Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Radiografía y otros estudios por la imagen con contraste

Por Walter W. Chan, MD, MPH, Instructor in Medicine;Director, Center for Gastrointestinal Motility, Division of Gastroenterology, Hepatology, and Endoscopy, Harvard Medical School;Brigham and Women's Hospital

Información:
para pacientes

1 iOS Android

Los estudios radiográficos y otros estudios por la imagen con contraste permiten visualizar todo el tubo digestivo desde la faringe hasta el recto, y son muy útiles para detectar masas y anormalidades estructurales (p. ej., tumores, estenosis). Los estudios con contraste simple rellenan la luz de material radiopaco, que delinea la estructura. Se obtienen mejores imágenes, y más detalladas, mediante estudios con doble contraste, en los que una pequeña cantidad de bario de alta densidad reviste la superficie mucosa y el gas distiende el ógano y mejora el contraste. En el colon por doble contraste, el operador inyecta gas, mientras que en otros estudios, el gas intrínseco del tubo digestivo es adecuado. En todos los casos, los pacientes giran para que se distribuyan adecuadamente el gas y el bario. La radioscopia puede monitorizar el progreso del material de contraste. Pueden tomarse radiografías simples o videos para la documentación, pero el video es de particular utilidad cuando se evalúan trastornos motores (p. ej., espasmo cricofaríngeo, acalasia).

La principal contraindicación de los estudios radiográficos con contraste es la sospecha de perforación, porque el bario libre es muy irritante para el mediastino y el peritoneo; el contraste hidrosoluble lo es menos y puede usarse si existe la posibilidad de perforación. Los pacientes mayores pueden tener dificultad para girar a fin de distribuir en forma apropiada el bario y el gas intraluminales.

Los pacientes sometidos a estudios digestivos altos con contraste no deben recibir nada por boca después de la medianoche. En caso de colon por enema, se indica una dieta líquida absoluta el día previo, un laxante oral de fosfato de sodio por la tarde y un supositorio de bisacodilo por la noche. Hay otros esquemas laxantes eficaces.

Las complicaciones son raras. Puede haber perforación si se practica un colon por enema a un paciente con megacolon tóxico. Puede prevenirse el fecaloma por bario mediante líquidos orales posprocedimiento y a veces laxantes.

Un examen digestivo alto se realiza en forma óptima como un estudio bifásico, con un examen por doble contraste del esófago, el estómago y el duodeno, seguido de un estudio con contraste simple usando bario de baja densidad. El glucagón, en dosis de 0,5 mg IV, puede facilitar el examen al causar hipotonía gástrica.

Un tránsito de delgado se realiza mediante radioscopia y permite una evaluación más detallada del intestino delgado. Poco después del examen, el paciente recibe metoclopramida, en dosis de 20 mg VO, para acelerar el tránsito del material de contraste.

La enteroclisis (enema de intestino delgado) ofrece una visualización aún mejor del intestino delgado, pero exige intubación del duodeno con un catéter flexible con balón en la punta. Se inyecta una suspensión de bario, seguida de una solución de metilcelulosa que funciona como un agente de doble contraste que aumenta la visualización de la mucosa del intestino delgado.

El colon por enema puede realizarse como un estudio con contraste simple o doble. El colon por enema con contraste simple se usa en caso de posible obstrucción, diverticulitis, fístulas y megacolon. Para la detección de tumores, se prefieren estudios de doble contraste.

TC de abdomen

La TC con contraste oral e IV permite excelente visualización del intestino delgado y el colon, así como de otras estructuras intraabdominales.

La enterografía por TC ofrece una visualización óptima de la mucosa del intestino delgado; preferiblemente, se realiza usando un equipo de TC multidetector (MDCT). Los pacientes reciben un volumen grande (1.350 mL) de sulfato de bario al 0,1% antes del estudio por la imagen. Para ciertas indicaciones (p. ej., hemorragia digestiva de origen incierto, tumores de intestino delgado, isquemia crónica), se practica una MDTC bifásica intensificada por contraste.

La colonografía por TC (colonoscopia virtual) genera imágenes 3D y 2D del colon usando MDCT y una combinación de contraste oral y distensión con gas del colon. Las imágenes 3D de alta resolución simulan, de alguna manera, el aspecto de la endoscopia óptica, de ahí el nombre. La técnica óptima de colonografía por TC requiere limpieza y distensión cuidadosas del colon. La materia fecal residual causa problemas similares a los hallados en el colon por enema, porque simula pólipos o masas. Las imágenes endoluminales tridimensionales son útiles para confirmar la presencia de una lesión y mejorar la confianza diagnóstica.

La enterografía por TC y la colonoscopia por TC han reemplazado, en gran medida, la seriada de intestino delgado y el colon por enema convencionales.