Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Demencia asociada a HIV

Por Juebin Huang, MD, PhD, Assistant Professor, Department of Neurology, The University of Mississippi Medical Center

Información:
para pacientes

La demencia asociada al HIV es un deterioro cognitivo crónico debido a una infección encefálica por el HIV.

La demencia asociada al HIV (complejo demencia sida) puede aparecer en los estadios tardíos de la infección por HIV. Al contrario de casi todas las otras formas de demencia, suele ocurrir en personas más jóvenes. La demencia puramente asociada al HIV es causada por el daño neuronal del virus HIV. Sin embargo, en los pacientes con infección por HIV, la demencia puede ser el resultado de otras infecciones, como una infección secundaria por virus JC que produce una leucoencefalopatía multifocal progresiva. Otras infecciones oportunistas (p. ej., hongos, bacterias, virus, protozoos) también pueden contribuir.

En la demencia puramente asociada al HIV, los cambios anatomopatológicos subcorticales aparecen cuando los macrófagos o las células microgliales se infiltran en la sustancia gris profunda (es decir, los ganglios basales, el tálamo) y la sustancia blanca.

La prevalencia de demencia en la infección en estadio tardío por HIV varía entre 7 y 27%, pero 30a 40% pueden tener formas más leves. La incidencia es inversamente proporcional al recuento de CD4+.

Signos y síntomas

Los signos y síntomas pueden ser similares a los de otras demencias (ver Demencia : Signos y síntomas). Las manifestaciones incipientes incluyen enlentecimiento del pensamiento y la expresión, dificultad para concentrarse y apatía; la introspección está conservada y las manifestaciones de la depresión son pocas. Los movimientos motores son lentos; la ataxia y la debilidad pueden ser prominentes. Los signos neurológicos anormales pueden incluir paraparesia, espasticidad de las extremidades inferiores, ataxia y respuestas plantares extensoras. A veces, se presentan manía o psicosis.

Diagnóstico

  • En general, es similar al diagnóstico inicial de otras demencias

  • Evaluación rápida, que incluye la RM, cuando el deterioro es agudo

En general, el diagnóstico de demencia en los pacientes con infección por HIV es similar al de las otras demencias (ver Demencia : Diagnóstico). Sin embargo, cuando los pacientes se presentan con un cambio agudo en la función cognitiva, la causa debe ser identificada tan pronto como sea posible.

Deben realizarse una TC o una RM para controlar la presencia de signos de infección del SNC (p. ej., toxoplasmosis). La RM es más útil que la TC porque puede descartar otras causas de demencias en el SNC (p. ej., leucoencefalopatía multifocal progresiva, linfoma cerebral). Los hallazgos de estadio tardío de la demencia por HIV pueden incluir la hiperintensidad de la sustancia blanca sin refuerzo difusa, la atrofia cerebral y el agrandamiento ventricular. Si no hay ninguna contraindicación de las técnicas de neuroimágenes, se realiza una punción lumbar ver Procedimientos diagnósticos neurológicos : Punción lumbar para descartar una infección.

Pronóstico

Los pacientes con infección por HIV y demencia no tratada tienen peor pronóstico (la expectativa de vida promedio es de 6 meses) que aquellos sin demencia.

Tratamiento

  • Tratamiento antirretroviral de gran actividad o TARGA

El tratamiento primario es el antirretroviral de gran actividad, que aumenta el recuento de CD4+ y mejora la función cognitiva (ver Infección por el virus de inmunodeficiencia humana (HIV) : Tratamiento). Las medidas sintomáticas son similares a las de otras demencias (ver Demencia : Tratamiento).