Extraviado
Ubicaciones

Busque información sobre temas médicos, síntomas, fármacos, procedimientos, noticias y mucho más, escrita para el profesional de cuidado de la salud.

Apraxia

Por Juebin Huang, MD, PhD, Assistant Professor, Department of Neurology, The University of Mississippi Medical Center

Información:
para pacientes

1 iOS Android

La apraxia es la incapacidad de ejecutar las tareas motoras intencionadas y aprendidas con antelación como consecuencia de una lesión cerebral, pese a la capacidad física y a la voluntad para hacerlo. Su diagnóstico es clínico, a menudo sumado a las pruebas neuropsicológicas y las técnicas de imágenes (TC, RM) para identificar la causa. El pronóstico depende de la naturaleza y la extensión del daño y la edad del paciente. No existe ningún tratamiento específico, pero la fisioterapia y la terapia ocupacional pueden mejorar un poco el funcionamiento y la seguridad del paciente.

La apraxia obedece a una lesión cerebral (p. ej., por un infarto, un tumor o un traumatismo) o a una degeneración, por lo común en los lóbulos parietales o en sus conexiones, con conservación de los patrones de movimiento aprendidos. Menos veces, la apraxia resulta del daño sufrido en otras áreas del cerebro, como la corteza premotora (la parte del lóbulo frontal situada por delante de la corteza motora), otras partes del lóbulo frontal o el cuerpo calloso o la existencia de una afectación difusa vinculada a las demencias degenerativas.

Signos y síntomas

Los pacientes no pueden conceptualizar ni ejecutar tareas motoras complejas a pesar de tener intactos los sistemas motor, sensitivo y de la coordinación y de ser capaces de realizar cada movimiento integrante particular. Por ejemplo, cuando hay una apraxia de construcción, no lograrán una figura geométrica sencilla aunque sean capaces de verla y reconocer el estímulo, sostener y utilizar un bolígrafo y entender la actividad. Habitualmente, los pacientes no reconocen su déficit.

Diagnóstico

  • Estudios en la cama del paciente y pruebas neuropsicológicas

  • Estudios por la imagen del encéfalo

El examen realizado junto a la cama del paciente consiste en pedir al paciente que ejecute tareas aprendidas comunes (p. ej., saludar, dejar de caminar o comenzar a hacerlo, peinarse el cabello, encender o apagar un fósforo, abrir una cerradura con una llave, utilizar un destornillador o tijeras, realizar una inspiración profunda y mantenerla). Se debe evaluar la fuerza y la amplitud del movimiento para descartar debilidad y alteraciones musculoesqueléticas como causa de los síntomas. Las pruebas neuropsicológicas o la valoración por parte de un psicoterapeuta o un terapeuta ocupacional pueden ayudar a identificar apraxias más sutiles.

Habría que preguntar a los cuidadores acerca de la capacidad del paciente para realizar actividades de la vida diaria, sobre todo aquellas que involucran herramientas domésticas (p. ej., el uso correcto y seguro de utensilios para comer, el cepillo de dientes, los utensilios de cocina para preparar la comida, un martillo y las tijeras) y la escritura.

Las técnicas de imagen cerebral (p. ej., TC, RM, con protocolos angiográficos o sin ellos) son necesarias para diagnosticar y caracterizar las lesiones encefálicas (p. ej., infarto, hemorragia, masa, atrofia focal).

Pronóstico

En general, los pacientes se tornan dependientes y requieren ayuda con las actividades de la vida cotidiana y, por lo menos, cierto grado de supervisión. Si han sufrido un accidente cerebrovascular, su curso puede seguir estable e incluso mejorar.

Tratamiento

  • Fisioterapia y terapia ocupacional

No existe ningún tratamiento médico específico. Los fármacos que retardan el avance sintomático de la demencia no parecen ofrecer ningún beneficio. La fisioterapia y la terapia ocupacional pueden mejorar levemente el funcionamiento, pero más a menudo sirven para aumentar su seguridad en el medio y proporcionar dispositivos que ayudan a los pacientes a superar el déficit primario.

Conceptos clave

  • Los pacientes afectados no pueden conceptualizar ni ejecutar tareas motoras complejas a pesar de poder realizar cada movimiento integrante particular.

  • Pedir a los pacientes que realicen tareas comunes junto a su cama, recomendar pruebas neuropsicológicas, y obtener imágenes del cerebro.

  • Considerar la recomendación de fisioterapia y terapia ocupacional de apoyo.