

Por lo general, la endoscopia requiere sedación intravenosa, y para la endoscopia alta se usa anestesia tópica de la garganta. Las excepciones son la anoscopia y la sigmoidoscopia (ver Anoscopia y sigmoidoscopia), que en general no tienen requerimientos. La tasa global de complicaciones de la endoscopia es de 0,1 a 0,2%; la mortalidad, de alrededor del 0,03%. Por lo general, las complicaciones se relacionan con los fármacos (p. ej., depresión respiratoria); las complicaciones del procedimiento (p. ej., aspiración, perforación, hemorragia significativa) son menos comunes.

Endoscopia con videocápsula

En la endoscopia con videocápsula (videoendoscopia inalámbrica), los pacientes tragan una cápsula que contiene una cámara que transmite imágenes a un equipo de registro externo. Esta tecnología no invasiva ofrece imágenes del intestino delgado que son difíciles de obtener mediante endoscopias convencionales. Este procedimiento tiene particular utilidad en pacientes con hemorragia digestiva oculta y en la detección de anormalidades mucosas. La endoscopia con cápsula es más difícil en el colon y, por consiguiente, no es una modalidad adecuada de detección sistemática del cáncer colorrectal.